T.V.

Batman, Bumblebee, DeLorean y el comercial que está rompiendo internet 🚘

Se me ocurre que el automóvil es en nuestros días el equivalente bastante exacto de las grandes catedrales góticas. Quiero decir que constituye una gran creación de la época, concebido apasionadamente por artistas desconocidos, consumidos… por un pueblo entero que se apropia, en él, de un objeto absolutamente mágico, decía Roland Barthes en “El nuevo Citroen” de Mitologías. Y tiene razón. De alguna forma, el automóvil, así como el diseño de modas (personajes o piezas), se han convertido en íconos que construyen la cultura pop.

Asimismo, la cultura popular que define a una sociedad en específico (¿qué sería de los americanos sin ella?), utiliza todos los símbolos a su alcance para construirse y darle a los individuos la definición exacta –y colectiva– de sí mismo. Por ejemplo, retoma elementos de la industria del entretenimiento, ya sea el cine o la televisión, para definir una época y la ideología y visiones de ésta. Y uno de esos es el automóvil…

Los autos, tan necesarios como dañinos, y tan representativos como comerciales, desde la década de los 70 y 80, se convirtieron en una parte fundamental de la construcción de historias, llegando a formar parte trascendente de la misma de forma consciente. Pero, ¿a dónde vamos con todo esto? Pues bien, resulta que Walmart, para anunciar una nueva herramienta para hacer compras en línea y recogerlas, reunió las referencias automotrices más importantes dentro de la cultura pop y geek y las presentó en un comercial.

Se trata de un modalidad para pedir la despensa en línea, pagarla bajo este mismo formato y sólo ir a recogerlas en un espacio destinado para lo mismo. Un trabajador de la tienda realizará tus compras y las llevará hasta el automóvil. Con esto, en el comercial de poco más de un minuto y medio, reunió las referencias más conocidas en autos.

Primero aparece el Batimóvil de Batman seguido del The Ecto-1 de los Ghostbusters, un Cadillac de 1959. También, en un paisaje desértico, podemos ver el KITT (Knight Industries Two Thousand, por sus siglas en inglés) de Michael Knight en Knight Rider, una de las series ochenteras más populares. Sin embargo, y a pesar de que la mayor parte de las referencias son vintage, también hay íconos actuales como Rayo McQueen de Cars y Bumblebee como un “vocho” de Transformers, pero en su última entrega de 2018.

The Mutt Cutts Van de Dumb & Dumber, esa camioneta con lengua y orejas también aparece junto a la horrible Wagon Queen de la familia Truckster en National Lampoon’s Vacation. Por supuesto, no podía faltar la Máquina del Misterio de Scooby Doo, el Troncomóvil de Los Picapiedra ni la mágica calabaza de Cenicienta que se convierte en carroza.

Y si les hace falta algo de ciencia ficción, los creadores de este comercial también agregaron la Ford Explorer XLT de Jurassic Park, la que estaba destinada a llevar a los turistas por el parque, y el más grande y futurista de todos: el DeLorean DMC-12 de Volver al futuro.

Sin duda, hicieron falta más autos icónicos como:

The General Lee, ese Dodge Charger de 1969 naranja de Los Duques de Hazzard

La combi de la familia Hoover en Little Miss Sunshine

The Pussy Wagon de Kiddo en Kill Bill

El Mach 5 de Meteoro: Herbie de The Love Bug

El Ford Thunderbird de 1966 de Thelma & Louise

El Ferrari 308 GTS de Magnum

The Interceptor de Mad Max

El Canyonero de Los Simpson

El Dodge Charger del 69 y el Challenger del 71 de Death Proof

The Munster Koach de The Munsters

¿Cuáles habrían puesto ustedes?  

Comenta con tu cuenta de Facebook