Alfred Hitchcock fue un cineasta visionario de su tiempo. Fueron sus ideas llevadas a la pantalla grande, sus planos, fotografía, efectos, selección de elenco e historias, lo que hicieron que se convirtiera en uno de los directores más famosos en la historia del cine de terror. Sin embargo, hay un lado de él que pocos conocen, y eso era su obsesión por las rubias; especialmente por una: Tippi Hedren, la actriz que protagonizó las cintas The Birds y Marnie, y que años, muchos años después de haber trabajado con Hitchcock, reveló algo terrible que le hizo durante la filmación de Los Pájaros, como se le conoce a la película en español.

Para la secuencia del filme, en la cual Melanie (el papel que interpretaba Tippi) es atacada por una parvada de estorninos, el director de 62 años, Toby Jones, le había prometido a su protagonista, una ingenua ex-modelo, que haría su gran debut a través de una secuencia en la que tendría un encuentro con aves mecánicas. Pero durante la filmación, Hedren llegó al estudio y se encontró con varias jaulas llenas de estorninos furiosos que fueron liberados sin aviso. Las aves fueron encadenadas y lanzadas a su cuerpo por el equipo de grabación, que no solo hizo esto por un par de horas, sino por cinco días enteros. ¿El resultado? Una actriz traumatizada, llena de cicatrices y ausente del set de grabación durante cinco días por órdenes del médico.

Hitchcock no hizo nada para aminorar el miedo de Tippi, solamente se quedó allí mirando a las cámaras y capturando su mirada de terror. Y no porque fuera un sádico (o tal vez sí), sino porque se sentía sumamente atraído por ella; estaba enamorado.

La historia comenzó cuando Alfred vio a Tippi –que en ese entonces tenía 32 años– en un anuncio. A partir de ahí tomó la decisión de reclutarla y moldearla para convertirla en una estrella. Sin embargo, a medida que trabajaba con ella, más se obsesionaba, al grado de convertirse en un jefe acosador. Alfred solía pedirle a sus asistentes que siguieran a Tippi hasta su casa para asegurarse de que no viera a ningún otro hombre. Además, exigió a los trabajadores que no socializaran con ella o la tocaran, y si por alguna razón él la veía hablando con un hombre la trataba mal. También estaba la máscara de la cara de Tippi colocada en la habitación de vestuario al lado de la oficina de Hitch y la puerta del camerino de la actriz conectada a la oficina del cineasta.

En esta escena no hubo pájaros mecánicos, y el estar encerrada en este cubo dejó a Tippi todavía más afectada. / Giphy

De acuerdo a la autobiografía de Tippi, Tippi: A Memoir, Hitchcock una vez se lanzó encima de ella y trató de besarla mientras viajaban en su limosina, pero ella se rehusó. Al día siguiente, cuando estaban en el set de grabación sucedió la escena en la que es atacada por los pájaros. Esta era la forma en la que Alfred se vengaba por los constantes rechazos de Hedren, quien tenía un contrato con él de siete años y realizó otra película: Marnie. Este filme incluye una escena en la que Tippi es violada por su nuevo esposo. Y según cuenta en su libro, ella cree fervientemente que esa parte, en la que es forzada por un hombre, era la fantasía que Hitchcock tenía sobre ella.

Después de The Birds y Marnie, Hedren todavía tenía dos años más de contrato con Hitch, y ya que se negaba a seguir trabajando con él, Alfred decidió arruinar su carrera. La bloqueó de los estudios Universal cuando ellos quisieron darle un Oscar por The Birds, y habló con otros directores para que no le dieran trabajo. Ese fue el principio del fin.

Años más tarde ella decidió hablar al respecto y lanzar su autobiografía en 2016: “Los estudios eran el poder. Y yo estaba en eso, no había absolutamente nada que pudiera hacer de manera legal o algo parecido. No habían leyes sobre este tipo de situaciones”. Si esto hubiera pasado hoy, sería una mujer muy rica”.

Hitchcock nació un día como hoy pero de 1899, y a pesar de tener una mente brillante, su oscuridad no solo fue reflejada en la pantalla, sino en la vida real.