Edge of Tomorrow: la película que ni Tom Cruise vio venir

Hablar de Tom Cruise es hablar de muchas cosas. Desde su problema con la dislexia, su primer interés por ser un sacerdote católico, su inicio en el cine como niño bonito de Hollywood, y por supuesto, su relación con la Iglesia de la Cienciología.

Durante gran parte de los 90, Cruise fue el chico dorado del mundo del cine, siendo uno de los actores más buscados y solicitados en Hollywood. Incluso, su matrimonio con Katie Holmes lo ayudó a impulsar su carrera aún más.

Pero su paraíso personal empezó a caerse a pedazos, a mediados del nuevo milenio. Mucho de esto se debe a su fuerte relación con la Cienciología, lo que lo convirtió en uno de los actores más difíciles para trabajar.

Los años dulces de su carrera cuando Raymundo y todo mundo gustaban de él, quedaron en el pasado. En 2012, Cruise sorprendió a todos con su regreso como Jack Reacher, película inspirada en los libros de Lee Childs.

Pero aún así, su figura permanecía a la sombra de la Cienciología. No sería hasta el año 2014 que el protagonista de Top Gun regresó con fanfarrias y tambores a la escena fílmica.

Gracias a película como Dragon Ball Evolution, las adaptaciones de cualquier material salido de Japón, son recibidas con mucha, pero mucha precaución. Es por eso que nadie se esperó el éxito de una película basada en un manga japonés un poco oscuro.

Para colmo, Tom Cruise era su protagonista. A pesar de todos estos obstáculos –sobre todo la presencia del buen Tom– Edge of Tomorrow se convirtió en una de las grandes sorpresas del año.

Inspirada en el manga de Hiroshi Sakurazaka, All You Need is Kill, el cual nos cuenta la historia de Keiji Kiriya, soldado de la Fuerza Unida de Defensa, quien se ve atrapado en una especie de bucle en el tiempo, reviviendo el mismo día del ataque de una fuerza extraterrestre, cada vez que muere; poder que recibe al destruir a una especie de antena perteneciente a los invasores.

All You Need is Kill

Cambiando el personaje de un soldado raso por un Teniente Coronel que se ve obligado a participar en la guerra, Cruise encarnará a William Cage, quien es mandado a combatir junto a la leyenda viviente, Rita Vrataski, interpretada por Emily Blunt.

Ese día, la Fuerza Unida de Defensa cae después de una terrible batalla en la playa. Después de ver morir a Rita, Cage es atacado por un extraterrestre diferente a los demás.

Tras matarlo, su sangre comenzará a derretirlo, pero al morir, revivirá el mismo día, una y otra vez…

A pesar de que Bill Murray ya nos había presentado una trama parecida en Grounhog Day, el transformar esta paradoja del tiempo en una película de acción, le dio una esencia muy diferente. Eso, y que Tom Cruise demostró que aún poseía ese carisma que cautivó al público por tantos años.

Claro, lo ayudó mucho su química con Emily Blunt, quien junto a él es también la protagonista del filme. A pesar de que la crítica amó a Edge of Tomorrow, ésta se estreno el mismo día que The Fault in Our Stars, lo que hizo que no fuera tomada en cuenta por el público.

Pero su redención llegó con su lanzamiento en DVD/Bluray, siendo una de las películas más vendidas del año.

Y lo demás, es historia, ya que desde ese día Tom Cruise volvió a aparecer en el radar de todos.

Claro, con la Cienciología siendo más criticada que nunca (por parte de actores como Leah Remini), la imagen de Cruise se está viendo afectada nuevamente.

Con su cumpleaños número 55 celebrándose este día, nos preguntamos, ¿volverá a descender su carrera o logrará prevalecer a la crítica?

Eso es algo que sólo el tiempo nos dirá.