Luego del gran éxito que obtuvo el año pasado con su cinta El Gran Hotel Budapest, con la que ganó nueve nominaciones a los premios de la Academia llevándose tres, además de los corazones de todos aquellos seguidores fieles a su colorido estilo, el director Wes Anderson regresará pronto a las salas de cine con una nueva historia animada, con los perros como sus grandes protagonistas.

Se trata de un proyecto muy parecido a lo que ya realizó en El Fantástico Sr. Zorro (2009), hecho en stop motion y siguiendo a animales humanizados, aunque aquí lo que llama la atención de esta decisión del también director de Rushmore, es que en distintas escenas de varios de sus filmes, los perros no han recibido un buen trato.

Basta recordar las peleas de perros en Los Tenenbaums, o el atropello del beagle de los niños a manos de Owen Wilson tras chocar su auto contra la casa familiar, además de la muerte de uno más en Moonrise Kingdom (2012), hechos que provocaron que Anderson escribiera un artículo para el New Yorker titulado: ¿Wes Anderson odia a los perros?

Además de este proyecto que apenas se encuentra en desarrollo, Anderson también está implicado en una cinta episódica al estilo de El oro de Nápoles del director italiano Vittorio de Sica, según la revista Indiewire, donde también aseguran que  el director de The Life Aquatic with Steve Zissou tiene en mente un proyecto junto a Roman Coppola “ligeramente avant-garde”.

Aún no sabemos cual de estos proyectos saldrá primero, o si Wes Anderson quiere equilibrar su karma con los perros al hacerles una cinta completamente dedicados a ellos, lo cierto es que se vienen muchos proyectos de uno de los cineastas más reconocidos y favoritos del público de los últimos años. Por lo pronto, los dejamos con escenas de las películas de Wes en donde los protagonistas son perros, y ustedes juzguen si se les ha tratado bien o mal.