Papalote Museo del Niño

¿Cómo jugar en el PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO en la nueva normalidad?

Los Cuates del PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO nos cuentan cómo es tocar, jugar y aprender en la nueva normalidad.

#AdoptaUnMuseo es una iniciativa de sopitas.com en conjunto con algunos recintos como el PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO para recuperar su valor en medio de una pandemia.

¿Qué piensas cuando ves a una niña o a un niño jugar? Seguramente crees que la está pasando muy bien. Y sí, el juego es placentero, pero los beneficios de jugar van más allá de pasarla bien por un periodo de tiempo breve (lo que dure la reta, la primera ronda en el juego de mesa, etcétera).

Pero acá te platicamos un poco más. Una forma de estimular las conexiones neuronales los primeros años de vida, es a través del juego. Además, las niñas y niños reconocen y exploran el mundo jugando. Por eso, [email protected] pequeñ[email protected] se interesan por objetos que a nosotros nos parecen muy simples y cotidianos como el control remoto de la tele o los celulares.

PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO / Foto: Cortesía Papalote

¿Cuál es la importancia del juego?

Respeto y normas sociales:

Es como un ensayo para la vida, el escenario en el que miden sus habilidades y capacidades. Les ayuda a relacionarse con los demás, a entender y practicar las normas sociales y de convivencia. Algo tan sencillo como formarte en la fila de la resbaladilla, una y otra vez, te enseñó a compartir, a esperar turnos y a aplicar valores como el respeto (si esto te parece extraño, entonces tú eras el o la gandalla).

Activar el cuerpo:

Con el juego experimentan, reconocen y expresan sus emociones. Alimentan su imaginación y su capacidad para crear y solucionar problemas. Y todavía más: formulan hipótesis, experimentan, hacen pruebas y desarrollan su tolerancia a la frustración, así como el pensamiento científico. A través del juego el cuerpo se activa porque corren, brincan o practican movimientos precisos. En resumidas cuentas, preparan sus músculos para su desarrollo posterior y su vida adulta.

Educación y sentimientos: 

El juego es un pilar básico en la educación. La diversión facilita el aprendizaje y ayuda a que sea duradero y significativo. Probablemente aún recuerdas algún tema que un buen maestro o maestra que te enseñó jugando. Por si fuera poco, el juego es un medio para construir vínculos afectivos duraderos con mamá, papá, o con amigos.

Niña en el PAPALOTE. / Foto: Cortesía Papalote

PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO

Es por todo esto que PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO lleva 27 años utilizando el juego como herramienta de aprendizaje. En toda su existencia, se ha encargado de diseñar, innovar e implementar experiencias que fomentan el juego al utilizar materiales para que las niñas y niños interactúen con el mundo. 

 “Toca, juega y aprende” es el lema del PAPALOTE. Y ahora, en medio de una crisis, es aún más importante fomentar el juego, para que los niños y niñas comprendan los desafíos de esta nueva realidad pero, ¿cómo hacerlo de manera segura? 

Con base en la filosofía del PAPALOTE, la mejor manera de hacerlo es generando entornos amigables y seguros que favorezcan el juego y produzcan la sensación de bienestar en las niñas, niños y sus familias.

Cuate explicando una dinámica. / Foto: Cortesía Papalote

Entornos amigables

Las primeras experiencias de juego fuera de casa se deben realizar en un ambiente cálido y acogedor. En las actividades de PAPALOTE participa toda la familia, así están más tranquilos de interactuar y se propicia la convivencia familiar.

También es posible asistir al MUSEO con un grupo de 4 ó 5 amigos acompañados de un adulto. De esta manera, se reencuentran, socializan y juegan con sus pares en un espacio limpio y seguro.

En PAPALOTE, los Cuates (guías) fomentan el juego de manera afectuosa, son aliados en el aprendizaje y cómplices de la diversión. Ahora usan careta, cubrebocas y reciben una capacitación especial para que, además de seguir ofreciendo los contenidos, puedan interactuar de manera segura sin dejar de lado la amabilidad que los caracteriza. Fue necesario aprender a sonreír con los ojos.

Interiores del PAPALOTE. / Foto:

Entornos seguros

Después de un periodo de confinamiento estricto es necesario vivir esta nueva etapa con tranquilidad y aplicando todas las medidas de seguridad, evitando el miedo y el estrés en nuestras niñas y niños. Es necesario explicarles que todo juego tiene reglas.

Hoy, en PAPALOTE se sigue jugando bajo medidas de seguridad y gracias a que las personas que lo visitan respetan las recomendaciones.

Para ello, contamos con un protocolo de seguridad de los visitantes. Se realiza limpieza profunda, los materiales se desinfectan constantemente, se ofrece gel antibacterial o se fomenta el lavado de manos al ingresar y salir de las exhibiciones. Se colocaron estaciones fijas y móviles de gel antibacterial en diferentes zonas del MUSEO y los espacios cerrados se ventilan continuamente.

Adicionalmente, el aforo se redujo a 30 por ciento, se agregó señalización para mantener la sana distancia y es obligatorio el uso de cubrebocas durante todo el recorrido.

Sopitas.com

Ubicación y horarios del PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO

El PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO se encuentra en la Segunda Sección de Chapultepec, Avenida Constituyentes de la CDMX.

Después de un periodo inactivo por la crisis sanitaria, logró abrir sus puertas para continuar con sus distintas actividades enfocadas para la convivencia infantil, además de servir como un espacio de conversaciones que no podemos perder de vista, sobre todo durante un periodo de incertidumbre como el que vivimos.

Con tu visita, la arquitectura y el logo de PAPALOTE Museo del Niño se mantienen con vida. Ven con tu familia o amigos y pasen un momento alegre, tranquilo y lleno de diversión. Si tienes hijos o eres docente te invitamos a visitar PAPALOTE en Casa. En él encontrarás actividades, juegos, consejos y materiales fáciles de implementar.

A partir del 29 de octubre, el horario será:

Jueves – domingo
11:00 am – 5:00 pm

Para más información sobre horarios, visitas guiadas, colecciones, exposiciones actuales y próximas, y más, accede a este ENLACE.

Papalote Museo del Niño: ¿Por qué las personas que visitan museos son más felices?

Top Relacionadas