Fueron tan solo 11 minutos los que permaneció Kevin Spacey frente al juez de distrito de la localidad de Nantucket, Massachusetts, durante su comparecencia, donde le leyeron los cargos por un presunto abuso sexual que el actor habría cometido contra un joven de 18 años en 2016.

La visita terminó sin declaraciones de culpabilidad o inocencia y, al mismo tiempo, la fiscalía acordó no solicitar fianza. La próxima visita será el 4 de marzo y en caso de que el juez determine que Spacey es culpable, el actor podría afrontar hasta cinco años de prisión. Además, este se convertiría en el primer cargo imputado hacia el actor, quien debe afrontar otras 30 denuncias más por abuso sexual tanto en Estados Unidos como en Inglaterra.

11 minutos frente al juez: Kevin Spacey queda libre sin fianza

Getty Images

Aunque el juez dejó ir a Kevin Spacey sin fianza, sí ordenó que se mantuviera alejado de la presunta víctima así como de su familia. Mientras tanto, el abogado del actor de 59 años, Alan Jackson, intenta echar abajo la denuncia del joven ya que, alega, no se hizo inmediatamente después de que ocurrieran los hechos. Por ello, solicitó al juez que todas las comunicaciones electrónicas del acusador quedaran protegidas, para evitar borrar alguna prueba a favor de su cliente. 

Respecto a la demanda que hoy afronta el exprotagonista de House Of Cards, todo comenzó en 2017, cuando a través de redes sociales la madre del adolescente hizo la denuncia en la que habló de cómo Spacey había abusado de su hijo, quien trabajaba en un conocido bar de la localidad llamado The Club Car. Esta acusación ocurrió precisamente luego de que se desatara la polémica respecto a denuncias similares contra el magnate de Hollywood, Harvey Weinstein. 

11 minutos frente al juez: Kevin Spacey queda libre sin fianza

Getty Images

“Spacey metió su mano en los pantalones de mi hijo y agarró sus genitales. Los intentos de mi hijo por apartar la mano de Spacey tuvieron un éxito moderado ya que entró en pánico, se quedó paralizado. Estaba borracho”, dijo la madre en una conferencia de prensa, de acuerdo a El País. 

De acuerdo a la descripción de varios medios que asistieron a la comparecencia, Spacey lucía agotado y a la cita llegó con un traje gris, una camisa floreada y una corbata de topos. Además, se mantuvo en silencio durante su breve estancia y lo único que dijo al finalizar todo fue “Gracias”.