Dave Chapelle en SNL Entretenimiento

Dave Chapelle se llevó la noche con su monólogo en SNL

Después de que la semana pasada, Donald Trump se llevó la mayoría de votos en los Estados Unidos, convirtiéndose en el Presidente Electo de la nación norteamericana, el mundo entero se ha entregado al pánico.

Después de que la semana pasada, Donald Trump se llevó la mayoría de votos en los Estados Unidos, convirtiéndose en el Presidente Electo de la nación norteamericana, el mundo entero se ha entregado al pánico.

Pero en otro evento igual de importante: después de 10 años de abandonar la televisión de manera abrupta – a pesar de ser uno de los comediantes más prolíferos en inicios del 2000– Dave Chapelle hizo su regreso a la pantalla chica apareciendo como el conductor de Saturday Night Live:


Tomando al público por sorpresa al traer su particular estilo de comedia, cargado de referencias políticas y humor negro, Chapelle se ha convertido en el centro de atención tras su monologo de inicio; en el cual dio sus dos centavos acerca de la victoria de Trump:

Además de hacer burla acerca de la angustia por las elecciones y de que el mundo estuviera molesto por la muerte de un gorila (Harambe), en vez de las muertes de varios afroamericanos, Chapelle dio una gran reflexión sobre los próximos cuatro años:

“Yo no he visto a la gente blanca tan molesta por un resultado desde el veredicto de O.J. Simpson. Hace unos días fui a la Casa Blanca por una fiesta, la BET fueron los patrocinadores, así que todos los invitados eran negros; fue una hermosa noche.

La primera persona negra en ser llevada a la Casa Blanca fue Frederick Douglas, lo detuvieron en las puertas y el mismo Abraham Lincoln tuvo que salir para que lo dejaran salir. Y eso paso otra vez hasta que Roosevelt fue presidente, pero los medios lo presionaron y acosaron tanto que él dijo: nunca más dejaré que un negro ponga un pie en esta casa.

Pero al ver a toda esa gente feliz, personas que han sido privadas de sus derechos civiles, me dio esperanza, y me hizo sentir orgulloso de ser Americano, y me hizo muy feliz sobre el prospecto de nuestro país.

Así que, conmemorando ese espíritu, le deseo buena suerte a Donald Trump, y le voy a dar una oportunidad. Y nosotros, aquellos que históricamente hemos sido privados de nuestros derechos; demandamos que él nos de una también.”

La posición de Chapelle es muy clara, no es tiempo de tirarse al drama y en vez de dividirse, es el tiempo en que los estadounidenses se unan más que nunca. En fin, tanto ellos como el mundo entero, estamos expectantes sobre lo que los cuatro años siguientes nos deparen.

Top Relacionadas
:)