Del rock a los ’43 de Iguala’, una plática con Sergio González Rodríguez

Con motivo de la celebración del Hay Festival en la Ciudad de México, conversamos con el escritor mexicano Sergio González Rodríguez, quien participó en dicho evento y quien además publicó este año el libro Los 43 de Iguala. México: verdad y reto de los estudiantes desaparecidos, que en sus propias palabras, “ataca la versión oficial, contradice la ‘verdad histórica'”.

Pero también platicamos sobre su pasión por el rock y el blues, sus bandas favoritas, su trabajo sobre los feminicidios en Ciudad Juárez, su pasión por la lectura y su aparición como personaje en varias novelas. Chequen todo lo que platicamos con este escritor y periodista.

Hola Sergio, cuéntanos, ¿cómo te fue en el Hay Festival? 

Me ha ido muy bien en el Hay Festival, tuve una actividad muy concurrida el sábado 24 de octubre por la noche en el Centro Cultural de España en un diálogo con Juan Carlos Pérez Salazar, que ha sido corresponsal para la BBC y tiene gran experiencia en investigación de campo. Mis expectativas se han cumplido: cuando participé meses atrás en el Hay Festival en Cartagena de Indias, tuve la oportunidad de un encuentro análogo con el público. Es de lo más estimulante.

¿Qué opinas acerca de este tipo de eventos que acercan a la gente a la cultura y, sobretodo, a la literatura?

Una de las formas de convocar a la lectura es este tipo de encuentros con el público, como los procura el Hay Festival. Yo pude firmar ayer muchos de mis libros, por fortuna. Debemos esperar que cada vez más sean intensifique y mejore esta actividad cultural.

sergio_glz_rd

¿Cómo fue que te acercaste a la literatura por primera vez y decidiste ser escritor?

Comencé por la lectura. La escritura vino más tarde. En casa siempre hubo libros, de todo tipo. Y diarios y revistas. La lectura persiste como el medio de educación, cultura y comunicación más importante, aunque ya no se limite al formato de libro. Ser escritor fue para mí una actividad que surgió entre el deseo y la necesidad. Deseo de escribir libros inexistentes y necesidad de ganarme un estipendio como escritor y periodista.

Platícanos  sobre tu trabajo que realizaste con los feminicidios en Ciudad Juárez

Yo escribía ensayo y narrativa cuando decidí indagar sobre los asesinatos contra mujeres en la frontera norte del país. El contraste entre la capital mexicana y Ciudad Juárez es muy fuerte: allá las carencias y el desastre institucional son más marcados que aquí. Hallé un rastro de sangre que no he cesado de seguir. Accedí a detective salvaje, como diría Roberto Bolaño.

Sabemos que también te gusta la música, ¿qué instrumento tocas y cuáles son tus bandas favoritas? 

No sólo me gusta el rock (y el blues), sino que lo he practicado desde la adolescencia: a los trece  y doce años de edad mi hermano Pablo y yo fundamos en grupo de rock (él falleció por desgracias en 2013). Con mis sobrinos Iván Landa y Omar Landa, el grupo Enigma! continúa. Toco el bajo eléctrico, y mis músicos y bandas preferidas son ya clásicos: Bo Diddley, Buddy Holly, Freddie King, The Beatles,The Doors, Black Sabbath, Led Zeppelin, Jimi Hendrix, Eric Clapton, Deep Purple, Linda Ronstadt, The Eagles, Radiohead, Morphine, et al. No me agrada el rock-pop actual.

Platícanos sobre tu más reciente libro, “Los 43 de Iguala”, y qué opinas acerca de estos lamentables hechos

 

43iguala_4

¿Qué tan difícil es hacer literatura en México? Sobretodo, hablando de aquellos jóvenes mexicanos que quieren dedicarse a esto. 

Ahora y siempre, hacer literatura ha sido una tarea difícil, pero en la actualidad los valores y prestigios literarios tienen que ver menos con la memoria y la tradición cultural, que con valores mercantiles, mediáticos y trans-mediáticos (redes sociales y nuevas plataformas). Lo emotivo tiende a triunfar por encima de la razón, y la idea de la fama suele anteponerse a la calidad.

¿Qué medidas, consejos, realizarías o le darías a la gente para que se acerquen más a la lectura?

La lectura proporciona placer, saberes y auto-mejoramiento. Ahora leemos no sólo textos, sino imágenes en plataformas y formatos múltiples. Ser un buen lector implica tener las mejores herramientas para moverse en la ultra contemporaneidad. La lectura comienza por ser un gusto y termina por ser una forma de vida que está por encima de la mediocridad, la indiferencia y la barbarie.

¿Qué libro estás leyendo actualmente?

Acostumbro leer, de modo alterno, varios libros a la vez. Tengo encima del escritorio los libros del filósofo Giorgio Agamben, ahora leo su libro de ensayos Profanaciones (Adriana Hidalgo, 2005). Por causa de algo que escribo, releo Punto Omega (Seix Barral, 2010), la novela magistral de Don DeLillo. Leo la estupenda novela de Emiliano Monge Las tierras arrasadas (Mondadori, 2015). Y acabo de terminar de leer Los hechos, muy buena novela de Bruno H. Piche. Y ya me esperan otros libros…

Si fueras un personaje de una novela, ¿cuál serías?

Gulp, ya he sido personaje (incluso con mi nombre) de novelas (Javier Marías, Roberto Bolaño) y de cuentos (Rafael Pérez Gay, Bernardo Esquinca). No es presunción, son datos verificables. Por lo demás, sería interesante encarar en Humbert Humbert para conocer a Lolita.

giphy

Por: Abraham Huitrón