No es un secreto que el cine mexicano siempre ha generado conversaciones a nivel nacional e internacional. Grandes cineastas y representantes de la industria han creado obras orgánicas que trascienden en el tiempo, y a pesar de que hablan de la realidad de la sociedad mexicana, logran jugar con conceptos diversos que aplican al sentido de humanidad.

Grandes nombres han representado a México como el los tres amigos con filmes de alto perfil dentro del cine contemporáneo como Y tu mamá también o Amores perros. Sin embargo, el reconocimiento va más atrás con cintas de la Época de cine de oro que jugó con varios géneros de realidad la tragicomedia, estas sin olvidar a sus más grandes representantes como Pedro Infante, Arturo de Córdova, María Félix, entre otros. 

CuadroXCuadro: ‘La diosa arrodillada’ de Roberto Gavaldón y José Revueltas.

Arturo de Córdova representó al héroe pasional y atormentado del cine de Gavaldón.

No podemos olvidar lo que siguió en los 70 con el cine de Felipe Cazals y Arturo Ripstein, el cual tomaba el séptimo arte como una denuncia (es decir, no ponían atención a detalles fílmicos y artísticos) que dio paso al cine contemporáneo mexicano definido en los 90 que permitió la libertad de creación. 

En todas las épocas, ha habido filmes que si bien no son tan conocidos o comerciales, han entrado en una conversación necesaria. Por eso, para celebrar el Día Nacional del Cine Mexicano, les dejamos 10 películas imperdibles que definieron y definen la esencia del cine mexicano:

El violín

2005

No es la primera vez que recomendamos esta película, pero si lo hacemos es porque realmente vale la pena. El violín de Francisco Vargas es un drama en blanco y negro que nos presenta a Don Plutarco, un campesino y músico que se gana la vida tocando el violín junto a su hijo. La historia se desarrolla dentro de un contexto político y social violento, pues las guerrillas han estallado en la sierra y los campesinos se han levantado en armas contra el gobierno y el ejército. 

Don Plutarco, un anciano de 80 años, es más que un músico: mueve armas para los guerrilleros en territorio controlado por el ejército. En esta cinta convergen varios puntos a considerar que le dan un valor mucho más grande. El primero es el personaje de Plutarco , el cual fue interpretado por Ángel Tavira, un músico real que nunca había actuado. Su trabajo fue tan emocional y fuerte, que se llevó un galardón en el Festival de Cannes de ese mismo año. 

Los truenos de San Juan

2018

Este documental de Santiago Maza tiene como protagonista el Carnaval de San Juan de San Juan de la Vega, un pueblo en Guanajuato en el que celebran a uno de los santos del pueblo (el patrón, en realidad) conocido como Juanito. Todos los años, como parte de las celebraciones, la población se reúne para ofrecer “truenos” al santo. Se trata de una tradición de más de cuatro siglos que pone en riesgo a quien la practica. 

Los truenistas golpean bolsas de pólvora con un enorme martillo, lo que provoca una detonación cuyo sonido se asemeja al de un trueno. Una ofrenda peligrosa que ha puesto en duda una tradición de siglos que es considerada por las autoridades como una posible amenaza terrorista (cantidad de pólvora). Los truenos de San Juan es un documental íntimo, real y honesto que pone sobre la mesa varios temas importantes como la importancia de la preservación de las tradiciones. 

La oveja negra 

1949

Ismael Rodríguez en uno de los directores de la Época de cine de oro en México más destacados. Junto a Pedro Infante, filmó decenas de películas que ahora forman parte de imaginario fílmico de México con clásicos como Tizoc, Pepe el Toro, Dos tipos de cuidado, Nosotros los pobres, A toda máquina, Los tres García, Los tres huastecos, sólo por mencionar algunos. Una de esas películas fue La oveja negra de 1949, protagonizada por Infante junto a Fernando Soler. 

Esta cinta nos presenta a Cruz Treviño, una de las personas más importantes del pueblo conocidos por ser un mujeriego a pesar de estar casado con Vivianita. Del otro lado está Silvano, su hijo, quien sigue a su padre a todos lados, pero viendo las consecuencias de los actos de Cruz. El señor es elegido como candidato para dirigir el pueblo, pero también es mencionado su hijo, desencadenando una lucha de poder que termina en un lío amoroso marcado por la seducción de una mujer.

El estereotipo del charro macho mexicano juega un papel importante, y gracias a la narrativa de Ismael, que siempre jugó con el humor, podemos definir las contrapartes de Cruz, Silvano y los valores familiares. A La oveja negra le siguió No desearás a la mujer de tu hijo en 1950. La oveja negra es considerada como uno de los mejores trabajos de Pedro Infante. 

La libertad del diablo

2017

La situación es tan crítica, que no podemos pensar en México sin el concepto de violencia. La guerra contra el narco desató una ola de eventos de suma violencia en el país, pero siempre ha formado parte de la construcción social, política, económica de México. La libertad del diablo es un documental de Everardo González que dialoga con las audiencias a través de testimonios de víctimas directas de la violencia: las que sufren las consecuencias y las que lo producen. 

Hablamos de dos víctimas porque entendemos (más no se justifica) que muchas personas que entran al círculo de la violencia como victimarios, se vieron obligados a hacerlo por fuerza o ignorancia (un círculo sin salida). La libertad del diablo es un documental de extrema crudeza que sirve no sólo para dialogar alrededor de la violencia en el país, sino del concepto de humanidad que ha sido trastocado en México y en varias partes del mundo con destellos de violencia que obedecen a un mismo punto: el poder. 

La mujer de Benjamín

1991

En varias ocasiones, Carlos Carrera ha puesto en alto el nombre de México a nivel internacional. Su película más conocida es El crimen del padre Amaro, pero su filmografía es vasta, y una de sus cintas más destacadas e importantes es La mujer de Benjamín de 1991, protagonizada por Eduardo López como Benjamín, un señor tímido y dependiente que se enamora de Natividad, una mujer más joven a la que rapta para vivir una historia de amor.

La película muestra, de forma casi inconsciente, varias facetas de la realidad mexicana, la que está más apegada a la cotidianidad de la mayoría. No se trata de un drama que presente las formas violentas del país, tampoco es una comedia romántica. Esta cinta es importante porque, como mencionamos, muestra la normalidad de un pequeño pueblo y sus pobladores. El encanto de La mujer de Benjamín reside en el sentido de aventura de ambos personajes. Por un lado, Benjamín quiere a Natividad como si fuera una posesión mientras ella planea huir, descubrir el mundo y dejar lo conocido en su pueblo. 

Año bisiesto 

2010

Michael Rowe es un director australiano nacionalizado mexicano. En 2010 dirigió Año bisiesto, un drama emocional que provocó un debate por las escenas controvertidas que la conforman. Esta cinta nos presenta a Laura, una oaxaqueña viviendo en la Ciudad de México que busca la compañía de hombres para encuentros sexuales casuales. Una noche conoce a Arturo, con quien comienza a tener relaciones sexuales violentas marcadas por “rituales” masoquistas como quema de cigarrillos en la piel. 

Año bisiesto ocurre en el pequeño apartamento de Laura, es el único escenario del que somos testigos de su soledad y necesidad de compañía, aunque ésta le genere más dolor y tristeza. Un día, planea con Arturo su muerte, como si se cerrara el ritual violento entre ellos con la muerte del personaje principal. La carga emocional de Laura se transmite hacia las audiencias en un drama sumamente realista que juega con varios temas sociales, pero sobre todo personales y emocionales. 

La otra 

1946

Nos atrevemos a decir que Roberto Gavaldón es uno de los mejores directores mexicanos de todos los tiempos. Durante la Época de oro, realizó varias películas que a diferencia del trabajo de Ismael Rodríguez, quien trabajó la tragicomedia cargada más al segundo concepto, reveló una narrativa cargada de desesperación y tristeza. Una de sus más grandes filmes es La otra protagonizada por Dolores del Río a su regreso de Hollywood. 

Esta cinta es una adaptación de dos películas previas de 1939 y 1944. La otra nos presenta a María y Magdalena, gemelas que viven dos realidades contrarias. Magdalena se casó con un hombre adinerado mientras María es pobre y trabaja para vivir al día. Desde siempre, las hermanas han competido, resultando ganadora Magdalena en un destino fatal para María, quien toma cartas en el asunto y decide matar a su hermana para hacerse pasar por ella. El guión de La otra corrió a cargo de José Revueltas, y con Gavaldón en la dirección, el final de este filme es una fatalidad en la que no se pretende dejar una lección moral, sino un indicio de la realidad. 

Somos lo que hay 

2010

El género de terror en el cine mexicano no se ha desarrollado bajo los preceptos de Hollywood. Mientras la industria sigue una misma fórmula que apela a la fantasía, lo sobrenatural y lo mágico, en México el terror se centra en la realidad y la falta de humanidad. Así que es importante cuando vemos un filme que trabaja con las dos caras del género, y una de esas es Somos lo que hay de Jorge Michel Grau de 2010.

Este filme nos presenta a una familia de caníbales que cuando muere el padre, deben comenzar a preparar ellos los alimentos de la casa. El papá era el que se encargaba de alimentar a la familia y ahora es el turno de sus hijos, especialmente de Alfredo, el mayor, quien se niega a seguir los pasos de su padre, pero si no lo hace, morirán. Somos lo que hay podría dividir opiniones, pero es un intento de entrar a un género que, como mencionamos, no ha sido tan exitoso en nuestro país a pesar de distintos intentos. Familia, sangre, secretos y horrores forman parte de esta cinta. 

Sueño en otro idioma

2017

Hay películas románticas, incluso comedias que juegan con la idea del amor en tiempos modernos, todo lo contrario a lo que presentó Ernesto Contreras en Sueño en otro idioma de 2017, sin duda, una de las películas más destacadas que merece un lugar especial en el cine nacional no sólo por la historia, sino por sus otras narrativas como la visual, la cual corrió a cargo de Tonatiuh Martínez.

Sueño en otro idioma sigue a Martín, un lingüista desesperado por mantener viva el zikril, una lengua que está a punto de desaparecer, pues sólo quedan dos personas que lo hablan… pero llevan años sin dirigirse la palabra. Isauro y Evaristo son los últimos hablantes de zikril que deben arreglar sus diferencias antes de que sea demasiado tarde, pero sus problemas van más allá del amor, los estereotipos, el pasado y más. 

Bellas de noche

2016

La Época de oro del cine mexicano se definió durante más de dos décadas con ciertos elementos a seguir, y uno de los más destacados en la década de los 30 era la figura de la rumbera. Para finales de los 60 y 70, surgió la figura de la vedette, una estrella de cabaret que navegaba entre la vulgaridad y el exotismo de una época que aplaudió, “abiertamente”, la sensualidad y la sexualidad en películas de ficheras (la cual no presentaba directamente a la vedette, pero jugaba con su empoderamiento). 

Bellas de noche es un documental de María José Cuevas que viaja en el tiempo para presentarnos a cinco de las vedettes más populares como Olga Breeskin, Wanda, Princesa Yamal y más. Este documental, el cual es considerado como uno de los filmes más importantes de 2016, no intenta revelar con morbo lo que hacían las vedettes en los centros nocturnos cuando eran dueñas del escenario, sino ser un retrato íntimo de lo que significaba ser una showgirl y cómo el paso del tiempo pudo más con ellas que con su arte. Sí, son mujeres extravagantes y abrumadoras, pero al final mujeres con historias sorprendentes cuya profesión rompió con varias barreras en un México de los 70 y 80.