Entretenimiento
Fotos: Netflix

‘Luis Miguel: La Serie’: ¿Cómo se transformó Diego Boneta para la 2da temporada?

Diego Boneta interpretará a un Luis Miguel más adulto. Para darle vida, el proceso de maquillaje y prostéticos corrió a cargo de Bill Corso.

Los primeros dos episodios de la segunda temporada de Luis Miguel: La Serie ya están disponibles en Netflix.

“El Sol” volverá a brilla en Netflix… La nueva tanda de episodios de Luis Miguel: La Serie están más que listos para mantenernos al filo del asiento -o de donde sea que la vayan a ver-. Por fin, después de una larga espera, despejaremos una que otra duda que nos dejó el final de la primera temporada y nos adentraremos en una nueva época en la carrera y vida del icónico cantante.

Tal como lo hemos visto en los adelantos previos, en esta entrega habrá un acercamiento importante dentro de la etapa adulta de un Luismi más maduro, acercándonos al éxito y la figura mediática que envolvió al artista a mediados de la primera década del 2000.


Foto: Sopitas

Desde luego, para transportarnos a aquellos años, el staff de maquillaje y vestuario se aventó un trabajo titánico con el que Diego Boneta logró asemejar la apariencia de aquel Luis Miguel ya entrado en los treinta y tantos para adelante. Mucho de ello tuvo que ver con Bill Corso, uno de los maquillistas más solicitados y exitosos de Hollywood.

La evolución del personaje

Luis Miguel: La Serie llegó para volverse uno de los shows más populares y mejor recibidos en el catálogo de Netflix. Por supuesto, adaptar la exitosa y polémica vida del cantante a un contenido televisivo es casi una garantía de atención, pero la producción ha sabido ponerle un toque extra que captura al público: las líneas temporales.

Así, en la primera temporada, con cada episodio le podíamos dar seguimiento al desarrollo y carrera artística de Luismi en la adolescencia y etapa de adulto joven, al tiempo que echábamos un vistazo a su naciente, turbia y agitada niñez de la mano de su despiadado padre y su amorosa pero insegura madre.

¿Cómo dishe? Ya sabemos cuándo llegaría la segunda temporada de 'Luis Miguel: la serie'

Diego Boneta interpreta a Luis Miguel. Foto: Netflix

Para la segunda temporada de la serie, continuaremos viajando entre el pasado y ‘el presente’. Sin embargo, abandonaremos prácticamente al pequeño Mickey para centrar nuestros ánimos en el Luis Miguel de 1992 para adelante (de la fructífera etapa del disco Aries, por poner una referencia) y en su versión de mediados de los 2000.

La diferencia entre uno y otro, podríamos decirlo, es que “El Sol” noventero aún sucumbe ante las presiones de su vida personal y, sobre todo, del paradero de Marcela Basteri, su madre. El Lusimi dosmilero, por otra parte, parece haber dejado los demonios del pasado un tanto enterrados, se enfoca en continuar de gira y mantener un estilo de vida ostentoso, fiestero, despreocupado pues.

¿Le costará caro esta forma de vivir? Eso lo podremos ver con cada episodio que pase, pero de lo que sí podemos estar seguros es de que la caracterización del Luis Miguel ‘ya entrado en añitos’ nos permite interiorizar y conectar con la evolución del personaje. Como dijimos al principio, eso ha sido un logro llevado de la mano del maquillista Bil  Corso.

También puedes leer: ESTO ES TODO LO QUE DEBES RECORDAR SOBRE LA PRIMERA TEMPORADA DE ‘LUIS MIGUEL: LA SERIE’

Y todo esto… ¿Quién es Bill Corso?

Si has visto los avances previos, como mencionamos, te habrás dado cuenta de la versión más madura de Luis Miguel evidentemente ha cambiado en su aspecto físico, destacando sobre todo los rasgos faciales (sí, con todo y el envidiable bronceado). La increíble transformación de Diego Boneta se debe al estupendo trabajo de Bill Corso.

Y te preguntarás “¿Quién es el tal Bill?”… Pues bien, se trata de uno de los maquillistas y especialistas en prostéticos más afamados de Hollywood en la actualidad, con una carrera que abarca más de 30 años como profesional del ámbito.

Ahí nada más para que se den una idea de quien es este talentoso artista, Corso ha diseñado el maquillaje para las dos películas de Deadpool, Foxcatcher, Terminator: Dark Fate, ha sido parte del staff de diseño de la tercera trilogía de Star Wars, Indiana Jones y ha trabajado con directores de la talla de Steven Spielberg (en Inteligencia Artificial), Ron Howard (en The Grinch), Tim Burton (The Planet of the Apes de 2001) y Oliver Stone (Savages), entre muchos otros.

Bill Corso con Ryan Reynolds en su trabajo para ‘Deadpool’. Foto: Instagram

¿Querías más? Pues resulta que además de tener su nombre escrito en un sinfín de mega producciones, Bill Corso ha ganado tanto el Oscar como el Emmy en distintas ocasiones. En cuanto a la premiación de la industria cinematográfica, se llevó el galardón a Mejor Maquillaje y Peinado por su trabajo en Lemony Snicket’s A Series of Unfortunate Events (Una serie de eventos desafortunados).

En lo que respecta al Emmy, sus logros abarcan tres estatuillas por su labor como diseñador de prostéticos en Grey Gardens de HBO (2009) y maquillista en las series The Stand (1994) y The Shining (1997). Sin duda, es una de esas carreras que no suelen abarrotar las portadas, pero es una de las más reconocidas dentro del universo de los staffs de producción más prestigiosos de Hollywood.

Bill Corso. Foto: Getty

Bill Corso incursiona en ‘Luis Miguel: La Serie’

Por supuesto, como muchos sabrán, entrarle a un diseño de maquillaje y prostéticos es una tarea titánica que conlleva horas de realización. Aquí en México, ese trabajo lo coordinó el reconocido maquillista -ganador de varios premios Ariel- Alfredo “El Tigre” Mora, quien lo viene haciendo desde la primera temporada de Luis Miguel: La Serie. Pero para la ocasión, necesitaron la mano de alguien más.

Más allá del excelso trabajo de maquillaje que suelen hacer, Mora y su equipo debían implementar un prostético para plasmar en la cara de Diego Boneta los rasgos más toscos (propios de la edad) que el Luismi adulto proyectaba para mediados del 2000.

Transformación de Diego Boneta con maquillaje y prostéticos. Foto: Netflix

Ahí es donde entra el propio actor, quien estableció el contacto entre su staff y Bill Corso, ya que coincidió con este último en la filmación de Terminator: Dark Fate. El proceso de montaje para los prostéticos y el maquillaje duraban aproximadamente dos horas, cuenta el actor en entrevista con Sopitas.com

“En ‘Terminator’ me tocó trabajar con un maquillista cañón que ha ganado el Oscar… Se llama Bill Corso. Cuando me enteré que en ‘Luis Miguel’ iba a suceder esto [interpretar la etapa adulta], lo contacté y le dije: ‘Bill, te necestio. Vamos a hacer esto juntos. Ya se que estás ocupado de aquí al 2037, pero hay que hacerlo’. Fue él quien creó toda esta caracterización. Una locura hacer un molde de la cara. Es el trabajo de un artista. El equipo encabezado por ‘El Tigre’ Mora fueron quienes aplicaron todo esto. Fueron meses de pruebas”.

A continuación, puedes checar la entrevista que tuvimos con el elenco de Luis Miguel: La Serie sobre este proceso de caracterización, la evolución de los personajes y otros detalles más que no puedes dejar pasar.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)