El Museo Whitney exhibe las obras de muralistas mexicanos que dieron paso a la ‘Vida Americana’

El ‘Museo Whitney de Arte Estadounidense’ con sede en Nueva York, puso en marcha esta semana la exposición “Vida Americana: Muralistas Mexicanos Rehacen el Arte Estadounidense, 1925-1945”, la cual nos hará sentir muy orgullosos, pues a través de decenas de obras de grandes muralistas mexicanos como Siqueiros, Orozco, Rivera y Velasco, se pretende demostrar que fueron ellos quienes cambiaron el rumbo, estilo y corriente de los artistas y el arte estadounidense.

Pero además, los organizadores han aprovechado la muestra vigente desde el 17 de febrero hasta el 17 de mayo del 2020, para retomar el momento político en el que vivimos y concientizar a los neoyorquinos y sus visitantes, que lejos de un muro, la unión de ambas culturas puede sumar y enriquecer no solo el arte, sino también en otros aspectos de la vida cotidiana.

El Museo Whitney exhibe las obras de muralistas mexicanos que dieron paso a la ‘Vida Americana’

Twitter: @Monalisalvsheah

Con un total de 200 obras de 70 artistas mexicanos y estadounidenses,  la intención es recordar cómo los muralistas mexicanos impactaron durante su estancia en Estados Unidos mientras el país vivía la ‘Gran Depresión’ y cómo fue que los artistas estadounidenses viajaron a México para quedaron embelesados con los impresionantes murales que descansan en el edificio de la Secretaría de Educación Pública, en Insurgentes y  Palacio Nacional.

Y es que, aunque el estilo de Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro, conocidos como ‘Los tres grandes’ era totalmente diferente, el común denominador era la temática, la Revolución Mexicana, los trabajadores, las tejedoras, mujeres y el folklore, de ahí que se exhiban obras como “Baile en Tehuantepec” (1928) y “El levantamiento” (1931) de Rivera, así como “Zapatistas” (1931) de Orozco y otros más.

El Museo Whitney exhibe ‘Vida Americana’

Pinterest

Evidentemente, los murales mexicanos son representados en réplicas, como dice The New York Times, la imposibilidad de tener los frescos en la exposición resulta un problema, sin embargo la Fundación Jerome L. Greene y las curadoras Bárbara Haskell, Marcela Guerrero, Sarah Humphreville, Alana Hernández quienes tardaron una década en reunir todas las obras, se encargaron de representarlas con fotografías, pinturas y otros dibujos originales relacionados.

No obstante, la exposición también contempla obras de Frida Kalho “Yo y Mis Pericos” (1941), de Leonora Carrington, María Izquierdo  y otros artistas mexicanos, cuyas obras originales fueron prestadas por los museos de Dolores Olmedo, Banxico, el Museo de Arte Moderno, el Museo de Arte Carrillo Gil,  el SOMAAP; el INBA y otras instituciones culturales más.

El Museo Whitney exhibe las obras de muralistas mexicanos que dieron paso a la ‘Vida Americana’

Twitter: @Monalisalvsheah

Lo mejor, es que durante todo el recorrido, incluyendo descripciones y fichas,  además de materiales audiovisuales, absolutamente todo está disponible tanto en inglés como en español. La verdad es que si tienen oportunidad de ir, les resultará muy interesante. El Museo Whitney se mantiene abierto de las 10 de la mañana a las 10 de la noche.

Por su parte, uno de los ejemplos de la influencia de los artistas mexicanos en Estados Unidos es el taller experimental que Siqueiros estableció en Nueva York en 1936 y el efecto que éste tuvo en Jackson Pollock, quien adoptó su técnica de lanzar y hacer gotear pintura en lienzos sujetos al suelo, de acuerdo con el sitio web del museo.

De hecho, en una de las salas se exhibe la obra del muralista mexicano, José Clemente Orozco “Cristo Destruyendo la Cruz” (1943), mientras que al lado hay un cuadro de Pollock sin título, cuya descripción se lee “Hombre Desnudo Con Cuchillo”, donde se puede apreciar el mismo estilo, técnica e ideología. Sin duda, una de las mejores exposiciones del año en el país vecino del norte.