En 1996 se estrenó la primera película de Misión Imposible, rápidamente se convirtió en la tercera  más exitosa de ese año, nos puso a tararear la canción (y a crear un chiste bastante blando respecto a esta) y puso a Tom Cruise en el ojo de las historias de acción, cintas que hoy en día sigue haciendo.

En esa lejana Misión Imposible

la premisa era presentar a la agencia MIF, de la que el gobierno estadounidense era responsable y contaba con un equipo capaz de llevar a cabo cualquier proeza que se les pusiera enfrente, con tal de cumplir su deber. Ethan Hunt (Tom Cruise), era el protagonista de esta película y el principal agente de la agencia, cosa que después de cinco películas continúa, no hay nada que él no pueda hacer.

Photo credit: Christian Black

Ahora en Nación Secreta repiten la formula que les ha permitido hacer cinco películas y continuar en el gusto del público, una historia que nos confunde al principio, con algunos hoyos en el plot, mismos que nos mantienen expectantes de qué es lo que va a pasar, quién es bueno y malo y cómo van a salvar al mundo, otra vez.

MISSION: IMPOSSIBLE – ROGUE NATION

Ahora vemos a Ethan Hunt detrás de una de las organizaciones más peligrosas, El Sindicato, que ha provocado destrucción a lo largo del mundo y amenaza la seguridad global. Para su mala suerte, la MFI está desacreditada a los ojos del gobierno y la CIA, por lo que ahora él y su equipo: Benji (Simon Pegg), William Brandt (Jeremy Renner) y Luther Stickell (Ving Rhames) deberán enfrentar solos a Solomon Lane (interpretado de una manera ambiciosa y hasta perturbante por Sean Harris), quien lidera esta organización terrorista. Aunque para salvar el día y liberar la carga de testosterona, la doble agente Ilsa Faust (Rebecca Ferguson) entra en escena, confundiéndonos a todos con su lealtad y su belleza.

TAURUS

La historia continúa con la línea narrativa clásica de estas películas, escenas de acción, peleas cuerpo a cuerpo, persecuciones en autos o motos, situaciones que se plantean peligrosas, pero, que el guion logra salvar con comentarios graciosos –que no caen en lo burdo- y que aligeran un poco la tensión generada por todo lo demás.

Lo que el director Christopher McQuarrie logró en esta nueva entrega fue darle un giro a los personajes, si bien estamos acostumbrados a un Tom Cruise que es el héroe, en esta aparece como el que es perseguido y aquí es donde el resto del elenco entra a darle un soporte a la película, para que no recaiga solo en la figura de Ethan (que prácticamente solo está en las escenas de acción) y permita el desarrollo del resto de los personajes. Simon Pegg cuenta con algunas de las mejores líneas, pero esto no lo deja como “el chistoso de la película”, todo lo contrario, lo muestran como la mano derecha del protagonista, sin él simplemente no podría lograr cada una de las hazañas.

MISSION: IMPOSSIBLE - ROGUE NATION

Aún así, a nuestro parecer, el personaje más fuerte sería el de Ilsa Faus, la agente del MI-6 infiltrada, pues es ella quien empuja a Ethan a sus límites y le permite encontrar la solución al peligro que se avecina.

La cinta cumple, a pesar que nuestra nada que no hayamos visto en las otras entregas, lo que sí es de admirarse es saber que todas las escenas de acción de Tom Cruise las realizó él mismo, sin stunt, lo cual da un plus a la película que en so da un tono más realista, sobretodo por lo peligrosas de algunas.

MISSION: IMPOSSIBLE - ROGUE NATION

¿La van a disfrutar? Sí ¿Se la van a pasar bien? Sí ¿Van a tararear la canción? Seguramente. Hoy e estrena y este tipo de películas nos ofrecen pasar un buen rato, una dosis necesaria de explosiones, carros que envidiamos, es el balance perfecto entre risa y acción.