Elisa Carrillo nació en Texcoco, Estado de México, y comenzó sus estudios de danza clásica a los 6 años. A los 9, entró a la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del INBA para luego irse becada a Londres por parte de esta misma institución y del FONCA. Fue a partir de este momento que su historia se comenzó a construir con proyección mundial. Y la prueba se encuentra en que se convirtió en la primera bailarina mexicana en recibir el reconocimiento “Alma de la Danza” otorgado por el Ministerio de Cultura de Rusia.

Como sabemos, Rusia en un país que domina muchas de las bellas artes, y una de esas expresiones es la danza. Este premio ruso reconoce lo más grande dentro del mundo de la danza clásica, y quien lo recibe es porque se encuentra en el punto máximo de esta disciplina tanto en el país como en el mundo, pero sobre todo porque se ha convertido en un embajador de la cultura  a través de su trabajo artístico.

Elisa pertenece al Ballet Estatal de Berlín (Staatsballet Berlin) como primera bailarina de la Ópera y codirectora artística de la Compañía Nacional de Danza. De este modo, se ha convertido en una de las embajadoras culturales de México, así como una “promotora del patrimonio clásico en el mundo”, tal cual mencionó Valeria Uralskaya, editora de Ballet, revista que en alianza con la Federación Rusa, otorga el “Alma de la Danza”.

El pasado 29 de abril de 2019, se celebró el Día Internacional de la Danza, y por este motivo, el premio “Alma de la Danza” se otorga en estas fechas. Elisa Carrillo Cabrera junto a su esposo Mikhail Caniskin, ambos solistas del Ballet Estatal de Berlín, recibieron el reconocimiento en el Teatro Musical Académico de Moscú Stanislavski y Nemirovich-Danchenko.

Elisa Carrillo y Mikhail Kaniskin. / Foto: Facebook @elisacarrillocabrera

En sus redes sociales, Elisa escribió: “Es para mí un honor recibir hoy de parte del Ministerio de Cultura de la Federación Rusa el Premio Alma de la Danza. Me siento muy agradecida con con esta institución, con el Staatsballet Berlin, con mis papás, mi esposo Mischa, mi hija, mi país y la vida por este reconocimiento”.

El premio “Alma de la Danza” fue creado en 1994 por el Ministerio de Cultura y la revista Ballet. El nombramiento de Elisa es importante por las razones anteriores, y porque este premio suelen recibirlo bailarines, artistas, promotores, coreógrafos, etcétera, de nacionalidad rusa.