Todos amamos las figuras de LEGO, seas chico o grande seguramente tienes alguna por ahí, aunque sea en tu baúl de los recuerdos; además siempre saben cómo darnos en la nostalgia, pues ahora la compañía danesa de juguetes pondrá a la venta cinco sets con momentos icónicos del mundo mágico de Harry Potter

Los primeros sets están inspirados en la película Harry Potter y el prisionero de Azkaban, dirigida por nuestro paisano Alfonso Cuarón, donde el joven mago con el uso de su varita hace el popular encantamiento patronus en forma de ciervo, para proteger a su tío Sirius Black de los Dementores en el Bosque Prohibido. Después tenemos el autobús de dos pisos que recoge a Harry luego de que escapa de la casa de sus tíos, los malvados Dursdley; sube al camión y empieza a vivir la experiencia de ser un mago por las calles más peligrosas de Londres.

LEGO

Foto: LEGO

Cerrando con esta película, ahora tenemos un set que seguramente será el más peleado por todos los fanáticos; pues tiene a Harry junto a sus mejores amigos, Ron Weasley y Hermione Granger, junto al hipogrífo Buckbeak y Hagrid, el guardabosques de Hogwarts. 

Y si esto no fuera suficiente, Harry Potter y el cáliz de fuego también tendrá sus propios paquetes de figuras. Comenzando por uno que nos recuerda aquella escena en el Torneo de los Cuatro Magos, o cinco, para ser exactos; donde cada uno de los participantes elige al dragón contra el que tendrán que batallar para pasar la prueba.

Además estará disponible el set del baile en la torre del castillo; donde vemos a los jóvenes protagonistas sacando sus mejores pasos en la pista de baile.

Por si esto fuera poco, lanzarán un paquete exclusivo que contendrá al gran Albus Dumbledore y más personajes principales justo en el gran banquete de final de curso. Si, ese donde cuentan los puntos y ven que casa es la que más rifa.

Las nuevas figuras inspiradas en el mundo mágico de Harry Potter estarán disponibles a partir del 1 de junio, para checarlas mejor y poder comprarlas puedes visitar la página oficial de LEGO, aunque aguas, porque estamos seguros que harán un avada kedavra a nuestras carteras. Están advertidos.