FIDECINE se queda: Estos son los ‘acuerdos’ a los que se llegaron en cuanto a la iniciativa de los fideicomisos

Uno de los temas más importantes en la agenda de este jueves 21 de mayo, fue la iniciativa de ley de Morena en la que se proponía derogar y reformar algunos fideicomisos. Uno de los más afectados, fue el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE) de la Ley Federal de Cinematografía en los artículos 33, 34, 35, 36, 37 y 38.

La iniciativa deroga la Ley Federal de Cinematografía, lo que extinguiría el FIDECINE y por lo tanto se retiraría el apoyo financiero y de inversión para la realización, producción, postproducción, distribución, comercialización y exhibición de películas mexicanas comerciales y de autor o independientes.

También puedes leer: “NO ROMPAN EL DIÁLOGO”: ENTREVISTA CON MÓNICA LOZANO DE LA AMACC SOBRE EL FIDECINE

La comunidad artística salió a rechazar esta iniciativa y abrir un diálogo sobre la importancia del cine no sólo como un recurso cultural que ha representado a México a nivel internacional, sino también como una memoria que no podemos permitir se borre.

Uno de los que se sumaron, fue Guillermo del Toro, quien escribió en sus redes sociales escribió: “Pedimos una reunión inmediata con representantes plurales de la comunidad cinematográfica- de todas las generaciones y géneros posibles para remover cualquier ambigüedad“.

Imágenes de ‘El infierno’, ‘La camarista’ y ‘Sueño en otro idioma’.

También puedes leer: GUILLERMO DEL TORO SE SUMA AL RECLAMO; PIDE ACLARAR EL FUTURO DEL FIDECINE

Ante todo el debate que se generó en redes sociales, sobre todo, y los señalamientos de las figuras del gremio, es que Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura, mencionó que se realizó una junta con Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena y uno de los protagonistas de esta iniciativa que extinguiría el FIDECINE.

En un tuit, Mayer dijo que se llegó a un acuerdo:

El primero que el FIDECINE se queda en la Ley.

El segundo en que se abrirá una mesa de diálogo y trabajo para fortalecer la industria fílmica en México.

Y la tercera es que se respetarán los acuerdos con el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).

Mario Delgado confirmó esta información, y en uno de sus tuits respondió a una publicación del propio Guillermo del Toro en la que se leía: “Esta es una manifestación cultural fundamental para el mundo. Es cortar alas a miles de cineastas que vienen en camino- es abandonarse a la marea“.

A lo que Delgado dijo coincidir con ese mensaje:Es una de las manifestaciones culturales más importantes del mundo y de la que tod@s l@s mexican@s nos sentimos orgullos@s“. 

Otro de los personajes que han reaccionado a todo este tema, fue Diego Luna. A través de su cuenta de Twitter, escribió este mensaje:

Dejando de lado la evidente importancia de las artes, la ciencia, el periodismo y la investigación en México. Hoy, diputadxs de Morena, piensen en esos cientos de miles de mexicanas y mexicanos que dependen de estos fideicomisos. Encontremos la forma, el diálogo es indispensable“.

El coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, también respondió a los mensajes al asegurar que se la iniciativa de la desaparición de fideicomisos “será revisada y no se precipitará su dictamen“.

También puedes leer: ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL FIDECINE PARA EL CINE EN MÉXICO?

Cabe aclarar que esta iniciativa de ley todavía no se discute en comisiones. Esto quiere decir que se encuentra en una primera etapa en la que no se ha discutido ni aprobado en el Congreso (en ambas cámaras),  y entonces todavía no tiene efecto.

Sin embargo, resultó en algo alarmante para la industria, el gremio y el futuro de la cultura en México. La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) emitió un comunicado donde rechazaban de manera tajante la iniciativa.

“Se trata de un fideicomiso que permite el fomento al cine mexicano independiente, y es puntual imprescindible para su desarrollo. Bien se sabe que sin una política pública que fomente la Cinematografía Nacional, su desaparición sería inminente frente al poder económico y mediático del cine estadounidense”.