Los errores en la televisión siempre nos han dado de que hablar, sobre todo cuando ocurren en programación para público de todas las edades. En esta ocasión, el “escándalo” ocurrió por cuenta de Plaza Sésamo, cuando el títere Grover dijo algo que para muchos sonó como una grosería, pero para otros como algo totalmente diferente.

Ya saben cómo es internet, cuando alguien cree haber escuchado una palabrota -que en esta ocasión fue la famosa “F word” de Estados Unidos- en un programa infantil, lo más prudente es condenarlo por el resto de la eternidad. Sin embargo, nadie ha sacado las antorchas y los tridentes debido a que hay banda que afirma que sólo se trata de un mal entendido.

El breve instante en que la supuesta palabrota se pronunció, ha recorrido todos los rincones de las redes sociales, generando opiniones divididas. Algunos dicen que el personaje sólo dice “Yes, yes, that sounds like an excelent idea”, mientras los que se hacen los ofendidos piensan que el muñeco gritó “Yes, yes, that’s a fucking excelent idea”.

En nuestra opinión, nos quedamos con la opción sin el “fucking”. De haber sido una verdadera palabra ofensiva, algún representante del programa ya habría salido para calmar a la (inexistente) turba iracunda que, hipotéticamente hablando, estaría pidiendo la cabeza de Grover por haber mancillado la pureza mental de sus niños.

Por otro lado, no somos nadie para asegurar que aquel tierno sujeto azul es inocente de los cargos por los que se le acusa, así que dejaremos el veredicto a su criterio. Miren y escuchen todo detenidamente y, después de eso, saquen sus propias conclusiones.