‘Catwoman’: La película que casi acabó con la carrera de Halle Berry

¿Qué pasó con tal actor?, ¿qué fue de su vida después de tal o cual película?, ¿en dónde se escondió Brendan Fraser? son algunas de las preguntas que uno se hace al momento de ver carreras de actores que de buenas a primeras, simplemente caen en la oscuridad o desaparecen. Pero lo que es aún más misterioso es cuando el actor en cuestión, aún sigue vigente.

Iniciando su carrera en películas como Strictley Business, Boomerang y Los Picapiedra, la carrera de Berry se iría a las nubes con el filme, Swordfish, en donde compartió pantalla con el también novato Hugh Jackman.

De aquí le empezaron a llegar proyectos como la galardonada Monster Ball, con la cual se llevó el Oscar a Mejor Actriz. Y en papeles mucho más recientes, la vimos hace menos de un año como la mancuerna de John Wick en la tercera entrega de la saga, y en un pale bastante secundario en Kingsman: The Golden Circle.

Obviamente, ni cómo olvidar su participación en las películas de los X-Men:

Viendo que la Sra. Berry ha tenido muy buenos momentos, ¿por qué no se escucha de ella como antes? De las últimas producciones en la que participó y que fuera muy sonada, fue en la adaptación de Cloud Atlas, pero de ahí en fuera pareciera ser que los años de gloria como Chica Bond quedaron atrás… ¿por qué?

No solamente el talento de la actriz es innegable, sino que además, su vida nos ha demostrado lo fuerte que es, viviendo en albergues para indigentes a inicios de su carrera, y demás situaciones complicadas. Pero nada de eso fue suficiente para salvarla después del bodrio fílmico llamado Cat.. cat… ufff, disculpen, pero es que decir ese nombre hace que a uno se le revuelva el estómago…

Un año antes de que la primera parte de la trilogía de The Dark Knight, dirigida de manera magistral por Christopher Nolan, llegara a nuestros cines, DC y Warner Bros. quisieron traer a la pantalla grande una vez más a uno de los personajes más queridos del universo de Batman.

Interpretada por leyendas de los 60 como Julie Newmar y Eartha Kitt, Gatúbela es uno de los personajes más queridos de los cómics. Pero no sería hasta que Michelle Pfeiffer se pusiera el traje de cuero apretado que el personaje tomó todo un nuevo significado:

Originalmente, el amorcito de Batman hubiera tenido su propia películas desde los años 90, con Michelle Pfeiffer volviendo a vestir el traje y el látigo.

Pero varios retrasos y el hecho de que Batman & Robin destruyó la credibilidad del Caballero de la Noche, la película de Gatúbela terminó en el llamado ‘Development Hell’, con múltiples actrices pegadas al proyecto.

No sería hasta que decidieron regresar a una de las apariencias más famosas del personaje que eligieron a Halle Berry como la nueva Selina Kyle. Sin embargo, los problemas iniciaron casi de inmediato ante la llegada de su director, Jean-Christophe Comar, aka Pitof, quien quería hacer su propia versión del personaje y… bueno.

Si bien la versión de Tim Burton difiere bastante de los cómics, dándole una aura más mística a su origen y conexión con los gatos, el personaje no choca con la mitología de Batman.

A pesar de querer hacer su propia versión, Pitoff tomó los elementos de Burton y literalmente le atribuyó el origen a razones místicas, con un emisario de la Diosa Egipcia, Bast, trayéndola a la vida y… hasta la cabeza duele de pensar en eso. Si eso no fuera suficiente, el condenado hombre hasta se robó la idea de que Selina era una mujer sumisa y nerviosa, incapaz de defenderse de los abusos de los demás¡cómo lo hizo Tim Burton en Batman: Returns!

Y no es que Halle Berry no pudiera hacer un papel así; de hecho su interpretación es la única cosa medio rescatable de este desastre sin pies ni cabeza. También, en vez de un corrupto empresario con vistas a hacerse alcalde, ahora Gatúbela se enfrentó a una empresaria del mundo del maquillaje que no siente nada… por que su maquillaje le destrozó los nervios.

Para colmo, a Sharon Stone le tocó ser la mala de turno en una de sus interpretaciones menos inspiradas.

Y ya para no seguir echándole más leña al fuego, dejémoslo que la película se estrenó en 2004 y se convirtió en uno de los filmes más odiados por la crítica.

De hecho, muchos auguraban que el regreso de Batman sería igual a esta cosa, pero por fortuna, Christopher Nolan y Christian Bale nos demostraron lo contrario.

Además de llevarse el odio de la crítica, Catwoman se llevó muchos de los premios Razzie de ese año. A pesar de ser lo mejor de toda la película, la bella Halle Berry se ganó el premio a pero actriz. Pero demostrando que no se agüita, aceptó el reconocimiento como los grandes.

Ahora, esta batuta de ‘Catwoman’ se le pasará a Zoe Kravitz para la próxima entrega de Batman que será estrenada en el 2021. Esta adaptación es dirigida por Matt Reeves, y la hija de Lenny compartirá escena con Robert Pattinson y Colin Farrell.