La serie The Tudors y Spartacus, fueron de las primeras producciones para la televisión en las que se presentó, sin filtros y dejando de lado tabúes, situaciones que han sido condenadas por la sociedad como parte de una cultura y/o religión. Poligamia, relaciones extramaritales, incesto, matrimonios arreglados con menores de edad, violaciones, orgías, etcétera.

Una serie que siguió esa misma línea, e incluso de una forma más evidente, fue Game of Thrones con personajes que rompieron ciertas reglas establecidas, sobre todo las relaciones entre miembros de una misma familia. El ejemplo más claro, por no decir popular, es la relación amorosa y sexual establecida entre los hermanos (mellizos) Cersei y Jaime Lannister.

Desde los primeros episodios de la primera temporada, los creadores presentaron a las audiencias una relación incestuosa que ha evolucionado con el tiempo y que incluso trajo como resultado tres hijos: Joffrey, Myrcella y Tommen. Sin embargo, y a pesar del rechazo cultural que implica ese tipo de vínculos, Cersei y Jaime se convirtieron en personajes principales que han dividido las opiniones de las audiencias: ¿Estamos a favor o en contra de su relación?

La respuesta dependerá del apego emocional hacia los personajes, pero para Nikolaj Coster-Waldau, va más allá del sexo y la atracción física. En una entrevista con Men’s Health, el actor que lleva casi 10 años interpretando a Jaime Lannister en Game of Thrones, reveló cuál es su opinión respecto a su personaje y el de Cersei.

Creo que la mayoría de las personas se han sentido atraídas hacia alguien que no deben. No tu hermana, necesariamente, pero alguien de quien no debiste enamorarte como la novia de tu mejor amigo. Es una de las pocas historias de amor verdadero de Game of Thrones”, dijo. “Jaime está dedicado a su mujer. Y sí, a lo largo de siete temporadas, Jaime y Cersei han demostrado que viven el uno para el otro sin importar las circunstancias ni su relación consanguínea.

Precisamente, en esos primeros episodios y en la escena en la que descubrimos su relación, Jamie fue capaz de aventar a un niño (Bran Stark) de una torre para que no dijera nada. Pero del otro lado, y para ser justos, Cersei siempre ha sido la dominante de la relación. La prueba más contundente del dominio sobre Jaime se encuentra en que su hermana es la única mujer con la que ha estado. ¿Una más? (SPOILER) El supuesto embarazo de Cersei y la posibilidad de que el bebé no sea de Jaime (algunos aseguran que es de Euron Greyjoy).

Y de esta relación de poder, es que Jaime se ha convertido en un personaje aún más determinante aunque las apuestas indican que no se va a llevar el trono de los Siete Reinos. Al principio, Jaime era un personaje pedante que creía hacer todo bien; sin embargo, con el paso del tiempo y un sentido de humanidad, ha reflexionado respecto a su vida a partir, también, de la muerte de los tres hijos Lannister como consecuencia de la búsqueda de Cersei del Iron Throne: envenenados y un suicidio que irónicamente fue por amor.

En pocas palabras: Jaime ha sufrido toda su vida por culpa de Cersei, y lamentablemente, bajo sus órdenes… ¿Esta última temporada será el momento perfecto en que Jaime se libere del control de Cersei?, ¿cuáles podrían ser las consecuencias de un rompimiento en su relación? Muchos seguidores piensan que en caso de que una separación se dé (las posibilidades van aumentando), uno de ellos matará al otro. O bien, en caso de Jaime se separe, Cersei podría caer en la locura y tomar la fuerza que necesita para llegar al trono, o todo lo contrario, significa su perdición.