Ya decía Manuel Alejandro con la voz de José José que “el amor acaba”, y tal parece que siempre es así. “Porque se vuelven cadenas, lo que fueron cintas blancas”, se dice también y la última prueba de ello es la historia de amor y ruptura entre el fundador de Amazon y su esposa. Resulta que después de 25 años de casados, Jeff y Mackenzie Bezos tomaron la decisión de separarse.

Y aunque eso parece lo más triste y sorprendente de la historia, en realidad no lo es. El dinero que hay de por medio es lo que ha acaparado la atención de los medios… Entre 112 y 137 mil mil millones de dólares se pusieron sobre la mesa con este divorcio. Y no es para menos. Amazon es la empresa más valiosa del mundo, muy por encima de Disney, Microsoft o Netflix y por ende, Bezos (a sus 54 años) es el hombre más rico del mundo según varios listados anuales como el de Forbes y Bloomberg. Jeff Bezos no sólo es dueño de Amazon, sino también de otras marcas como The Washington Post.

MacKenzie es una novelista que en 2006 ganó un American Book Award por su obra The Testing of Luther Albright. Además, es la fundadora de Bystander Revolution, una organización sin fines de lucro de 2014 que lucha contra el bullying  y que ha recibido el apoyo de celebridades como Shailene Woodley, Salma Hayek, Jared Leto, Jamie Lee Curtis, Lily Collins, Elizabeth Banks, entre otros. La noticia de su separación se dio a través de la cuenta oficial de Bezos en Twitter, donde publicó una declaración en la que asegura, el divorcio se dará de forma amigable:

Queremos que la gente sepa cómo se desarrollan nuestra vidas. Como saben nuestros familiares y amigos más cercanos, después de un largo periodo de aprendizaje y exploración amorosa en nuestra relación y un proceso de separación, hemos tomado la decisión de separarnos y continuar como amigos. Nos sentimos muy afortunados de habernos conocido y muy agradecidos por todos estos años en los que hemos estado casados. Si hubiéramos sabido que nos íbamos a divorciar en 25 años, lo haríamos otra vez. Tuvimos una vida grandiosa de casados y vemos un futuro maravilloso para los dos como padres, amigos, colegas e individuos en busca de aventuras. A pesar de que seguiremos caminos distintos, seguimos siendo familia y amigos. Jeff & MacKenzie”.

La pareja se casó en 1993 en Nueva York. Un año antes, Bezos trabajaba para una casa de bolsa, y el encuentro definitivo se dio cuando MacKenzie fue a pedir trabajo y el mismo Jeff la entrevistó. Seis meses después se casaron y tomaron la decisión de mudarse a Seattle para comenzar un negocio en el garaje de su casa: una tienda de libros en línea. La primera empleada de lo que ahora es Amazon (1994), fue MacKenzie como contadora de la empresa… y el resto es historia. Actualmente, tienen tres hijos propios y una hija de ascendencia china por adopción.

El matrimonio se caracterizó por sus labores altruistas. A mediados de septiembre de 2018, la pareja creó un fondo de dos mil millones de dólares para ayudar a las comunidades más pobres de Estados Unidos a través de la creación de centros de enseñanza. Ese mismo mes realizaron la donación política más grande con 10 millones de dólares en apoyo a veteranos.