Levante la mano quien, durante la confusión en la entrega del Oscar a Mejor Película, creyó que estábamos presenciando una de las bromas más salvajes de Jimmy Kimmel.

Sí, sí, ahora todos sabemos quién fue el culpable de semejante fiasco, pero lo que no conocíamos era la historia detrás del mismo. Y qué mejor que escucharla en voz de uno de sus principales protagonistas: Jimmy Kimmel. Era obvio que no podía comenzar su programa de otra forma que no fuera justamente explicándonos exactamente qué había ocurrido. ¿Una confusión de sobres?, ¿cómo se dieron cuenta?, ¿por qué todos comenzamos a culpar en un principio a Warren Beatty? y, por supuesto, ¿cómo le hizo Faye Dunaway -quién a final de cuentas anunció el Oscar para La La Land– para escapar tan rápidamente del escrutinio público?

Según Jimmy Kimmel, todo comenzó cuando la Academia decidió celebrar los 50 años de Bonnie y Clyde. Es por eso que nombraron a Warren Beatty y Faye Dunaway como los presentadores del Oscar más importante de la noche:  Sí, el de mejor película… Todos sabemos lo que pasó después.

Por lo tanto, mientras los productores de La La Land daban sus discursos de agradecimiento, Jimmy Kimmel estaba sentado en la audiencia junto a Matt Damon, presumiblemente preparando el cierre de la ceremonia con otro gag en su interminable batalla.  De acuerdo al conductor, fue justamente Matt Damon quién notó que algo raro estaba pasando trasbambalinas, al escuchar que “se habían equivocado al anunciar al ganador.”

El resto de la historia vale la pena escucharla en voz del propio Jimmy Kimmel:

Alternative Fact:

Nueva información ha surgido y todo indica que el verdadero y único culpable del desastre en la ceremonia de los Oscar es… ¡Guillermo! Siempre lo sospechamos, pero no íbamos a echar de cabeza a un paisano. Desgraciadamente, hay un video de seguridad que lo delata: