Foto: Getty Images.

Más allá de Alicia: Lewis Carroll y su pasión por la fotografía

Lewis Carroll, autor de "Alicia en el país de las maravillas", no solo se interesó por la escritura, también por la fotografía.

Hoy, 27 de enero, Charles Lutwidge Dodgson cumpliría un año más de vida. Sí, a quien todos conocen como Lewis Carroll, autor de Alicia en el país de las maravillas, nació este día pero en 1832. Por esta razón, queremos hablar de un lado de su vida que no es tan abordado, de una de sus más grandes pasiones además de la escritura: la fotografía.

Inicios en la fotografía

En 1852, cuando Lewis Carroll tenía 20 años, paso unos cuantos días con su tío Skeffington Lutwidge, con quien también compartía una afición por diferentes artefactos, como con los telescopios, microscopios, instrumentos de medición y refrigeradores. Y sí, fue quien lo guió en su inicio por la fotografía.

lewis-carroll-foto

Foto: Getty Images.

De acuerdo a Literal Magazine, Morton N. Cohen, biógrafo del escritor británico, señala que él siempre vivió en una “búsqueda vehemente de la belleza” por medio de diferentes actividades. Así fue que Lewis comenzó a tomar en serio las artes visuales, visitaba galerías y museos, compraba fotografías y empezó amistades con distintos artistas. De hecho, también tomó lecciones de dibujo, aunque luego aceptó que no era muy bueno.

Por esta última razón, se dio cuenta que la fotografía era una buena alternativa. Y es que en la década de 1850 esta actividad empezaba a convertirse en un pasatiempo entre muchas personas; aunque en uno complicado, pues se necesitaba equipo, placas fotográficas, químicos y un cuarto oscuro para revelar las imágenes que se captaban. Pero a Carroll eso no le importó, ya que le encantaba el cuidado que debía poner en todo el procedimiento,

lewis-carroll-foto-niña-1

Foto: Getty Images.

Ya en 1856, comenzó a tomar la fotografía en serio y compró su primera cámara, lentes y demás equipo. Incluso en su diario, el 13 de mayo, escribió lo siguiente: “Ya estoy listo para empezar el arte”. Además mantenía registros de todas sus fotos y negativos, entre las que destacan imágenes de paisajes, esculturas y retratos de personas, pero principalmente de niñas.

Su ascenso como fotógrafo

En poco tiempo, Lewis Carroll mejoró su técnica en la fotografía, desarrolló su habilidad en el balance de luz y sabía escoger los mejores escenarios para retratar a su modelos. Conocimientos que dejó demostrados en una reseña de la Exhibición Fotográfica de 1860, según Literal Magazine: “Al tomar retratos, un buen arreglo de luz es de suprema importancia… sin él es imposible alcanzar suavidad en la imagen”.

lewis-carroll-foto-niñas-2

Foto: Getty Images.

Habiendo desarrollado sus habilidades en la fotografía, Lewis Carroll empezó a ganar popularidad entre las altas esferas sociales de Inglaterra, principalmente de Londres y Oxford, tomando retratos a familias. Incluso escribía reseñas para exhibiciones fotográficas, a la vez que publicaba poemas y creaba su primer cuento con Alicia como personaje principal.

Retratando la inocencia

De acuerdo con Confabulario, después de retratar a familias y personalidades, fue interesándole cada vez más fotografiar niñas de diferentes formas, incluso desnudas. Sí, por esta razón nació una polémica que sigue hasta la fecha, pues hay quienes critican a Lewis Carroll por lo que hacía y señalan que pudo haber sido un pedófilo; mientras que otros lo defienden e indican que solo quería captar la belleza de las menores.

lewis-carroll-niña-3

Foto: Getty Images.

Incluso, el escritor británico registró en su diario que llegó a fotografiar a 107 niñas, con los nombres de Alice, Beatrice y Evelyn, solo diferenciándolas por sus fechas de nacimiento. Al respecto, Brassaï escribió lo siguiente en su libro “Lewis Carroll fotógrafo o el otro lado del espejo”: “Carroll nunca amó —aunque él así lo creyera sinceramente— a una u otra niña, sino, a través de ella, a un cierto estado fugitivo, transitorio, este breve instante del alba que despunta entre el día y la noche.

Además agregó lo siguiente: Todas sus amigas-niñas no eran más que las médiums, las reveladoras de este estado y, gracias a ellas, el poeta conservaba el espíritu de la infancia”.

lewis-carroll-foto-niñas

Foto: Getty Images.

Cabe señalar que las fotografías a las niñas, según Confabulario, se realizaron con las madres presentes, quienes no veían nada de malo en que el autor de A través del espejo y lo que Alicia encontró allí retratara el cuerpo desnudo de los infantes por su visión victoriana. Aunque sí había algunas que se inquietaban con este hecho y al saber que Lewis Carroll guardaba los negativos.

¿Quién pudo ser Alicia?

Según Viceversa, en 1856 Lewis Carroll comenzó a retratar a Alice Liddell, quien tenía solamente cuatro años de edad; ya fuera sola o con sus hermanas, así como en diferentes poses y escenarios: de perfil, sentada en una silla, como mendiga mirando a la cámara o con una corona de flores.

lewis-carroll-fotografia-niña-2

Foto: Getty Images.

De hecho, seguiría retratándola hasta que en 1863 su madre le prohibió seguirlo viendo, destruyendo además todas las cartas que él le había enviado. Tiempo después, en 1880, Lewis Carroll abandonaría la fotografía, justo tras 24 años de haber comenzado esta actividad que se convirtió en una pasión para él.

*Con información de Literal Magazine, Confabulario y Viceversa




Top Relacionadas
:)