Por fin estrena en nuestro país Spectre, vigesimocuarta entrega de la saga sobre el espía más famoso del mundo, James Bond, y una de las películas más esperadas del año, filmada en México, Italia, Londres, Marruecos y Austria. Spectre tiene todos los elementos de una típica película de Bond, mujeres hermosas, autos lujosos, trajes impecables y a uno de los nuncapierdo más grandes de la historia, el legendario agente 007.

Pero debo decir que esta no es una típica película de Bond.

Primero recordemos que James Bond es un personaje proveniente de las novelas del escritor británico Ian Fleming y también que Sam Mendes (director de Skyfall y Spectre) es un director que comenzó haciendo teatro, dicho eso, todos aquellos que entren a una sala a ver Spectre deben saber que hace mucho que una película de Bond no le era tan fiel a los libros de Fleming. James Bond es un personaje que desde Casino Royale y la llegada de Daniel Craig al papel, muestra sentimientos, se lastima, tiene un sufrimiento interno y además obtiene una conciencia que no habíamos visto jamás.

Sam Mendes (Belleza Americana) deja claro que lo que más le importa es el personaje de James Bond, su crecimiento, su pasado, sus sentimientos y su sufrimiento, es por ello que en Spectre el pasado del agente 007 regresa para atormentarlo una vez más. Retomando elementos de las novelas de Fleming como la organización S.P.E.C.T.R.E. (Special Executive for Counter-intelligence, Terrorism, Revenge and Extortion) que en esta ocasión busca acabar con el orden mundial a través de la información y la privacidad (un gran guiño a Snowden) y villanos como Oberhauser (Christoph Waltz) y Mr. Hinx (Dave Bautista).

Secuencias de acción trepidante en la Ciudad de México hacen que los primeros 7 minutos de película sean especialmente emotivos para nosotros y entendamos qué es lo que hacían mientras cerraban el Centro Histórico por días, así como el helicóptero que nos despertó a todos un domingo con ruidos infernales sobre Reforma; el resultado es espectacular y en mi opinión una de las mejores escenas iniciales de la saga.

Las actuaciones son maravillosas, encontrar a un ex-luchador como Dave Bautista haciendo un carismático villano como Mr. Hinx, Christoph Waltz en su particular estilo interpreta el pasado  obscuro de James Bond, la hermosa Monica Bellucci es la mujer madura que ayuda al agente 007, mientras que Léa Seydoux es la hermosa joven que le muestra un futuro promisorio a Bond. Personajes como Q, el geek de los gadgets, crecen, y por fin Ralph Fiennes lo hace en su papel de M, se ensucia las manos y sale de su oficina para ayudar a Bond a salvar el mundo.

Dos horas y media de película se pasan rápido por la manera en que la historia tiene puntos de inflexión que te mantienen al filo del asiento, una fotografía de Hoyte Van Hoytema (Interstellar) perfecta que deja clara la decisión de hacer la película en 35mm (se nota). Al final del día Spectre es una película llena de acción, coches elegantes, mujeres hermosas y trajes a la medida, pero también nos muestra a James Bond más allá de ser un agente 00, más allá de su licencia para matar, un James Bond que logra desprenderse de su pasado para poder abrir los ojos hacía un nuevo futuro.