Cada uno vive el luto y las pérdidas de diferente manera, incluso los animales también tienen su propia forma de vivir el duelo. Hace unas semanas nos enteramos de que una orca en duelo transportaba el cuerpo de su cría muerto durante días y ahora, una mamá delfín hace exactamente lo mismo, conmoviendo al mundo entero.

La desgarradora escena, le rompió el corazón a un grupo de biólogos marinos del Departamento de Conservación de Nueva Zelanda, (DOC) quienes observaron por primera vez al delfín hembra cargando sobre el lomo a su cría muerta, el 29 de enero del 2019. Supieron de inmediato que se trataba de la madre, por el fuerte vínculo materno, que mostraba al animal sin vida.

Youtube

Según explican los biólogos, es común que los mamíferos mamíferos se despidan de sus crías paseándolo boca arriba, mientras lanza algunas vocalizaciones para su pequeño delfín. Sin embargo, los científicos se quedaron boquiabiertos cuando mientras hacían sus recorridos, varios días después, se volvieron a topar con la mamá delfín, quien aún traía a cargando a cuestas al pequeño mamífero, tratándolo de llevar a las aguas cercanas de la bahía de Nueva Zelanda.

“La madre está afligida y necesita espacio y tiempo para hacer esto. La Bahía de las Islas es un lugar ocupado en verano con mucha actividad dentro y alrededor del mar. Esta hembra necesitaba que todos salieran del agua para darle espacio extra, mientras ella hacía frente a su pérdida “, dice en un comunicado la doctora Catherine Peters, gerente de  biodiversidad del DOC.

El emotivo adiós de una madre delfín a su cría muerta

Silvia Monizzoni

Aunque no cerraron la playa, a los navegantes de la Bahía de las Islas, se les pidió que cancelaran por unos días sus actividades, mientras la mamá delfín vivía su duelo. El DOC dice que esta cortesía debería extenderse a todas las madres delfines, ya que las perturbaciones en curso, pueden evitar que las madres delfín den a sus bebés la mejor atención.

Como a todos en este mundo, a veces la vida nos pone desafíos extremos, aún ahora, después de casi una semana,  la mamá delfín sigue cargando a su cría, los expertos indican que probablemente, el delfín murió minutos después de nacer, postrándose sobre el lomo de su madre, sin embargo, las cosas se complican, pues “el resto del grupo de delfines, se ha separado de ella, dejándola aún más vulnerable”.

Así que el personal del Departamento de Conservación, hacen guardias para vigilarla de cerca, afirman que se encuentra débil, por momentos parece que se va a dar por vencida y deja soltar al delfín, no obstante, da un aletazo, nada en círculos y vuelve a recuperarlo. Confirmando que el amor de madre, es el lazo más fuerte que hay en el mundo.