La familia Dupont de Ligonnès. Anne, Xavier, Benoit, Agnès, Arthur y Thomas. / Foto: Cortesía Netflix

‘Misterios sin resolver’: ¿Qué pasó con Xavier Dupont de Ligonnès, acusado de asesinar a su familia en 2011?

Nantes es una de las ciudades más tranquilas de Francia, y fue el lugar de residencia de la familia Dupont de Ligonnès. Conformada por padre, madre, cuatro hijos y dos perros, eran el prototipo de la familia perfecta: título de la nobleza, una hermosa casa en zona residencial, escuelas privadas, futuros prometedores… En abril de 2011, los seis miembros de los Dupont desaparecieron para luego ser hallados asesinados. Pero sólo cinco de ellos.

La familia Dupont de Ligonnès

Xavier Dupont de Ligonnès era un sujeto normal, siempre sonreía y era muy amable. Heredó un apellido de conde y gozó de una buena fortuna desde joven. Conoció a Agnès en Versalles, de donde era oriundo, y con un hijo (de ella y fuera del matrimonio), decidió casarse con ella y darle al joven su apellido: Arthur Dupont de Ligonnès.

Dos años después tuvieron a su primer hijo, Thomas, el heredero del apellido. Luego llegó Anne y por último, Benoît. Cuando decimos que parecían la familia perfecta, no es exageración. Sus cuatro hijos eran buenos estudiantes y tenían una enorme reputación que pronosticaba un futuro prometedor. 

'Misterios sin resolver': ¿Dónde está Xavier Dupont de Ligonnès, acusado de matar su familia en 2011?

La familia Dupont de Ligonnès. Anne, Xavier, Benoit, Agnès, Arthur y Thomas. / Foto: Cortesía Netflix

También puedes leer: RANDONAUTICA: ESTO ES LO QUE DEBES SABER DE LA ATERRADORA APP QUE TE LLEVA A EXPLORAR LUGARES MISTERIOSOS

La familia desaparece

Sin embargo, en abril de 2011 desaparecieron sin dejar rastro alguno. Cuando entraron a la casa, no había nada extraño o algo que invitara a las autoridades a investigar algún supuesto crimen. Todo estaba en su lugar, todo parecía normal… todo menos la ausencia de seis miembros de los Dupont de Ligonnès.

El 14 de abril, a los amigos cercanos de la familia y conocidos, les llegó una carta en la que se revelaba que Xavier había tomado un puesto de informador de la DEA en Estados Unidos, por lo que sin avisar a nadie, debieron dejar Nantes, salir de Francia, cambiar su identidad y desaparecer completamente. Pero algo no cuadraba.

¿Por qué si Xavier se convertiría en informador habría de anunciarlo?, ¿por qué si era necesario desaparecer, daban aviso a sus familiares cercanos y les advertían que no sabrían de ellos?

Días después de la carta, y cuando el caso comenzó a ser más mediático, surgieron algunos detalles. Once años atrás, Xavier quiso llevar a su familia a vivir a Estados Unidos, pero no lo logró. Se esforzó tanto en irse a América, que perdió mucho dinero, por lo que comenzó a adquirir deudas. Esto se sumó a que durante años, ya en Francia, sus negocios no iban nada bien. Por lo que surge la nueva duda: ¿Habrá sido un ajuste de cuentas de alguien a quien le debía dinero?

Xavier Dupont

Xavier Dupont y uno de sus hijos. / Foto: Cortesía Netflix

El hallazgo de los cuerpos

Cuando esa información comenzaba a “cobrar” sentido, llegó lo inevitable. En la parte baja de la casa, debajo de la terraza de los Dupont de Ligonnès, los peritos encontraron varias bolsas enterradas, y dentro de ellas estaban los cuerpos de cinco miembros de la familia, y los dos perros.

Estaba la mamá Agnès, y sus cuatro hijos Arthur, Thomas, Anne y Benoît. Estaban los restos de todos ellos menos de Xavier. Cuando abrieron las bolsas, también encontraron algunos objetos religiosos que indicaban los habían enterrado bajo un ritual católico. ¿La conclusión de la policía? Quien los había puesto ahí, los conocía bien y cuidó ciertos detalles. 

Los forenses analizaron los restos y dedujeron que la causa de muerte había sido por impacto de bala en la cabeza, y que en sus cuerpo había restos de somníferos. Es decir, los asesinaron cuando estaban dormidos. El arma era un rifle calibre 22 que extrañamente, no hizo ruido. Cuando vieron que el padre era el único que no estaba muerto, al menos no con certeza, lo trataron como principal sospechoso.

Después del hallazgo de los cuerpos, los peritos revisaron toda la casa y no encontraron nada. No había rastro de sangre en ningún lugar, ni en los cuartos de los niños, en el cuarto de la madre, ni en la sala o comedor. Y luego las bolsas. Los cuerpos estaban envueltos en colchas y sábanas y puestos en bolsas de basura. En ninguna de estas había una sola huella o algo de ADN. Nada.

Casa de los Dupont en Nantes

Imagen de la terraza de la casa de los Dupont en Nantes. / Foto: Imagen avance Netflix

El recuento de los hechos

Netflix revivió la serie Unsolved Mysteries (Misterios sin resolver), y uno de los episodios está enfocado en el caso de la familia Dupont de Ligonnès. Aquí realizan una cronología de los hechos ocurridos desde enero hasta el día que encontraron enterrados a los cinco miembros de los Dupont.

El 20 de enero de 2011, murió el papá de Xavier. ¿Se acuerdan que el hombre había perdido mucho dinero en su intento por mudarse a Estados Unidos? Pues su esperanza era heredar algo de dinero, pero con la muerte de su padre no hubo nada, sólo algunos papeles y un arma, en específico un rifle calibre 22.

El 2 de febrero, Xavier adquiere una licencia para portar y usar armas. Todo esto va en relación con el rifle que encontró en el departamento de su padre. Para el 12 de marzo, se registró la compra de un silenciador para este mismo arma. Y el 4 de abril, de acuerdo con los forenses, murieron Agnès, Arthur, Anne y Benoît. Un día después, el 5 del mismo mes, asesinaron a Thomas. 

Netflix realizó el reboot de ‘Unsolved Mysteries’.

Este fue el momento en que todo se paralizó en la casa y algunos comenzaron a sospechar de que algo malo andaba, pero sin certeza. La empleada del hogar o algunos vecinos, pensaron que por más extraño, se pudieron ir de vacaciones sin avisar a nadie y en unos días regresarían.

El 10 de abril, Xavier dejó Nantes y su recorrido (ya después lo identificaron) fue grabado por el sistema de carreteras de Francia. Y el 11 de abril, fue cuando notificaron a las autoridades que algo malo había sucedido y debían investigar. El 21 de abril, después de cinco visitas de la policía, encontraron las bolsas con los cuerpos.

Lo más extraño de todo es que Xavier, desde su salida de Nantes, nunca intentó huir u ocultarse. De este modo, el nombre de Xavier entró en el grupo de la policía de “sujetos que matan a su familia y luego se suicidan”. Por lo que siguieron sus rastros y cuando llegaron al último, asumieron que el padre se había quitado la vida.

Carta Xavier Dupont

Carta de 2015 supuestamente escrita por Xavier Dupont. / Foto: Twitter @RTLFrance

También puedes leer: 10 FAMOSOS MISTERIOS SIN RESOLVER

Misterio sin resolver

Durante meses buscaron el cuerpo de Xavier, pero sin éxito. Las autoridades insistieron en encontrar un cadáver, pero no fue así. Por lo que llegaron a la conclusión de que Xavier había asesinado a su familia y desaparecido sin dejar rastro. Y la pregunta obligada es: ¿Dónde está Xavier Dupont de Ligonnès?

Lleva 9 años desaparecido, y nadie, absolutamente nadie, sabe dónde está. Su mejor amigo, de acuerdo con Unsolved Mysteries, dijo que lo más probable es que esté en América Latina. Xavier hablaba (habla) francés, inglés y sabía algo de español, y lo peor, al menos para las autoridades, es que luce como un tipo cualquiera. No tiene ningún rastro físico característico para distinguirlo, y siempre vivió con un perfil bajo… ¿por qué habría de sobresalir ahora?

En 2015, un periodista francés recibió una carta firmada, supuestamente, por Xavier y en la que se podía leer “Sigo vivo”. Algunos creen que Xavier salió de Francia pero no se fue para América Latina, sino para Escocia. Otras teorías sobre el paradero del que sería el único sobreviviente de la familia Dupont de Ligonnèsl, dice que Xavier no salió nunca de Francia y gracias a las conexiones de su familia, se ha escondido en residencias en todo el país.

Otra teoría, que intenta explicar el asesinato, es que estaba lleno de deudas y en desesperación, se deshizo de su familia. Al ser parte de la nobleza francesa, decidió permanecer con vida para cuidar su linaje y conservar el apellido. Finalmente, era hijo único y sin sus hijos, dejarían de existir los Dupont de Ligonnès.