Monopoly es uno de los pocos juegos de mesa que se ha salvado de ser sustituido por la tecnología y de hecho ha logrado trascender generación tras generación desde hace más de 100 años, pero resulta curioso que a pesar de que el juego fue inventado por una mujer en 1903, se haya convertido en una patente y un tablero exclusivo  para los hombres. Pero ahora Hasbro, intenta resarcir el daño, reescribir su historia y reconocer el empoderamiento femenino, con Mrs. Monopoly, la primer versión donde las mujeres ganan más.

El fabricante de juegos y juguetes estadounidense, ha anunciado con bombo y platillo la “versión feminista” del juego basado en el intercambio y compra venta de bienes raíces, donde ha hecho cambios radicales, comenzando desde el cambio de la imagen del empaque, hasta reescribir las reglas del juego. Ahora, en vez de Mr. Monopoly, el magnate con sombrero de copa que aparecía en todas las presentaciones del juego, la imagen principal será la de su sobrina, una joven de tez morena que heredará todas las propiedades. Además de que el tablero pretende honrar a diferentes mujeres inventoras en la historia.

Mrs. Monopoly, el primer juego de empoderamiento femenino

Twitter: Hasbro

Pero el cambio no solo es de forma, sino también de fondo. La firma destaca que Mrs. Monopoly, impactará de forma definitiva al desarrollo de la partida al introducir una brecha salarial por sexo, pero esta vez favorable para las mujeres. Dentro de las nuevas reglas, las jugadoras partirán de una posición más favorable que los jugadores al tener más dinero de partida. Mientras que las mujeres tendrán de inicio 1900 dólares, los hombres arrancarán con 1500.

Esta nueva versión, ha sido duramente criticada por diarios como el New York Times y el New Yorker,  pues argumentan que mientras la compañía promociona su nuevo título femenino, en toda la historia del juego, ha ignorado el papel de una mujer en la creación del juego.

Mrs. Monopoly, el primer juego de empoderamiento femenino

Twitter: @TheDollop

Y es que, en realidad, Monopoly tiene su origen en un juego inventado por la estadounidense Elizabeth Magie en 1903, llamado ‘The Landlord’s Game’ y posteriormente  se editó en varias formas y versiones sin el control de su autora original. Sin embargo, los créditos del juego fueron eliminados cuando el clásico juego de mesa fue patentado por Charles Darrow en 1935 y vendido a la firma Parker Brothers, ahora parte de la multinacional Hasbro.

Mrs. Monopoly, el inicio de una nueva era

Mrs. Monopoly, el primer juego de empoderamiento femenino

Intagram: Hasbro

Con el lanzamiento de Mrs. Monopoly, la empresa afirmó que intentan reforzar el empoderamiento femenino ya que la idea es crear un mundo en donde las mujeres tengan mayores ventajas con respecto a los hombres. “Es una nueva versión divertida que crea un mundo que da a las mujeres una ventaja que suelen disfrutar los hombres”. Además también afirma que “si los hombres juegan bien sus cartas, ellos pueden hacer más dinero”, informó la empresa a través de un comunicado.

Jen Boswinkel, director de marketing de la compañía, ha declarado que está pensado  concienciar a los niños sobre la brecha salarial y el empoderamiento femenino y lo hace de “una manera nueva y fresca” que da “relevancia al tema para todos los que estén jugando, en el que todos tienen un turno y esta vez las mujeres tienen ventaja al principio“. También ha afirmado que se puede dar el mismo dinero a todos los jugadores si así lo desean.

No obstante, una de los cambios a destacar, es que el interés por empoderar a las mujeres y reducir la brecha de género, no es solo de dientes para afuera. Hasbro entregó reconocimientos económicos (dinero real) a varias adolescentes de todo el mundo, que han desarrollado proyectos que han tenido un impacto significativo.

Tal es el caso de Sophia Wang, de 16 años, quien creó un dispositivo para detectar fallas en el suelo y socavones o Gitanjali Rao de 13 años,  quien inventó un dispositivo para detectar plomo en el agua potable. Ambas, entre muchas otras, recibieron un monto de hasta 20 mil 850 dólares, el equivalente al premio que reciben las ganadoras de Mrs. Monopoly.