Una mujer cuya obra es testimonio de la lucha que la comunidad negra ha enfrentado a lo largo de la historia. Toni Morrison murió la noche de ayer, 5 de agosto, a la edad de 88 años.

La noticia fue confirmada por editorial Alfred A. Knopf.Estamos profundamente tristes de informar que Toni Morrison murió a la edad de ochenta y ocho años”, indica el breve mensaje que la editorial publicó en su cuenta Twitter. “Morimos. Ese puede ser el sentido de la vida. Pero hacemos lenguaje. Esa puede ser la medida de nuestras vidas”.

 

Toni Morrison nació en Lorain, Ohio, Estados Unidos, en 1931. En su obra exploró e intentó dar a conocer la identidad de la comunidad negra, especialmente de las mujeres. Y, aunque ahora la literatura que aborda esa temática abunda (no lo suficiente), Morrison fue no sólo pionera, sino una maestra en el arte de expresar las crudas realidades que viven aquellos que son esclavizados y discriminados. Ello la hizo acreedora al premio Nobel de Literatura, en 1993. La primera mujer afroamericana en ser reconocida con tal distinción.

“Lenguaje sexista, lenguaje racista, lenguaje teísta son todas formas típicas de las políticas de lenguaje del dominio, que no pueden y no permiten nuevos conocimientos ni el encuentro de nuevos intercambios de ideas”, señaló Morrison en el discurso que ofreció al momento de recibir el máximo galardón literario.

 

Toni Morrison fue autora de 11 novelas, así como de libros infantiles y diversos ensayos. Mucha de su obra tuvo esa no muy común conjunción de éxito comercial y aplausos de la crítica especializada.

La autora de Beloved (1987), Jazz (1992) y La Canción de Salomón nació en el seno de una familia humilde. Pese a ello, consiguió graduarse como filóloga e incursionar en la industria editorial con éxito. Todo sin olvidar sus raíces. “Lo que hago es quitar las tiritas para que se vea la cicatriz, la realidad. No hay que tener miedo de mirar al pasado porque sólo así se sabe quiénes somos”, señala una de sus citas, recogida por Aristegui Noticias.

De acuerdo con The New York Times, Toni Morrison murió en el Montefiore Medical Center de Nueva York a causa de complicaciones derivadas de una neumonía. Descanse en paz.