En 'Nuevo orden' hay tres clases: Los ricos, los pobres y los militares Cine
Reseña de 'Nuevo orden'.

En ‘Nuevo orden’ hay tres clases: Los ricos, los pobres y los militares

Acá les dejamos nuestra reseña de 'Nuevo orden', el último largometraje de Michel Franco que se estrena esta semana en todo el país.

Nuevo orden, el último largometraje de Michel Franco llega a todas las salas del país después de su paso por el Festival de Venecia. Aquí formó parte de la Selección oficial (la única película en español de esta edición) y se llevó el Gran Premio del Jurado, un León de Plata, el cual fue liderado por Cate Blanchett y contó con la participación, entre otros, de Matt Dillon.

Para platicar de la película, nos gustaría primero hablar de lo que sucedió después de que fuera galardonada en Venecia y previo a su estreno. 

¿Qué pasó con el tráiler de Nuevo orden?

*Nota: si ya no quieren saber más del tema del tráiler, pueden pasar al siguiente punto.


A principios de octubre, a poco menos de un mes de su paso por Venecia, se liberó el primer tráiler oficial de Nuevo orden para promocionar la cinta y anunciar la fecha de estreno en salas de cine en México. En este avance de poco más de dos minutos hay diversas escenas de la película, por supuesto, pero arranca con la primera parte de Nuevo orden: una fiesta (una boda) de la clase alta en la Ciudad de México que se ve interrumpida por un grupo de personas que entran a la casa a generar caos.

A esto se le sumaron imágenes de una revuelta en las calles, presencia militar y la instauración del orden promovido por el Ejército: toques de queda, chequeos y actos de violencia en las distintas situaciones.

La salida de este tráiler generó mucha controversia entre algunos usuarios de redes sociales, sobre todo, porque definió Nuevo orden como una película donde la clase blanca y privilegiada de México se victimiza frente a la sublevación de las clases bajas, quienes actúan de manera irracional y violenta.

Marianne, Daniel y Alan en Nuevo orden / Foto: Videocine

Entre otras cosas, se hicieron diversas lecturas fragmentadas de Nuevo orden que asumían que una escena definía todo el filme y las intenciones del director, en este caso, de Michel Franco. Se tomó en cuenta una escena (que sólo sirve de introducción) para asumir que era toda la película.

Y no es el caso. Algo similar sucedió con Cuties (Guapis en español), cinta de la directora Maïmouna Doucouré que se estrenó en Sundance 2020 con mucho éxito. Pero la película fue duramente criticada con la salida de un póster de Netflix en la que veíamos a las protagonistas (niñas de 11 años) en posiciones de twerking y con ropa de baile. La audiencias aseguraron que sexualizaban a las niñas para vender el filme.

Sin embargo, la sexualización de las niñas/adolescentes es lo que condena la cinta con una historia mucho más profunda donde intervienen temas como la religión (la familia de la protagonista pertenece al islam; y lo expuestas que están las niñas a situaciones sexualizadas sin que ellas mismas sean capaz de reconocerlas).

Escena de ‘Nuevo orden’. / Foto: Videocine

Y mencionamos este ejemplo porque se trata de un tema general: leemos sólo los titulares y no las noticias completas, o el famoso “no se puede juzgar un libro sólo por su portada”, y ahora, hacemos una crítica dura de una cinta a partir de su póster o tráiler que, finalmente, son productos para promocionar y comercializar una película.

La conclusión más rápida es que cualquier película primero ha de ser vista para poder criticarla, analizarla y conversarla. Sobre todo una producción como Nuevo orden que toma un tema del que surgen distintas posiciones con base en la experiencia de cada espectador. Dicho esto, e invitando a que la gente lea este texto y vea la cinta, podemos platicar sobre lo que se ve en la pantalla.

Twitter lanzó una campaña para evitar que los usuarios den RT si no han leído la nota. / Foto: Twitter

Nuevo orden

Nuevo orden arranca con una lujosa fiesta en una casa de una zona exclusiva de la Ciudad de México. Marianne Novello, hija de un rico hombre de negocios, se va a casar por el civil con Alan. En la boda conocemos a su hermano Daniel, sus padres, y algunos amigos que se encuentran reunidos. Todos ellos, evidentemente, forman parte de una clase alta y privilegiada.

A la par, conocemos a los empleados y empleadas de la casa, quienes están liderados por Martha en una suerte de gerenta que organiza a las trabajadoras del hogar para atender a los invitados. También nos presentan a Cristian, hijo de Martha y que realiza distintas labores dentro del hogar. Los empleados también se suman a los choferes, guardaespaldas, etcétera.

Fuera de la lujosa casa, ocurre una revuelta que denotan un hartazgo por parte de la población ante las injusticias y la desigualdad. Por lo que la fiesta y sus invitados, quienes minimizan lo que sucede en las calles, son una representación de la forma en que siempre las clases altas, una minoría, ignoran la realidad de la mayoría.

Un grupo de personas irrumpe en una fiesta de la clase alta. / Foto: Videocine

Durante la fiesta, aparece Rolando, un antiguo exempleado de la familia Novello, quien acude desesperado a la señora de la casa para pedirle dinero, pues su esposa (quien también trabajó con ellos) necesita una operación de inmediato. Con cierta vergüenza frente a los invitados, es que Rolando es rechazado, sobre todo por Daniel, quien lanza sobre el sujeto amenazas para que se vaya.

Sin embargo, Marianne se entera del caso y decide ayudar a Rolando al darle algo del dinero que le han regalado en la fiesta (una tradición que ya no es tan popular, a decir verdad). Pero para esto debe pedirle permiso a sus padres, especialmente a su papá, y consultar a su futuro esposo.

Ante la indiferencia de ambos, Marianne, quizá para dar una lección o porque en verdad siente empatía, lleva la situación más lejos y se sale de su fiesta para apoyar a Rolando. En el momento de su salida, es que un grupo de personas de estrato social más bajo irrumpe en la casa..

‘Nuevo orden’ / Foto: Videocine

Las lecturas de la cinta

Durante las primeras secuencias, el director muestra a personas corruptas, opresoras, indiferentes, y conservadoras. Hacen alusión a personajes importantísimos de la vida política y relaciones pensadas para el bien de un negocio familiar. O bien, estas personas actúan con falsa empatía por una persona que necesita ayuda de manera inmediata.

El personaje de Daniel, en este caso, es una clara manera de mostrar que en la cinta, estas personas no actúan bien. El hecho de que el personaje de Marianne deba pedir permiso para usar su dinero, nos muestra un sistema de patriarcado que se impone en la relación de los protagonistas. Así que, de ninguna manera, se asume que una irrupción por un grupo de clase baja, deba generar empatía por los ricos y privilegiados.

Fernando Cuautle y Mónica del Carmen en ‘Nuevo orden’ / Foto: Videocine

Sino todo lo contrario. Es la premisa que impulsa al espectador a ver una de las razones que llevó a que la sociedad saliera a las calles. Hay molestias por parte de los invitados ante los “ataques” en las calles con pintura. Por ejemplo, una de las mujeres llega con el vestido manchado de pintura, lo que causa molestia sólo por el vestido sin ver lo que sucede afuera y por qué está sucediendo.

Las clases altas, acá, son retratadas como superficiales, banales y sí, indiferentes ante la realidad de la mayor parte de la gente que vive en el país. Así que no se habla en defensa del clasismo, no es una apología a la desigualdad o discriminación, sino una presentación de que son estos aspectos los que conducen, en esta ficción, a una revuelta en la que intervienen distintas violencias producto de un hartazgo. 

¡Checa por acá el tráiler oficial de 'Nuevo Orden', la cinta de Michel Franco!

Foto: Videocine

La idea de militarización

Después de la fiesta, reina el caos, por lo que entra el Ejército a las calles para recuperar el orden. Pero más allá de de esto, los militares instauran un nuevo orden donde hay toques de queda para todos los ciudadanos, un régimen laboral y lo peor: fuerza letal, o en otras palabras, órdenes de matar a gente inocente.

La presencia del Ejército como una autoridad inmediata o máxima ha sido representada en distintas películas de ficción y documentales. Hablamos de El violín de Francisco Vargas y la Guerra sucia de las década de los 70, y más de cerca, el documental La libertad del diablo de Everardo González donde un soldado detractor da las palabras clave en la que hemos de centrar nuestra atención en Nuevo ordenCuando hay una orden, entonces te deshumanizas“. 

La idea una militarización es la máxima en ‘Nuevo orden. / Foto: Videocine

En la película de Michel Franco, la idea en la que más profundiza es la militarización del país, y aquí, no hay para dónde. Una de las características más importantes de Nuevo orden, y que provoca frustración al mismo tiempo que terror, es que los ricos no van a dejar de ser ricos en una situación así mientras los pobres pagarán doble. 

Sin embargo, para Franco hay algo más, y es que los ricos se encuentran cegados por el encanto del poder que traen los contactos y el dinero, pero no se dan cuenta que hay uno mucho más letal: el poder de jalar un gatillo, y ese lo dominan los militares. 

Así que, es justo decirlo, en Nuevo orden hay tres clases: los ricos (muy ricos), los pobres y los soldados. Los participan sin consentimiento, en una dinámica de violencia, extorsiones, corrupción y una idea que ronda todos los días: cómo accedemos a ese privilegio que nos tiene sumidos en la pobreza. 

Foto: Videocine

Entre militares hay rangos, jerarquías y clases. Hay quienes dan la orden y los que las siguen, y cuando los altos mandos se muestran indiferentes al soldado raso, es que surgen acciones que pretenden no terminar con el privilegio del general, sino acceder a este… 

Todas las situaciones de esta ficción y de la realidad ?porque es imposible no ver Nuevo orden sin pensar en la actualidad?, se mencionan como productos de un sistema u orden del que no nos hacemos responsables hasta que nos rebasa de manera individual (pocas veces social).

El resultado de un nuevo orden. / Foto: Videocine

Para terminar y fuera de las distintas lecturas en lo social que se pueden hacer, hemos de decirles que Nuevo orden es un thriller de suspenso que cumple su objetivo: siempre estás esperando un golpe que al final, llega de una manera muy distinta a la que imaginaste.

Entrevista con Diego Boneta y Mónica del Carmen

Nos sentamos a platicar con Mónica del Carmen y Diego Boneta, dos de los protagonista de Nuevo orden que interpretan a Martha y Daniel. Aquí se las dejamos completa:

Top Relacionadas
:)