Si se van a tratar temas delicados como la depresión y el suicidio en adolescentes, debes esperar muchísima controversia y distintos puntos de discusión. Sin embargo, 13 Reasons Why, la serie original de Netflix que explotó esto, no se dio cuenta de qué tan grande podía llegar a ser

Bella, una chica de 15 años de California, se suicidó después de ver la serie, de acuerdo con su padre. John Herndon culpa a la serie y a Selena Gomez, quien es productora ejecutiva del programa, por la muerte de su hija y ha pedido a Netflix que cancele la segunda temporada.

La primera entrega, basada en la novela de 2007 de Jay Asher, presenta a una chica de 17 años llamada Hannah Baker que se quita la vida, dejando cintas de audio en la que explica sus razones; sin embargo, muchos han considerado que el programa tiene ciertas fallas relacionadas al suicidio además de contenido muy gráfico.

Selena Gomez y Netflix necesitan entender que no todos van a comprender el programa. Algunas personas están batallando con la depresión, y esta serie puede agarrarlos en un mal momento”, comentó Herndon. El padre de Bella también habló directamente sobre Selena Gomez: “Estoy muy enojado. Selena me enferma. Ella es una persona extremadamente perturbada si piensa que este programa tiene algún valor social”.

Headspace, una fundación dedicada a la salud mental, reveló que a principios de año recibieron muchas llamadas y correos relacionados con la serie: “el programa presenta a las audiencias un mensaje muy complicado y gráfico, así como imágenes sobre métodos de suicidio”.

Tanto Selena Gomez como Netflix no han emitido ningún tipo de respuesta.