Jeffrey Epstein / Reuters Donald Trump / Getty Images Anonymous / Captura de video

#PizzaGate, Trump, Anonymous y la lista negra: ¿De qué trata el caso de Jeffrey Epstein?

El 10 de agosto de 2019, Jeffrey Epstein apareció muerto en su celda. Las autoridades aseguraron que se había suicidado con una sábana: la amarro a la litera y se empujó hacia adelante. Sin embargo, un sinfín de teorías especulan que Epstein no se quitó la vida, sino que lo asesinaron. ¿Pero por qué?

Antes de siquiera atrevernos a responder el porqué de su muerte, hemos de hacer un breve resumen. Jeffrey Epstein fue un multimillonario que en dos ocasiones, en 2007 y 2019, fue acusado de pedofilia, solicitud de prostitución y prostitución de menores. Este sujeto, nacido en Nueva York en la primera mitad de la década de los 50, no tenía un título universitario, pero a pesar de eso, logró dar clases de matemáticas y física en la prestigiosa The Dalton School.

Geoffrey Berman anunció los cargos contra Jeffery Epstein el 8 de julio de 2019 en Nueva York. / (Photo by Stephanie Keith/Getty Images)

Luego, dio el paso monumental a Wall Street. Y es aquí donde empieza su historia financiera. Jeffrey Epstein trabajó en la firma bancaria Bear Stearns donde logró ser socio por sus consejos financieros hacia multimillonarios de Estados Unidos en el mundo de las inversiones. El tipo siempre fue descrito como un genio maquiavélico cuyos índices de moralidad eran muy bajos, pero con un enorme carisma y encanto para manipular a la gente.

Después conoció a Leslie Wexner, CEO de L Brands y dueño de marcas como Victoria’s Secret, con quien trabajó como un asesor financiero y revisando miles de millones de dólares, pero se dice que en los círculos más altos, Jeffrey era “el novio” de Wexner, pues le cedió total control de su dinero. ¿El resultado? En 2007, Wexner rompió relaciones con Jeffrey Epstein al darse cuenta que le había estado robando y realizando inversiones peligrosas que lo hicieron más rico. Wexner, apenas el año pasado, dijo que Epstein era un “depravado”.

Leslie Wexner junto a Stella Maxwell el 7 de junio de 2016. / (Photo by Astrid Stawiarz/Getty Images)

Mientras Epstein aumentaba su fortuna, se hizo de un enorme patrimonio en Estados Unidos en algunos países del mundo como Francia, donde tenía residencias al igual que en Nuevo México, Nueva York y Florida. En este último estado, fue donde se reveló el caso que lo llevó ante la justicia dos veces… o al menos eso se intentó.

Epstein, junto a su novia Ghislaine Maxwell, tenían una enorme residencia/mansión en Palm Beach, la zona donde los ricos tenían sus hogares. En este lugar, construyó una pirámide donde abusó y traficó sexualmente a cientos de menores de edad, niñas de entre 13 y 17 años que eran llevadas a su casa a darle un masaje por 200 dólares, pero que terminaban desnudas y abusadas sexualmente por Epstein y algunos de sus amigos millonarios.

Deborah Blohm, Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell y Gwendolyn Beck en 1995. / (Photo by Davidoff Studios/Getty Images)

Su sistema de tráfico estaba basado en reclutadoras, también menores de edad, que llevaban un par de amigas a la casa, y esas niñas tenían la tarea de llevar a otras menores y así sucesivamente. En una primera investigación por la policía de Florida, descubrieron a decenas de niñas que habían sido víctimas de abuso en manos de Jeffrey Epstein con base en manipulación económica o amenazas.

En los años en los que construyó su imperio, Jeffrey Epstein se hizo de varios contactos de las élites más altas de Estados Unidos y los funcionarios con mayor poder en el país. Entre sus “amigos” estaba Donald Trump y el expresidente Bill Clinton. Conocía al príncipe Andrew muy bien y se codeaba con celebridades, artistas y modelos como Bill Cosby, Woody Allen, Harvey Weinstein y la primera dama, Melania Trump.

Jeffrey Epstein y Donald Trump en Palm Beach, Florida, 1997. / (Photo by Davidoff Studios/Getty Images)

El poder adquisitivo de Epstein era enorme. Tenía una isla privada en las Islas Vírgenes, parte del territorio de Estados Unidos. En sus aviones privados, llevaba a este tipo de invitados junto a algunas menores de edad. En la serie documental de Netflix, Jeffrey Epstein: Asquerosamente rico, un exempleado de la isla aseguró que un día vio a Clinton en el porche de la casa principal y al príncipe Andrew en la alberca con una menor de edad que “tenía descubierto el torso“.

Esa menor de edad, de acuerdo con esta serie y los testimonios, era Virgina Roberts, una masajista que desde que era menor, comenzó a trabajar para él, y a lo largo de tres años, fue abusada, violada y traficada por Epstein para con personajes como el príncipe Andrew y otros amigos del millonario como el abogado Alan Dershowitz.

Cuando se emitió la demanda en contra de Epstein, se tenía un caso sólido con varios testimonios de víctimas. Sin embargo, en secreto, la fiscalía de Florida y los abogados de Epstein (un grupo poderoso que construyó Dershowitz), firmaron un acuerdo que perjudicó a las víctimas y las dejó sin recibir justicia. Alexander Acosta, exsecretario de Trabajo de los Estados Unidos en la administración de Trump y fiscal federal para el distrito del sur de la Florida de 2005 a 2009, fue el responsable de esto.

Donald Trump y Alex Acosta, quien anunció su renuncia el 12 de julio de 2019. / (Photo by Mark Wilson/Getty Images)

Acosta realizó reuniones con los abogados de Epstein en un hotel de la zona. En teoría, una sola de las acusaciones, le podría dar cadena perpetua a Epstein, pero Acosta acordó que el millonario sólo iría 18 meses a la cárcel y tendría derecho a trabajar. Es decir, debía cumplir 12 horas de cárcel diarios y podía salir a su oficina… sólo regresaba a dormir. Y no sólo eso. Epstein nunca fue registrado como delincuente sexual y a algunos de sus cómplices, les ofreció inmunidad, entre ellos, las principales reclutadoras de Epstein.

Después de 13 meses, Epstein salió y “cumplió” su sentencia desde su mansión en Florida donde salía de casa y hasta viajaba a su isla privada. El caso, el cual había sido retomado por el FBI, se desvaneció y Epstein volvió a retomar su vida junto a sus amigos y contactos poderosos.

El caso de Epstein en cuanto al abuso, prostitución y tráfico de menores, es terrible, pero ese primer intento de llevarlo ante la justicia, simplemente reveló que muchas más personas estaban implicadas. Algunos testimonios de víctimas aseguran que innumerables políticos participaron en las orgías y en el tráfico de menores como clientes.

Después de que explotó el movimiento de #MeToo en Estados Unidos en 2017 al revelarse los años de abuso de poder y sexual y violaciones por parte de Harvey Weinstein, productor en Hollywood, en contra de cientos de mujeres, es que el caso de Epstein volvió a mencionarse y se pudo llevar ante la justicia.

Harvey Weinstein. / Foto por Jefferson Siegel-Pool/Getty Images

Después de regresar de un viaje de Europa, Jeffrey Epstein fue arrestado en Nueva York y todos tenían la esperanza que después de más de 10 años, podría enfrentar una sentencia de más de 40 años que para la edad de Epstein, sería prácticamente hasta el día de su muerte.

La policía consiguió una orden de cateo en su casa en Nueva York, una de las propiedades más grandes en Manhattan, y encontraron cientos de fotografías de desnudos y pornografía infantil. Pero en menos de un mes, el 10 de agosto de 2019, Jeffrey se suicidó en su celda en un extraño momento en que las cámaras de seguridad supuestamente no funcionaron, los guardias supuestamente se durmieron, y el millionario pudo quitarse la vida.

La residencia de Jeffrey Epstein en el East 71st Street de Manhattan en New York. / (Photo by Scott Heins/Getty Images)

Las teorías de que su muerte no fue un suicidio, sino un asesinato, surgieron a partir de que Epstein conocía exactamente quiénes fueron partícipes en su red de prostitución de menores… Y acá viene el tema más actual. Si les suena el famoso #PizzaGate, es porque Epstein es uno de los supuestos puntos clave en esta teoría conspirativa en la que se establece una enorme red de políticos y personas con mucho poder económico que practicaban o participaron de alguna manera en cuestiones de pedofilia, y distribución de pornografía infantil.

Anonymous, un grupo de hackers que amenazan con develar documentos oficiales sobre las malas prácticas de los gobiernos, surgió este fin de semana después de algunos años de mantenerse en silencio. En un video publicado en las redes sociales, Anonymous sugieren revelar información a partir del asesinato de George Floyd (un hombre afroamericano de 46 años que estaba desarmado) en manos de un grupo de policías en la ciudad de Minneapolis.

El presunto hackeo de Anonymous a la policía de Chicago durante las protestas por George Floyd

Captura de video

Pero hay más. Anonymous señaló al Vaticano y aseguró que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, formó parte de esa red de pedofilia y tráfico de menores a partir de su amistad con Jeffrey Epstein. Cuando resurgió el caso en 2019, Trump aseguró que hace muchos años, tuvo una pelea con Epstein y se dejó de comunicar con él. Pero un tuit reciente, Anonymous publicó lo siguiente: Mandaste a matar a Epstein para cubrir tu historia con el tráficos de menores y violación“.

Bill Clinton, por su parte, aseguró que no tenía contacto con Epstein en más de una década, y nunca estuvo en la isla privada. Sin embargo, los registros aseguran que estuvo decenas de veces, y a pesar de que algunas víctimas dicen que nunca vieron a Clinton involucrarse con menores de edad.

Hillary Clinton, esposa de Bill y excandidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos en 2016, es uno de los nombres que han formado parte del #PizzaGate, y las supuestas evidencias la atan a esta teoría a través de correos redactados en los que se leen palabras clave para pornografía infantil que se utilizan en la deep web como “cheese pizza” que significa child porn por el “ch” y la “p”.

A un mes de las elecciones de 2019, Wikileaks comenzó a publicar algunos correos electrónicos de la cuenta de John Podesta, el jefe de campaña de Hillary Clinton. En estos se mencionaba la palabra “pizza” entre John y su hermano Tony Podesta. En 4chan, este foro de internet, algunos aseguraron que cheese pizza está relacionado con la búsqueda de pornografía infantil y la pedofilia.

En un documento del FBI filtrado por Wikileaks titulado “Symbols and Logos Used by Pedophiles to Identify Sexual Preferences”, se pueden ver algunos símbolos que se utilizan para referirse a la pornografía infantil en código. Todos estos símbolos, sirven para los pedófilos que abusan sexualmente de niños o aquellos que producen y distribuyen pornografía infantil, y cómo estos se comunican con logos o símbolos para reconocerse entre ellos, y ya una vez identificados, saben cuáles son sus preferencias sexuales.

Captura del documento filtrado del FBI con los símbolos y logos de pornografía infantil en niños.

Captura del documento filtrado del FBI con los símbolos y logos de pornografía infantil en niñas.

Luego, surgió el nombre de Comet Ping Pong, una pizzería de Washington cuyo dueño, James Alefantis, tenía una relación con John Podesta y ese lugar servía para que se realizaran algunas reuniones operativas de los demócratas. Y así es como surgió en redes el tema del #PizzaGate con un sinfín de teorías y noticias falsas que se volvieron virales. Estas aseguraban que en la pizzería, había salidas a túneles, cuartos donde se asesinaban personas, se realizaban rituales satánicos y hasta canibalismo.

Un sujeto llamado Edgar M. Welch de Carolina del Norte, llegó a Washington y fue directamente a la pizzería con un rifle y un arma. Entró al lugar a investigar todo lo que sucedía y a pesar de que disparó dentro del local, no hirió a nadie… ni encontró nada de lo que se aseguraba en internet. El objetivo de este hombre era salvar a los supuestos niños que estaban encerrados y eran víctimas de violencia sexual. Muchos aseguran que esta historia, y el hecho de que Welch no encontró nada, es parte de esta enorme red que busca mantenerse oculta.

Comet Ping Pong en Connecticut Avenue el 5 de diciembre de 2016. / (Photo by Alex Wong/Getty Images)

Algunos usuarios han pedido a Anonymous que investiguen el “black book” de Epstein y la hagan pública, pues muchos creen que vienen todos estos nombres que también forman parte del #PizzaGate. Los nombres más conocidos, desde luego, son los de Bill Clinton y Trump, pues hay evidencias fotográficas de su relación y contacto con Epstein, pero hay más nombres como el del exprimer ministro de Reino Unido Tony Blair, el millonario Ron Burkle, los secretarios de Estado Henry Kissinger y John Kerry, el editor Rupert Murdoch, el traficante de armas Adnan Khashoggi, Ivana e Ivanka Trump también aparecen en el libro, y muchos más.

Todos estos nombres y su relación con Jeffrey Epstein, forman parte de la teoría de que el millonario fue asesinado a los 66 años de edad en su celda en un lugar sumamente supervisado donde han estado personajes altamente peligrosos como Joaquín ‘Chapo’ Guzmán.