En 1997 se estreno Men In Black, una película que no tenía muchas “posibilidades”. Will Smith no era una estrella de cine (sí de la televisión) y Tommy Lee Jones estaba consagrado como un actor de drama. Además, presentó una mezcla que no se había visto en pantalla, al menos no de esa forma: algo de ciencia ficción combinado con acción y mucha comedia.

Men In Black fue toda una apuesta para la época, pero fue superada cuando la taquilla respondió y las audiencias hicieron suya la historia. También se apropiaron de los dos personajes principales sin olvidar la premisa de que extraterrestres viven entre nosotros en distintas formas. 

El punto más destacado fue la dinámica divertida entre Smith y Lee Jones como los agentes J y K. La diferencia de edad definida en el ritmo de sus decisiones, capacidad de respuesta y forma de interpretar las situaciones, sin duda fue lo que construyó la narrativa del universo de los hombres de negro. Esto también dio paso a una segunda parte en 2002 que si bien mantuvo esa esencia de la relación entre protagonistas.

10 años después, Smith y Lee Jones regresaron para una tercera entrega menos divertida pero más emocional con la presencia de Josh Brolin como el agente K. La película explica su misteriosa historia y el porqué se convirtió en ese hombre serio y sin carisma, pero que logró cautivar al público durante años. Fue tanto el amor, que incluso pidieron que regresara junto a Smith; sin embargo, esa historia ya se había cerrado, pero no la de los Men In Black como tal. 

El regreso de los MIB 

Y así, Sony Pictures decidió hacer un spin-off de la franquicia con rostros nuevos titulado MIB: International. Los elegidos para llegar, mas no ocupar ese lugar, fueron Chris Hemsworth y Tessa Thompson, dos actores que ya se conocían por Thor: Ragnarok y Avengers: Endgame dentro del universo cinematográfico de Marvel. La comedia no es nueva para ellas, y se refleja en la dinámica entre actores dentro de MIB: International

La película deja Nueva York para centrar su historia en Londres y muchos países como Marruecos, Francia e Italia. Thompson interpreta a Molly, una niña de Brooklyn que ve cómo la memoria de sus padres es borrada ante la presencia de aliens. Desde ese momento, se dispone a buscar a esos hombres de negro y formar parte de ellos.

Cuando finalmente lo logra, la agente O (Emma Thompson) la pone a prueba enviándola a la sede de Londres con High T (Liam Neeson) y el agente H, interpretado por Hemsworth. Juntos deben resolver un enorme misterio para evitar que los humanos sean exterminados en manos de una raza alienígena desconocida y que parece ser inmune a las armas de los hombres de negro.

Tuvimos la oportunidad de platicar con Chris Hemsworth sobre el regreso de esta enorme franquicia y lo que más le gusta de las primeras películas, así como su decisión de participar en este nuevo proyecto. Por acá les dejamos la entrevista sobre MIB: International, la cual se estrena el viernes 14 de junio en varias salas del país. Si quieren volver a un mundo en el que Michael Jackson y Donald Glover son extraterrestres entre nosotros, entonces esta película es la ideal.