A principios de los 80, James Cameron se encontraba en Roma filmando algunos comerciales. Una noche, cuando el director enfermó y tuvo una fuerte fiebre, llegó a él la imagen de un robot asesino enviado del futuro para eliminar a quien se convertiría en el salvador de la humanidad frente al dominio de las máquinas… y así fue como nació la idea del Terminator. Algunos años después, en 1984, salió la primera entrega de lo que se convertiría una de las franquicias más grandes en el cine.

Terminator de 1984, protagonizada por Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger, nos presentó a Sarah Connor, una mujer fuerte e independiente que debía escapar de la fuerza de un cyborg enviado a eliminarla antes de que diera a luz a John Connor, la persona que, en el futuro, lideraría la Resistencia frente al dominio de las máquinas bajo las órdenes de Skynet. Para 1991, Cameron lanzó Terminator: Judgment Day en donde John y Sarah Connor, sumados a un T-800 enviado del futuro por el mismo John para ayudarlos, evitan el Día del Juicio Final; es decir, un ataque nuclear por parte de Skynet en el que eliminaría a 3 mil millones de personas. 

Los Connor y el T-800, interpretado de nueva cuenta por Schwarzenegger, evitan la tragedia y huyen ante la idea de que un día, las máquinas tomarán con conciencia de su poder y someterán a los humanos hasta el exterminio. Después de esta cinta, siguieron tres entregas en las que ya no se involucró James Cameron (director, productor y/o guionista) ni Linda Hmailton como Sarah Connor.

A partir de la entrega de 2003 titulada Terminator: Rise of the Machines, es que la línea del tiempo en la franquicia se hizo cada más confusa y compleja con películas que si bien recuperaron la premisa de la historia original, no lograron adecuarse a las necesidades de las audiencias ni la proyección de Cameron para sus personajes (Terminator Salvation en 2009 y Terminator Genisys en 2015). Aquí es donde radica la importancia, después de 28 años, de Linda Hamilton en Terminator: Dark Fate junto a James Cameron como productor. 

Terminator - Nueva película

Desde 1991, Hamilton no regresaba a la franquicia, ni qué decir de Cameron quien, como mencionamos, no participaba en ninguna de las entregas posteriores. Para esta cinta de 2019, regresan Sarah Connor y el T-800 para salvar a la protagonista de una nueva profecía de salvación, una mexicana llamada Dani Ramos. Ella aparece junto a nuevos personajes como Grace, una humana “mejorada” que es enviada del futuro para salvarla de un nuevo Terminator cuyas características físicas, lo hacen imposible de eliminar.

Dani, Sarah y Grace, junto al T-800, protagonizan una de las cintas más esperadas del año que ha sido calificada como la mejor entrega desde Judgment Day en 1991. Por esta razón, nos sentamos a platicar con Hamilton, Mackenzie Davis (Grace), Natalia Reyes (Dani) y el actor mexicano Diego Boneta, quien hace una aparición especial como Diego Ramos, hermano de la protagonista.

Con ellos hablamos sobre la importancia de Sarah Connor como una de las primeras figuras femeninas del cine de acción y el giro de 180 grados que su presencia le da a la historia completa. También nos platicaron sobre la responsabilidad de Natalia y Diego, como artistas latinos, de aparecer en películas de tan alto perfil en Hollywood. 

Por acá les dejamos el video completo de nuestra entrevista para Terminator: Dark Fate: