De niños aunque íbamos a la escuela, no podemos negar que Plaza Sésamo nos ayudó (o de plano enseñó) cosas fundamentales. Desde contar hasta aprender de empatía con los demás, fueron solo algunos de los temas que se han expuesto en el programa infantil más importante de la historia, que este año cumplió 50 años al aire. Pero, ¿qué pasa cuando de plano no hay ni una ni otra? ¿Quién te enseña cuando estás en medio de una guerra? 

Con el fin de ayudar a los niños refugiados en Siria a aprender, la organización Sesame Workshop y el Comité Internacional de Rescate han unido fuerzas para producir Ahlan Simsim, la versión árabe de Plaza Sésamo. A través de programas educativos, ambos pretenden ayudar a los niños con su educación mientras encuentran un lugar seguro en donde establecerse.

El programa se empezó a producir en 2019 e irá dirigido para niños de 3 a 8 años de edad, se espera que el primer episodio sea emitido en febrero de 2020 a todo Medio Oriente. Y por supuesto que Elmo, Abelardo, Beto y Enrique no serán los protagonistas de esta versión de Plaza Sésamo, acá cambiarán un poquito a los personajes para que los pequeños puedan sentirse identificados.

En su lugar entrarán marionetas nuevas: Jad, un joven muppet que es nuevo en el barrio, Basma, una chica que se hace amiga de él y Ma’zooza, una cabrita que los acompañará en sus aventuras. En un video mostrado por el noticiario 60 Minutes, vemos un poco del detrás de cámaras del show, donde entendemos mejor de qué irá Ahlan Simsim. “Mi juguete no está conmigo. Lo dejé en mi antigua casa cuando llegué aquí”, dice Jad en un clip de uno de los episodios mostrados, insinuando que el personaje también es un refugiado. 

De acuerdo con CNN, la primera temporada de Ahlan Simsim no solo se tratará de enseñarle a los niños el abecedario o contar del uno al diez, el programa pretende enseñar habilidades socio-emocionales, incluyendo estrategias de afrontamiento como contar hasta cinco, respiración abdominal y técnicas emocionales para sobrellevar situaciones difíciles, según lo que dijo Scott Cameron, el productor ejecutivo.

Por si esto fuera poco como parte del show, también hay voluntarios que trabajan directamente con los niños y niñas, yendo a cada lugar en el que se encuentren. Estos voluntarios utilizan videos de Plaza Sésamo, así como cuentos, juegos y rompecabezas para que los pequeños aprendan y empiecen a interactuar con su entorno.

A continuación pueden checar un video donde podemos ver más a detalle a los personajes que estarán en la versión árabe de Plaza Sésamo y sobre todo, cómo le enseñarán a los niños en esa situación a lidiar con su emociones: