Fotos: Especial/@Audry_Ruuz

¿Por qué está mal y es ofensiva la práctica del blackface?

El blackface es una práctica que, aunque hace años se prohibió, sigue estando en nuestra sociedad y acá les contamos por qué está mal esto.

Sin duda, el 2020 quedó marcado por las protestas en todo el mundo en contra del racismo sistémico y la brutalidad policial en contra de la comunidad afroamericana, con marchas enormes en distintos lugares a favor del movimiento Black Lives Matter y a raíz del asesinato de George Floyd a mediados de mayo. Y una de esas actitudes que buscan erradicar es el blackface, que durante tantos años ha estado presente en el mundo del entretenimiento. 

Desde la década de los 30, diversos actores de la época comenzaron a pintarse la cara de color negro con grasa para representar a todas esas personas que llegaron de África a los Estados Unidos siglos antes para trabajar como esclavos. Sin embargo, en lugar de mostrarlos positivamente, los exhibían como dandis y personas sumamente felices; algo que por supuesto contrastaba con su realidad, pues estaban en ese país para ser explotados. 

¿Por qué está mal y es ofensiva la práctica del blackface?

El cantante galés Dai Francis se pinta la cara de negro en su última actuación dentro de la obra de teatro ‘The Black and White Minstrel Show’/Foto: Getty

También puedes leer: ¿QUÉ VER, LEER Y ESCUCHAR PARA ENTENDER EL RACISMO Y EL MOVIMIENTO #BLACKLIVESMATTER?

Los shows se acabaron, pero el blackface sigue existiendo

En dichos espectáculos donde se veía el blackface, cuyo objetivo era divertir al público, estos shows resultaron hirientes y degradantes para todos los afroamericanos, reforzando en el intento las nociones y estereotipos de superioridad blanca, llevándolo a Reino Unido y gran parte de Europa. Para los años 60 y en medio de la lucha a favor de los derechos civiles, obligó a que esta clase de shows se prohibieran en todo el país.

Sin embargo, y aunque la sociedad avanzó un poco desde entonces, las cosas no han cambiado mucho en cuanto a esta práctica; sí, desaparecieron en papel estos shows, pero siguen existiendo esta clase de casos en pleno 2020. El entretenimiento sigue viendo a personas pintándose la cara para interpretar a un personaje afroamericano y que en la gran mayoría de los casos, resulta ser ofensivo y para nada gracioso.

¿Por qué está mal y es ofensiva la práctica del blackface?

Imagen ilustrativa/ Foto: Getty

El caso de Eiza González

Este mismo año, la actriz mexicana Eiza González se vio envuelta en la polémica por una imagen que se hizo viral en redes sociales, de cuando participaba en la telenovela Lola, érase una vez.  En ella la veíamos con la cara pintada de negro en una escena que data de 2007. Sí, pasaron 13 años para que llegara la controversia, donde por cierto, hubo comentarios de todo tipo, que la apoyaban y otros que la descalificaban. 

Pero la propia Eiza y en medio de las protestas por el movimiento Black Lives Matter en los Estados Unidos, aseguró que esto estuvo mal porque no tenía el conocimiento con el que ahora cuenta sobre el tema y que en aquella época –siendo una quinceañera en su primer papel protagónico– no pudo negociar al respecto. Y es que aquí también surge algo interesante, muchas veces esta práctica no tiene ni razón de ser en un guión.

¿Por qué está mal y es ofensiva la práctica del blackface?

Foto: Especial

Jimmy Fallon acusado de racismo

Un caso similar fue el de Jimmy Fallon a mediados de mayo de 2020 –sí, también cuando el Black Lives Matter estaba cobrando fuerza–. La cosa fue que al presentador estadounidense lo acusaron de racismo por un sketch que grabó hace exactamente 20 años, donde parodiaba al comediante Chris Rock y para ello, se pintó la cara para ‘parecerse’ más a él. Por supuesto que esto no pasó desapercibido y miles de personas le recriminaron por esto.

Fallon salió a disculparse y no solo eso, sino que aceptó su responsabilidad en este hecho y en que el blackface siguiera siendo algo normal: “Mientras estaba en ‘SNL’, tomé la terrible decisión de hacerme pasar por Chris Rock mientras estaba pintado de negro. No hay excusa para esto. Lamento mucho tomar esta decisión incuestionablemente ofensiva y les agradezco a todos por hacerme responsable”. 

Foto: Especial

Memo Aponte y su video de ‘Soul’

Recientemente, el caso de Memo Aponte cobró fuerza en redes sociales. El youtuber provechó el estreno de la más reciente cinta de Pixar, Soul, para grabar un video haciendo cosplay a los personajes de esta historia y como recordarán, el protagonista es Joe Gardner, un hombre afroamericano amantes del jazz. Pero el actor de doblaje mostró a una persona con la cara pintada de negro para que ‘se viera’  parecido al de la cinta. 

Sin embargo, le llovieron comentarios de todo tipo y aunque al principio tachó de racistas a aquellos que lo señalaban, no le quedó de otra mas que bajar el video de la plataforma y pedir disculpas“Quiero pedirles una disculpa por el cosplay de mi último video. Estuvo mal y mi intención nunca fue ofender a nadie y mucho menos burlarme. Aprendimos algo nuevo y es de sabios corregir los errores. De parte mía y de mi equipo de trabajo sinceras disculpas. No volverá a suceder”.

¿Por qué está mal y es ofensiva la práctica del blackface?

Foto vía Twitter: @Audry_Ruuz

¿Por qué está mal el blackface?

De acuerdo con The Vox, David Leonard, presidente del departamento de cultura crítica, género y estudios raciales de la Universidad del Estado de Washington, explicó que el blackface refuerza la idea de que la gente negra es un blanco apropiado para el ridículo y la burla. Además señaló que el hecho de que alguien se pinte la cara para asemejar su color de piel nos recuerda los estereotipos sobre la supuesta criminalidad negra y el peligro que ‘representan’.

Además, Leonard menciona que esto crea una falsa sensación de diversidad en los distintos ámbitos que incluyen “todo menos la persona real, la comunidad y la cultura que los afroamericanos representan”. En pocas palabras, lejos de homenajear o retratar positivamente a estos hombres y mujeres, lo que están logrando es alimentar los pensamientos que se tienen culturalmente desde hace años sobre esta comunidad.

Foto: Getty

Un poco de empatía al respecto

Hay quien se escuda diciendo que el blackface es una broma, inofensiva, o no hecha con la intención de molestar a nadie. Es más, hay quien se atreve a mencionar que esto puede tener efectos positivos para todos los afroamericanos. Pero la realidad es que nuestros pensamientos no cambian el impacto que tiene ver a alguien pintado con la cara de negro en la gente de distintas razas, o la forma en que refuerza los estereotipos.

El problema en este caso radica en que aquellos que se les hace normal esto no saben nada sobre el dolor y el trauma de vivir en una sociedad que imagina a esta comunidad como algo cómico o criminal. Retratarse como alguien de una raza diferente no es solo una representación de una persona, sino más bien usar el tono de piel de alguien como un disfraz, no importa si es negro, marrón, amarillo o cualquier otro color.

"Eres un criminal": Mexicano es víctima de racismo al entrar a su casa en Estados Unidos

Cartel en las marchas a favor del movimiento Black Lives Matter/ Foto: Getty

Al final y si todavía no comprendemos qué es lo que está mal sobre el blackface, deberíamos tomarnos un momento para preguntarnos y contestar con toda sinceridad, ¿qué es lo que nos parece gracioso al respecto? ¿Por qué creemos que está bien? ¿Nos gustaría que así nos vieran en otros lados del mundo? Y quizá, solo quizá en este punto, quienes normalizan esta clase de prácticas comprendan a fondo el por qué en pleno 2020 esto no es correcto.