Como si vivir en la Ciudad de México no fuera lo suficientemente tenebroso entre tanta inseguridad, en esta temporada de terror, muchos viajeros buscan una experiencia sobrenatural o que les acelere el ritmo cardiaco a punto del infarto, por puritito placer. En la capital del país, varios callejones de las alcaldías de Coyoacán o Xochimilco, son famosos “porque ahí espantan” según relatan algunas leyendas, pero no queremos que pases otro Halloween sin conocer los pueblos fantasma más espeluznantes del mundo.

Isla Ross, India

La selva ha ganado terreno en lo que un día fue la apacible sede de la colonia británica, los únicos seres vivos que quedan en el lugar son la flora y la fauna silvestre. Mientras que las copas de los árboles se funden con la arquitectura gótica del lugar, haciéndola una isla misteriosa y totalmente abandonada. Una de las grandes aficiones del turismo de la época de muertos, es pasar una noche en el lúgubre cementerio, aunque hacer un ritual a media noche desde la iglesia o en el medio de las ruinas podría ser no apto para cardiacos.

Pueblos fantasma, ¿te atreverías a dormir en ellos?

Tripadvisor

La isla, fue abandonada tras un terremoto en 1941, que coincidió con la intervención japonesa, pasó en disputa por muchos años, hasta que los ingleses y nipones la entregaron a la Armada india, quien estableció una base militar, pero poco después fue abandonada, ahora la isla se ha convertido en todo un pueblo fantasma.

Pripyat, Ucrania

Sin duda alguna, uno de los  pueblos fantasma más turístico del mundo. Desde aquel catastrófico accidente nuclear en la central de Chernóbil en 1986, muchas cosas han cambiado. Ucrania se independizó de la entonces Unión Soviética, para el 2005, el número de muertes relacionadas con la explosión del reactor número 4 se incrementó a más de 60 mil, de acuerdo al informe de la Organización Mundial de la Salud.

Pueblos fantasma, ¿te atreverías a dormir en ellos?

Pinterest

Los altos niveles de radiación provocaron que cerca de 50 mil habitantes abandonaran todo, incluso la ropa que portaban para poder sobrevivir. Pero extrañamente, todos estos factores han incidido para que 33 años después, decenas de curiosos quieran constatar con sus propios ojos, la apariencia que tiene el norte de Ucrania en la actualidad. Hasta ahora 704 aventureros, se han instalado en Chernóbil, sin embargo, la población de Pripyat, sigue siendo de cero habitantes.

Terlingua, Texas

Este no es un set de película abandonado o una trampa turística fabricada. Este fue un verdadero pueblo minero de cinabrio, pero cuando el mercado del mercurio se derrumbó, todos los habitantes huyeron excepto los bichos locales. Reconocido oficialmente como uno de los pueblos fantasma de Estados Unidos, lo único que se queda es el salitre que se devora los edificios, los pozos de mina en ruinas, demasiados cactus y serpientes de cascabel poco amigables.

Pueblos fantasma, ¿te atreverías a dormir en ellos?

Terlingua

Pero eso sí, el pueblo que hasta el 2010 le quedaban 58 habitantes, tiene como su principal atracción un pintoresco cementerio que hace que la historia de la zona cobre vida, si es tu día de suerte, podrás toparte con alguno de los fantasmas que habitan el lugar.   Al ser un pueblo fronterizo con México, durante la temporada de Halloween, cientos de turistas acuden a ver la belleza de ofrendas mexicanas a escasa luz de las fogatas.

Thurmond, Virginia Occidental

Aunque oficialmente no se ha convertido en pueblo fantasma, de acuerdo con el censo de población de 2010, en este lugar solo viven cinco personas en medio del recuerdo del gran pueblo minero que algún día fue. Entre las vías del tren abandonadas y el polvo que se acumula en los ventanales de los antiguos establecimientos, el alma de la fiesta está en una cantina que permanece abierta para los ocasionales visitantes.

Pueblos fantasma, ¿te atreverías a dormir en ellos?

Pinterest

Oradour-sur-Glane, Francia

Permanece intacto desde la masacre nazi que acabó con la población de la ciudad en 1944. El  lugar se ha mantenido como uno de los pueblos fantasma más populares de Europa, desde que el general Charles de Gaulle declaró que debería seguir siendo un triste recuerdo a la crueldad de la ocupación nazi. Hoy es una atracción turística popular, para que la gente pasee por las calles tranquilas bordeadas de automóviles oxidados y edificios de piedra en ruinas. A pesar de estar ocupado durante el día, los lugareños dicen que no se atreverían a entrar por la noche, pues las versiones sobre almas que andan penando y avistamientos de figuras vagando por las calles no son pocos.

Pueblos fantasma, ¿te atreverías a dormir en ellos?

Youtube

Port Arthur, Tasmania

Se cree que este pequeño pueblo y antiguo asentamiento de convictos en la península de Tasmania es uno de los lugares que permanece embrujado en Australia, ya que funcionó durante años como una colonia penal. Además de ser el hogar de cientos de criminales, el lugar saltó a la fama de la peor manera, debido a la terrible masacre de Port Arthur de 1996 donde fallecieron 35 personas a causa del tiroteo.

Pueblos fantasma, ¿te atreverías a dormir en ellos?

Youtube

Las personas que  visitan  el lugar, aseguran que han visto figuras fantasmales y han escuchado ruidos extraños, además del tenebroso  sonido de una campana de la iglesia que dejó de funcionar desde hace décadas. ¿Te atreverías a dormir allí?

Mineral de Pozos, Guanajuato

En pleno corazón de Guanajuato, este pueblo fantasma ha tenido la suerte de haber sido abandonado no una, sino dos veces- Durante la época minera el lugar se llenó de grandes haciendas y gente adinerada, donde los pobladores extraían los metales preciosos y eran exportados a Europa. Sin embargo, con la llegada de la Revolución Mexicana en 1927, los habitantes terminaron por irse a buscar mejor suerte en otros lados. Años después, los descendientes de los mineros regresaron al lugar, pero solo para volver a abandonarlo luego de una gran inundación.

Los pueblos fantasma más espeluznantes del mundo

Youyube

Hoy en día, Mineral de los Pozos, ha dejado de ser uno de los pueblos fantasma de México, para convertirse en un pueblo mágico, que revive día a día gracias al turismo. Aunque algunos visitantes aseguran que en cada visita a la mina, se puede sentir la vibra de lo que algún día fue, aunque nadie querrá quedarse a solas ni un solo instante.