Once Upon A Time In Hollywood es una de las películas más anticipadas de 2019. No sólo por la historia, la cual estará ambientada en 1969 durante el terror que sembró la Familia Manson en el país, sino por elenco que une por primera vez a Brad Pitt y Leonardo DiCaprio junto a Margot Robbie, Al Pacino, Kurt Russell, Tim Roth, Dakota Fanning, y más. Sin embargo, el punto que ha generado más expectativas es el hecho de que se trata de un filme de Quentin Tarantino.

Tarantino, con tan sólo ocho películas en casi 30 años de carrera, es uno de los directores de culto más importantes de la industria. Es considerado el Rey Midas del cine, l’enfant terrible y uno de los pocos cineastas que pueden decir lo que quieren, cuando quieren y como quieren.

Primer poster oficial de Once Upon a Time in Hollywood de Quentin Tarantino

Sus películas son la prueba: una narrativa no lineal; ambientaciones tensas basadas en diálogos intrascendentes; la música como un protagonista; y violencia, mucha violencia, la cual ha marcado y definido su estilo fílmico.

En muchas ocasiones, Tarantino ha sido comparado con las primeras etapas de Martin Scorsese; sin embargo, su trabajo ha ido más allá de una comparación hasta convertirse, él y sus personajes, en parte de la cultura pop americana y su imaginario.

Quentin Tarantino, nacido un 27 de marzo pero de 1963 en Tennessee, cuna del country, nos ha regalado los mejores elencos en la historia del cine y la oportunidad de ver a artistas en papeles poco probables…

Brad Pitt como un asesino de nazis; DiCaprio como un empresario agricultor que trafica con esclavos; Uma Thurman como un vengador samurái; Jamie Foxx como un Sigfrido afroamericano; Bruce Willis como un héroe de la ciudad; Kurt Russell como un misógino psicópata; Harvey Keitel como un asesino a sueldo; y Samuel L. Jackson… como un todo dentro de su propio universo.

Tarantino, como mencionamos, tiene tan sólo ocho largometrajes (nueve si consideramos aparte el Vol. 2 de Kill Bill), suficientes para hacer un ranking de su “peor” película a la mejor de todas.

Jackie Brown (1997)

No es que sea la peor, pero Jackie Brown es la menos popular de las ocho películas de Tarantino. Sin embargo, es la que resalta al poner a una mujer negra como protagonista. Esta cinta sigue la historia de Jackie Brown, una azafata que en necesidad de dinero, acepta trabajar para un mafioso que la obliga a pasar dinero y drogas en la frontera de México con Estados Unidos. Un día es sorprendida por el FBI, y su única forma de salvarse es delatando a Ordell Robbie.

Las únicas dos opciones de Jackie no son nada alentadoras: debe enfrentar a la justicia o enfrentar la venganza de Robbie por haberlo delatado. Es una de las actuaciones de Pam Grier más reconocidas en la industria, pero que se encontró todavía en un Hollywood que no aplaudía los contrastes.

Jackie Brown tiene mucho estilo de los 70 y 80 con personajes como el de Robbie y Max Cherry, interpretados por Samuel L. Jackson y Robert De Niro, respectivamente, junto a Robert Forster, Bridget Fonda, Michael Keaton, Chris Tucker y más.

The Hateful Eight (2015)

Esta es la última cinta de Quentin Tarantino estrenada en 2015. Contó con la participación de Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh, Tim Roth, Michael Madsen, Walton Goggins, Demián Bichir y Bruce Dern para presentar una de las historias más tensas de la  filmografía de Tarantino.

Se trata de un western cuyo personaje central es Daisy Domergue, una prisionera que debe ser trasladada y cuya recompensa es alta. De este modo, y en medio de una cruda nevada, varios personajes con interés en su cabeza se encuentran en un mismo lugar. Al igual que Pulp Fiction, la atmósfera se construye con diálogos que parecen intrascendentes, pero que siempre tienen un significado mayor. The Hateful Eight presenta a ocho personajes centrales que evitan la llegada de Daisy a Red Rocks para presentarse ante la justicia y ser ahorcada como se dicta.

Ennio Morricone, conocido compositor italiano, participó en esta cinta para darle un toque western que conocimos en cintas clásicas dentro del género como Los Intocables de Eliot Ness.

Django Unchained (2012)

Muchos pondrían Django Unchained en los primeros lugares; sin embargo, el impacto cultural de las otras cintas ha sido más trascendente para la construcción de un estilo fílmico como el de Tarantino, ni qué decir de la importancia de sus personajes.

Django, interpretado por Jamie Foxx, es un esclavo de Texas de mediados del siglo XIX que sorpresivamente es liberado por un dentista alemán (cazador de recompensas) llamado King Schultz. Schultz, a diferencia de todos los demás, no es racista ni tiene interés en traficar con esclavos, así que comienza una amistad con Django que culmina en la búsqueda de Broomhilda, esposa de Django que fue separada de él como castigo.

Así, retan un sistema económico, político y social con una de las figuras más importantes de la época, Calvin J. Candie, quien es dueño de Broomhilda y fanático de las peleas de mandingos (esclavos que pelean a muerte). A Jamie Foxx se unieron Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Samuel L. Jackson, Kerry Washington y más para protagonizar una sátira de la historia de Estados Unidos, marcada por la colonización, la esclavitud, el trabajo inhumano en los plantíos, la separación política basada en este sistema y la aparición de grupos de odio como el Ku Klux Klan.

Death Proof (2007)

Kurt Russell se sumó al elenco de Tarantino para interpretar al personaje principal de Death Proof. Aquí interpreta a Double Mike, un actor de doblaje que se especializa en escenas de peligro en autos como choques o accidentes automovilísticos. Sin embargo, también es un psicópata que viaja por el país para conocer mujeres y asesinarlas utilizando como arma el automóvil preparado y “a prueba de muerte”, de donde sale el nombre de la cinta.

Rosario Dawson, Mary Elizabeth Winstead, Zoë Bell, Vanessa Ferlito, Jordan Ladd, Sydney Tamiia Poitier, Rose McGowan, Tracie Thoms forman parte de Death Proof para construir un escenario slasher dividido en dos historias y con dos grupos de protagonistas.

En el primero, aparecen unas chicas que buscan divertirse, pero que se convierten en víctimas de Double Mike en un terrible accidente automovilístico. Esto da paso al segundo capítulo con un grupo de mujeres que están a punto de convertirse en sus víctimas, pero que al final voltean la historia sin perder de vista la crueldad del victimario. Death Proof  es una de las películas más descriptivas del estilo de Tarantino, y en la que se nota la intervención de Robert Rodríguez, amigo y colaborador de Tarantino.

Inglourious Basterds (2009)

Esta fue la primera colaboración entre Brad Pitt y Christoph Waltz junto a Tarantino. Inglourious Basterds de 2009 es una de las películas más criticadas de Tarantino, pero también de las menos “comprendidas”. Utiliza la misma técnica de Pulp Fiction de conectar personajes en situaciones diversas que buscan, esta vez, un mismo fin: terminar con el régimen nazi y asesinar a Hitler.  

Y así conocemos a Aldo “The Apache”, un americano con ascendencia nativa que lidera un grupo de asesinos de nazis que se caracterizan por cortar el cuero cabelludo y dejar a un vivo con una marca en la frente de la esvástica. Por otro lado, está Hans Landa, un militar de alto rango de los nazis que se dedica a cazar judíos como la familia de  Shoshanna, quien logra escapar y jura vengarse de Landa y los nazis.

La historia de la Segunda Guerra Mundial es sangrienta y con episodios sumamente violentos. Lo mismo va para Inglourious Basterds con personajes memorables como Hans Landa, Aldo, Archie Hicox, Bridget Von Hammersmark, Shosanna Dreyfus, el “Oso Judío”, y el mismo Hitler. Waltz se llevó un Oscar por su actuación (y su capacidad de hablar alemán, inglés, francés e italiano) en Mejor Actor de Reparto.

Kill Bill Vol. 1 y Vol. 2 (2003-2004)

Beatrix Kiddo es uno de los personajes clave dentro del imaginario fílmico hollywoodense. Se trata de una mujer con habilidades letales, que busca venganza después de cuatro años de haber permanecido en coma por una golpiza. Con una lista de cinco nombres, comienza un viaje para asesinar a quienes quisieron terminar con su vida. De esa lista, resalta el nombre de Bill, el líder de un grupo de asesinos en el que trabajó y con quien tuvo un romance. Kill Bill se dividió en dos partes de cinco capítulos cada una.

La primera sirve para establecer el nivel de venganza de “La novia” sin dar detalles explicativos mientras la segunda es para contextualizar la situación y cerrar la historia. Uma Thurman se convirtió en un vengador samurái junto a Lucy Liu, David Carradine, Vivica Fox, Daryl Hannah, Michael Madsen y Julie Dreyfus.

Una de las escenas más icónicas e importantes es cuando “Mamba negra” viaja a Japón para forjar una espada Hattori Hanzō y luchar contra el séquito de asesinos de O-Ren Ishii, líder de los Yakuza y exmiembro de The Deadly Viper Assassination Squad. “La novia” se enfrenta cientos de japoneses, incluidos los 88 locos y Gogo Yubari hasta salir triunfante y enfrentar a O-Ren Ishii.

Reservoir Dogs (1992)

Este es la ópera prima de Tarantino, y en la que depositó toda la pulpa de eu estilo narrativo y los elementos que lo componen. Una productora liderada por Harvey Weinstein, vio más allá de un guión complicado, violento y pesado, y le dio la oportunidad a un director que se define a través de sus múltiples personajes. Nunca se había visto algo así, ni siquiera en Goodfellas de Scorsese y Once Upon a Time in America de Sergio Leone.

Reservoir Dogs centra su historia en un grupo de criminales nombrados con un color, sin conexiones entre ellos y contratados para realizar un atraco a una joyería. Sin embargo, hay un informante en el grupo que avisa a la policía del robo. ¿Resultado? Una carnicería contra la policía, pero pero aún, entre ellos para descubrir al delator.

Con esta cinta, Tarantino estableció la música como un personaje más, y eso quedó más que claro en la escena en la que el psicópata señor Rubio (Michael Madsen) tortura a un policía que capturó durante el asalto. Madsen formó parte de un elenco que presentó a Tim Roth, Harvey Keitel, Steve Buscemi, Chris Penn, Lawrence Tierney y el mismo Quentin Tarantino.

Pulp Fiction (1994)

Esta cinta de 1994 unió a grandes estrellas de los noventa como Bruce Willis, John Travolta, Samuel L. Jackson, Harvey Keitel, Tim Roth, Uma Thurman, Christopher Walken, Rosanna Arquette, Eric Stoltz y más. Esta cinta juega con los tiempos no lineales de una misma historia en la que se involucran varios personajes conectados por diversas situaciones. Resulta “confusa” la narrativa, pues una escena anterior sirve como prólogo. Es decir, el final, es apenas el principio.

Pulp Fiction se construye con situaciones caricaturescas que terminan con un hecho violento como la muerte por accidente de Marvin en la parte trasera de un auto, o peor aún, cuando Butch y el misterioso Marsellus Wallace, terminan en un sótano junto a dos pervertidos y una mascota humana y sexual. Pulp Fiction se llevó la Palma de Oro en Cannes y un Oscar a Mejor Guión Original, además de sus otras seis nominaciones incluido Mejor Director.

Voten por su película favorita. ¿Cuál de todas se lleva tu voto?