En 1994, Robert Zemeckis estrenó una de sus más grandes películas (sino es que la más grande). Se trata de Forrest Gump, basada en la novela homónima de Winston Groom sobre un joven de Alabama que a pesar de su ligera discapacidad mental (y física), logra convertirse en el centro de varios sucesos históricos en Estados Unidos. Tom Hanks protagonizó esta cinta junto a Robin Wright, llevándose el Oscar a Mejor Actor y otros tantos galardones para Forrest Gump como Mejor Película, Director, Guión Adaptado, Efectos Especiales y Diseño de Producción.

Forrest Gump es un viaje a los momentos históricos del siglo XX que definieron la construcción de la sociedad americana. Y así, a través de su protagonista, se habla de Elvis Presley, la infame Guerra de Vietnam, el asesinato de John y Robert F. Kennedy, la carrera espacial y la llegada del hombre a la Luna, Watergate y la salida de Nixon, el movimiento cultural del 68, las Panteras Negras, John Lennon y su “Imagine”, la creación de Apple, el comienzo de la epidemia del VIH y sida, entre otras cosas.

Esta cinta nos regaló varios personajes memorables que ahora forman parte de la cultura popular como el mismo Forrest, Jenny, el teniente Dan y Bubba. A través de su música, aborda varios temas y décadas determinantes para el imaginario americano, y se cierra con (SPOILER) la muerte de Jenny y la etapa de Forrest como padre de un pequeño niño (interpretado por Haley Joel Osment). Entonces, ¿qué podría seguir para esta cinta? La respuesta inmediata es una secuela, pero al mismo tiempo surge una pregunta: ¿Qué podríamos ver en una secuela de Forrest Gump si, para ser justos, la historia se basa sutilmente en la relación entre Jenny y el protagonista?

Pues bien. Resulta que en 2001, el guionista Eric Roth preparó el guión de la secuela, pero lo ocurrido el 11 de septiembre de 2001, el ataque terrorista en Nueva York, frenó el curso de la cinta y enterró por siempre la idea… y tal vez haya sido bueno para la reputación de Zemeckis y el cariño que la gente siente por esta cinta.

De acuerdo con Roth en una entrevista con Yahoo Entertainment, Forrest Gump 2 habría presentado al pequeño Forrest como parte de la trama central al mostrar su lucha contra el sida… ¡¿QUÉ?! Sí, Jenny muere por una “extraño virus” que los médicos desconocen, y es VIH. Así que en una segunda parte, el hijo de Jenny y Forrest habría presentado la lucha para combatir la enfermedad.

También hubiera aparecido la famosa persecución de OJ Simpson después de ser acusado de asesinar a su exesposa Nicole Brown Simpson y su amigo (supuesto amante) Ronald Goldman en su casa de Los Ángeles. Por supuesto, si ya estamos en la década de los 90, entonces tendrían que haber hablado de la princesa Diana. Para este personaje, Forrest habría aparecido en un evento de caridad (en la cinta, Forrest es millonario gracias a la pesca y su inversión en una compañía de frutas llamada Apple) en el que baila con Lady D.

¿Algo más? Sí. La nueva pareja de Forrest, cuya identidad nunca fue definida, habría muerto en el atentado de Oklahoma City contra un edificio federal, y en el que perdieron la vida más de 160 personas. Fue considerado el ataque terrorista más grande del país hasta el 11/9.

El 10 de septiembre de 2001, Roth entregó su guión a Zemeckis, un día antes del atentado a las Torres Gemelas.Tom, Bob y yo (Hanks y Zemeckis) nos reunimos el 11 de septiembre para hablar de cómo era la vida en Estados Unidos y lo trágico de su historia. Nos vimos los unos a los otros y dijimos, ‘Esta película ya no tiene sentido”.

Roth dejó en la historia a Forrest Gump como una de las películas más populares de la industria, y siguió con otros trabajos exitosos a la fecha como la adaptación de A Star Is Born de Bradley Cooper.