Un texto de Daniel Bárcenas Fernández

Así como cualquier adaptación de las novelas de Stephen King, Pet Sematary’ es una de las películas que más expectativa han generado en los últimos meses. Después de todo, no sólo se trata de un reboot completo del filme que salió en 1989, sino de una de las historias más icónicas en el rubro del horror.

Gracias a Paramount Pictures tuve la oportunidad de ver la cinta un poco antes de su estreno, por eso me gustaría hablarles un poco de lo que percibí. Obviamente, no voy a aventarles ninguna clase de spoiler relacionado con la trama ni nada por el estilo, para que no piensen que voy a arruinarles la experiencia.

Un poco de lo que muchos ya saben

Si han leído el libro de King, entonces pueden saltarse esta parte. La película nos habla de Louis Creed, un médico que, en un intento de aumentar el tiempo de calidad con su familia, decide comprar una casa en el pueblo de Lodlow, Maine. Ahí comienza una nueva vida con su esposa Rachel, sus hijos Ellie y Gage y su mascota, el gato Church.

Las cosas van bien al principio, ya que incluso se hacen amigos de su vecino Jud y comienzan a adaptarse aun estilo de vida más tranquilo. Sin embargo, todo se torna gris rápidamente, ya que Louis es introducido a un sitio lleno de energía maligna. Un lugar donde todo lo que muere vuelve, pero no de la misma forma que antes.

No quiero compartir más detalles de los que encontrarían en cualquier sinopsis, así que sólo diré que se trata de una historia llena de misticismo, secretos oscuros, relatos macabros y, sí, un cementerio mágico. En lo personal, sentí algo de tensión mientras miraba la cinta, más que nada porque fue hecha para sentirse más sombría y seria, de cierta forma.

¿Funciona como adaptación?

Pet Sematary - Escenas

Esta película en particular me pareció un poco acelerada a la hora de desenvolver su trama, como si se intentara cubrir el contexto lo más rápido posible para entrar a la parte aterradora. Pero no lo digo sólo por hablar, sino porque hace unos años me tomé mi tiempo para leer la novela y, además, he visto la cinta de 1989 varias veces.

En esencia, Pet Sematary sí es fiel al libro, pero también tiene un par de cosas que suceden de una forma totalmente distinta. Sin mencionar detalles específicos, puedo asegurarles que este filme los va a agarrar en curva varias veces, sobre todo si van con la expectativa de que sea completamente como la versión escrita de King.

A pesar de que en ciertos momentos se siente ajena a lo que parecía en un principio, les prometo que la disfrutarán de principio a fin. Se van a sacar de onda en ciertas partes, pero no se arrepentirán a haber apartado su boleto para una función nocturna.

¿Qué tan aterradora es?

Pet Sematary - Escenas

Esta es una parte del análisis que me importa mucho dejar clara. Pet Sematary funciona como adaptación, pero a la vez se vale por sí misma si queremos tratarla como una cinta de horror. Independientemente de la trama, esta que posee un nivel aceptable de suspenso, una fotografía que invita a los escalofríos y muchas, pero muchas escenas de las que nos hacen brincar en el asiento.

Como dije antes, Louis y el resto de los personajes se sienten un poco más “pesados” que en el libro o que en la película vieja. Eso normalmente hace que uno esté pendiente de sus acciones, sobre todo cuando la trama comienza a ponerse más siniestra. Cada aspecto de la película tiene detalles que la hacen suficientemente aterradora como para emocionarse y disfrutarla bastante.

Veredicto

Pet Sematary - Escenas

No puedo decir que es la adaptación a una novela de King más fiel que he visto, pero sí me toca admitir que el filme hace su tarea en cuanto a los sustos y la intriga. Les recomiendo que se sienten en la sala con la mente abierta y, si leyeron el libro, que no traten de adivinar cómo se recreó cada parte de la historia. Simplemente disfruten el recorrido, porque vale mucho la pena.