¿Quién no ha visto una película del legendario Santo, el Enmascarado de Plata?

Se sabe que este mítico luchador protagonizó más de 50 películas entre 1958 y 1982, siendo algunas de las más populares Santo vs. las mujeres vampiro, Santo y Blue Demon contra los monstruos, El Santo vs. las momias de Guanajuato o Santo vs. las lobas

, por mencionar sólo algunas.

Aún hoy no es difícil encontrarnos con alguna película del Santo en televisión, provocando que muchos caigamos rendidos ante el extraño encanto y fascinación que irradian este tipo de cintas. Sabemos que tienen errores argumentales, que los efectos especiales no son los mejores y que presentan situaciones ridículas, pero eso poco importa pues este tipo de cine es tremendamente entretenido.

enmas_hacha_2

Hay tantas anécdotas detrás de estas películas que podríamos llenar toda una enciclopedia con ellas, sin embargo, hoy queremos referirnos a una de las cintas menos populares del Santo, pero que curiosamente es una de las favoritas de los fanáticos. Hablamos de Santo vs. El Hacha Diabólica, que fue estrenada en 1964 y que es una verdadera joya del cine mexicano, pues a pesar de todas las incongruencias que tienen este tipo de entregas, ésta es de las mejor logradas.

Obviamente no creemos necesario explicarle a nuestros lectores que este tipo de películas deben verse dejando la pose de críticos de cine, así como todo intelectualismo innecesario: A estas películas uno las disfruta y punto, aceptando de antemano que se entra en un mundo absurdo en donde todo es posible.

santo_hacha_diabolica3

Ahora bien, ¿qué es lo que hace tan atractiva a Santo vs. El Hacha Diabólica?

Pues que es de las pocas películas que nos explican el origen del Enmascarado de Plata (hablando del personaje de fantasía, no tanto del deportista) y el por qué de su vocación de hacer el bien. Además es una cinta un tanto extraña, por ejemplo, la primera escena ocurre en 1603 y nos muestra el entierro del propio Santo en un Monasterio. Cuando se realiza el sepelio, aparece un extraño encapuchado que porta un hacha y promete ante la tumba del Santo, perseguir por toda la eternidad a sus descendientes para así poder consumar su venganza.

De ahí la historia se traslada hasta el siglo XX, donde El Santo se encuentra luchando en una arena y ante la sorpresa de los asistentes, de la nada aparece el mismo encapuchado negro intentando matar al Santo en pleno cuadrilátero.

santo_hachadiaboloica

El Enmascarado de Plata logra salir bien librado de ese primer encuentro, sólo para que una noche el alma en pena de una tal “Doña Isabel de Arango” (Lorena Velázquez) le advierta que para terminar con la maldición que hay sobre su linaje debe acabar con el dueño del hacha.

Confundido por todos estos eventos, El Santo recurre al Dr. Zanoni (Mario Sevilla), quien tiene una máquina del tiempo (ya saben, estilo kitsch con foquitos y cosas que giran). También le explica que su máscara está hecha de un material indestructible y otras rareza:

Zanoni manda al luchador hasta el siglo XVII, donde conoce a su antepasado, un espadachín que viste de blanco y que termina rivalizando con el caballero por el amor  de Isabel de Arango. También descubre que el antagonista hace un pacto con el mal y le vende su alma al demonio, y nos muestra cuando el espadachín decide servir a las fuerzas del bien y el Mago Abraca lo convierte en el primer Santo, otorgándole el uniforme y la máscara que siglos después usará El Santo del siglo XX.

santo_hacha_diablo4

Después de este viaje por el tiempo, El Santo regresa al presente y busca enfrentar de una vez por todas a su enemigo mortal.

¡Quihubo! ¿Está enredada y medio pacheca la trama?

Puede ser, pero aunque no lo crean en la cinta este argumento funciona a la perfección, y a pesar de lo inverosímil hace que el espectador no sólo se emocione sino que mantenga el interés de principio a fin.

Como ocurre en estas películas hay una buena dosis de humor involuntario que no hace sino enriquecer aún más esta obra cinematográfica. Sólo por mencionar una (ojo, viene un spoiler -50 años después, pero spoiler al fin y al cabo), hacia el final el enmascarado negro asesina con su hacha a la novia del Santo, y éste, al enterarse de lo ocurrido apenas y se inmuta, como si le hubiera dado igual.

santo_hacha_diabolica2

En fin, Santo vs. El Hacha Diabólica es una película que no pueden dejar pasar. Si la programan en televisión (es rarísimo que lo hagan) no dejen de verla, y por supuesto, si la encuentran a la venta no duden en comprarla. Otra opción es verla en YouTube, donde se encuentra divida en partes. Por desgracia le faltan un par de escenas, pero aún así es una excelente opción.

Véanla y luego nos platican qué les pareció. Así como una vez les recomendamos ver Patsy, mi amor y no recibimos ninguna queja, sabemos que pasará lo mismo con Santo vs. El Hacha Diabólica.

+++BONUS++++

Y ya que hablamos del Santo y el humor involuntario en sus películas, otra escena inolvidable ocurre en la película Santo y Blue Demon vs. Las Momias de Guanajuato (1972), donde el Santo, después de pelear por horas contra las momias, concluye que esos seres son indestructibles, y se va, dejando a la gente a merced de las terribles criaturas:

Por @gabrielrevelo