Uno de los aciertos de Marvel durante esta última fase en su universo cinematográfico fue negociar para que Spider-Man regresara a las historias de la empresa y se integrara como uno de los héroes favoritos de todo el mundo,  y no pudieron hacerlo de la mejor manera. La primera aparición de Tom Holland como Peter Parker fue impresionante, entrando en medio de todo el conflicto de Civil War para aligerar demasiado la historia. Después de dos películas en solitario del personaje, Homecoming y Far From Home, todo parecía ir viento en popa.

Pero ahora, el futuro del vecino favorito de todos después de Avengers: Endgame puede estar en peligro. De acuerdo con Deadline, tanto Marvel como Sony no habrían llegado a un acuerdo para que Tom Holland y Spider-Man sigan formando parte del universo cinematográfico de la compañía.

Según la misma fuente, Marvel quería tener una mayor participación en la franquicia buscando tener la mitad de los derechos del arácnido, cosa que a Sony evidentemente no le pareció, aún cuando Marvel gana el 5% de la taquilla por todas las películas del súper héroe con tal de ser productores de cada cinta y tener la oportunidad de utilizarlo junto a los demás personajes creados por Stan Lee y compañía.

Tenemos que recordar que las últimas películas de Spider-Man bajo la unión Sony-Marvel han sido todo un éxito. Tan solo Spider-Man: Far From Home se convirtió en la cinta más taquillera del trepamuros y la que más millones le ha dejado a Sony en toda su historia. Marvel contaba con Peter Parker no solo para otras dos nuevas aventuras, también lo veían como el futuro de la empresa tras la salida de Robert Downey Jr. y Chris Evans como Iron Man y Capitán América.

Con la reciente compra de Fox por parte de Disney, resulta irónico que ya no tendrán los derechos de Spider-Man pero sí contarán con Los X-Men y Los 4 Fantásticos para futuras historias. Marvel pudo haber ganado más personajes que explotar, pero perdió a uno de los súper héroes más queridos y respetados por todo la comunidad nerd. A ver si no se les ocurre matar al buen Spidey en alguna película, aunque aún hay medios como Variety que no descartan que este solamente sea un pésimo momento de negociación y que más tarde puedan arreglarse Marvel y Sony.

Para Sony esto es un logro enorme, ya que sin Kevin Faige bajo el control creativo podrían hacer lo que se les antoje con el arácnido, incluso hacer algún crossover con el Venom de Tom Hardy y quizá con Morbius de Jared Leto, cinta que ya se encuentra bajo producción. Los planes de la compañía son seguir con Holland y el director Jon Watts en el proceso creativo de las dos cintas que ya estaban programadas. Este es un día aún más triste que cuando murió el tío Ben, niéguenlo, seguramente el mismísimo Stan Lee está enojando y llorando por allá en el cielo.

Foto: Especial