Stephen King advierte al mundo sobre la propagación de coronavirus con su libro ‘The Stand’

Sin duda estamos viviendo momentos sumamente complejos en medio de la pandemia del COVID-19, mejor conocido por todos como coronavirus. En gran parte las noticias que vemos todos los días y los videos que rondan por las redes sociales, se ha creado un escenario caótico digno de una novela de terror, aunque como ya lo hemos visto con autores como George R.R. Martin, la realidad supera la ficción, pero Stephen King se acercó un poco a esta situación (sin saberlo) cuando publicó en 1978 The Stand. 

En dicha novela y a grandes rasgos, King cuenta la historia de un grupo de sobrevivientes de un mundo el cual fue arrasado por una epidemia incurable, ¿les suena familiar? Cuando comenzó toda esta situación alrededor del coronavirus, ‘el maestro del terror’ comentó en su cuenta de Twitter que no quería que su trabajo fuera relacionado con el gran problema que vivimos en la actualidad gracias al coronavirus, porque ni de chiste se compara a lo que se está enfrentando el planeta.

stephen-king-the-stand-coronavirus

Foto: Getty

Tal cual, esto fue lo que escribió Stephen King a cerca de las similitudes entre The Stand y la situación mundial: “No, el coronavirus NO es como ‘The Stand’. No es ni de lejos tan grave. Es eminentemente sobrevivible. Mantén la calma y toma todas las precauciones razonables”. Si no nos creen, a continuación les dejamos la prueba:

Ahora y en vista de que la situación a nivel mundial es insostenible, ha decidido dejar de lado las comparaciones entre su obra y lo que está pasando para advertir al mundo sobre la propagación del coronavirus a través de una parte de la novela. En otro tuitazo que se aventó, Stephen King mencionó que el capítulo 8 de The Stand podría ayudar a todos a entender qué tan rápido es que puede avanzar un virus como el COVID-19. Aunque volvió a decir que la ficción postapocalíptica de esta obra era peor que la realidad, también aprovechó para recordarle a todos los que lo siguen que deben seguir las indicaciones de las autoridades y la Organización Mundial de la Salud.

En dicho capítulo, King narra cómo un hombre que aparentemente se sentía bien, llevaba el virus dentro de él y sin saberlo había contagiado a un montón de personas a su alrededor. Les dejamos un fragmento del pasaje al que se refiere el autor:

“Joe-Bob se sentía bien. Morir era la última cosa en su mente. Sin embargo, ya era un hombre enfermo. Había conseguido algo un poco de gasolina en la Texaco de Bill Hanscombe. Y le dio a Harry Trent más que una multa por exceso de velocidad. Harry, un hombre dócil al que le gustaba su trabajo, pasó la enfermedad a más de 40 personas durante ese día y el siguiente. A cuántas de esas 40 personas se la pasó es imposible de decir… es mejor preguntar cuántos ángeles pueden bailar en la cabeza de un alfiler. Si hicieras una estimación conservadora de cinco por pieza, tendrías 200. Usando la misma fórmula conservadora, se podría decir que esos 200 pasaron a infectar a mil, los mil cinco mil, los cinco mil veinticinco mil”. 

En estos momentos y tras leer este pedazo del libro, nos queda muy claro que el coronavirus es algo que sin duda pudo haber publicado el creador de historias como It, The Shining o Pet Sematary, sin embargo en esta ocasión si nos dejó con el ojo cuadrado porque se acerca demasiado al escenari0 tan extraño al que nos enfrentamos en estos momentos.