Este año sin duda ha sido significativo para Netflix, sobre todo si se habla de su participación en los Premios Oscar. Después de todo, el gigante del streaming ha sido el encargado de distribuir ‘ROMA’, que fue recibida con mucho cariño por la crítica y consiguió tres premios de la Academia, destacando el de Mejor Director para Alfonso Cuarón.

Mientras algunos consideran que el contenido original de la plataforma merece competir por el premio a la Mejor Película, otros opinan que deberían existir reglas para que no fuera tan fácil. Entre estas personas se encuentra Steven Spielberg, quien hace no mucho tiempo expuso su punto de vista, asegurando que se debe tomar en cuenta a los directores que trabajaron arduamente para conseguir un lugar en los cines.

Director Steven Spielberg

“No creo que las películas a las que solo se les otorguen calificaciones simbólicas, en un par de cines por menos de una semana, deban calificar para las nominaciones al Premio de la Academia”, dijo Spielberg durante los Cinema Audio Society Awards del año pasado. “Cada vez menos y menos cineastas lucharán para recaudar fondos o para competir en Sundance, y posiblemente obtener uno de los sellos especializados para lanzar sus películas de forma teatral. Y muchos de ellos van a permitir que las empresas SVOD [Streaming Video On-Demand] financien sus películas, tal vez con la promesa de un espacio en el cine de una semana para calificar para los premios. Pero, de hecho, una vez que te comprometes con el formato televisivo, eres una película de televisión “.

A pesar de que el cineasta reconoció que una buena parte de los guiones, las direcciones y las actuaciones han llegado a la televisión, mantuvo su postura de que “no hay cosa mejor que entrar a una sala oscura, con gente que nunca hemos visto y que dicha experiencia nos cambie, porque eso es algo en lo que todos creemos”.

¿Por qué su opinión podría repercutir en los Oscar?

Y sí, esa opinión podría considerarse muy personal de parte de Spielberg, pero de acuerdo con la información de Indiewire, eso podría afectar a los Oscar de manera directa. Después de todo, el director forma parte de la Junta de Gobernadores de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, específicamente dentro de la rama de los directores.

Además, un comunicado reciente de Amblin Entertainment -productora de cine y televisión fundada por Steven- nos dio a entender que, en efecto, podrían establecerse nuevas reglas para que una cinta de Netflix u otra plataforma de streaming pudiera competir por el premio a la Mejor Película, al menos en los Oscar.

“Steven percibe la diferencia entre el streaming y la situación teatral”, dice un fragmento del comunicado. “Se alegrará si los demás se unieran a su campaña, cuando se presente en la reunión de la Junta de Gobernadores de la Academia”.

En fin, esto realmente podría afectar tanto Netflix como otras plataformas importantes, que han crecido muchísimo durante los últimos años. Sin embargo, este podría ser sólo el inicio de una contienda para determinar si las películas en servicios On Demand merecen tener el reconocimiento que se les ha dado, o si este debe ser limitado. Será cuestión de observar que sucede en el futuro.