Hay tradiciones que compartes con tu familia, amigos y todos los que te rodean. La pregunta es: ¿realmente funcionan? En Sopitas.com creemos que algunos son puras patrañas y aterrizamos en nuestra triste realidad, por eso, preferimos dejarnos de mentiras y ver desde otro punto de vista cómo podemos recibir mejor el 2018.

Quizá algunas las has pensado, pero por pena no las aplicas. No seas tímido, dale rienda suelta a lo que realmente sientes para los próximos 12 meses.

Nuevas y viejas tradiciones

Realidad.- Ponerte calzones nuevos, rojos para el amor, amarillos para que te llueva dinero o blancas para alejar las enfermedades.

Propuesta.- Sabemos que llevas 10 años siguiendo al pie de la letra esta tradición, cambia esa tradición y mejor abre haz ‘match’ con alguien en Tinder el mero 1ero de enero. Recuerda que siempre hay un ‘pior es nada’ para todos en este mundo.

Realidad.- Limpiar la casa para atraer toda la buena vibra, eliminar las malas energías y mantener todo en armonía.

Propuesta.- No lo niegues, calzones usados sobre la TV, calcetines con triple uso y pantalones más duros que el corazón de tu ex por tanto uso están botados en tu habitación. Cambia eso y mejor pon una vela encendida en cada esquina de tu cuarto para recibir el año. Si tiene aroma, mejor, así al menos olerá bonito.

Realidad.- Prender cada una de las luces del hogar para según la costumbre, irradie prosperidad y éxito a lo largo de todo el año.

Propuesta.- Ahorrar luz siempre es bueno para el planeta, te invitamos a no aumentar el costo de tu recibo de luz. Recibe el año nuevo con toditas las luces apagadas de tu casa, a ver qué tal.

Realidad. El Brindis con Champagne o Sidra, para recibir abundancia y buenos deseos.

Propuestas.- No importa con qué brindes, siempre hay pretexto para echar el trago. Una caguama o una lata con destilado de caña ‘gold’ también puede ser la opción, viene la cuesta de enero y hay que apechugar.

Realidad.- Sacar las maletas, se recomienda con pasaporte para que los viajes al extranjero caigan como si fueran palomitas en máquina de cine.

Propuesta.- De nada sirve sacar el equipaje fuera de la casa sin varo en la bolsa. Déjate de mentiras y comienza a ahorrar, evita las noches locas donde invitas la peda y tener mil citas. Verás que a final de mes tendrás un colchoncito que puedes invertir en un destino fuera de tus fronteras.

Realidad.- Enviar mensajes deseando lo mejor a tus seres queridos, amigos, tu ‘crush’ y hasta al jefe, nomás para quedar bien.

Propuesta.- Inicia el año como debe de ser, sin hipocresías. Dile a ese ‘crush’ lo que realmente piensas, que ya te pele por tener buen corazón y deje al patanazo con el que anda desde hace tres años. Dile a tu familia que ya estás harto de que pidan prestado y no paguen, y de paso, dile a tu jefe que se lave los dientes antes de saludar cada mañana, porque le apesta la boca. ¡Total, siempre hay una chamba y gente nueva por conocer cada año!

Cuéntanos, ¿que otra tradición cambiarías en Año Nuevo?