A estas alturas, uno pensaría que ya conoce todos los secretos existentes en el MCU, simplemente porque ya ha visto todas las películas como un trillón de veces. Sin embargo, pensamos que todavía existen detalles pequeñitos que fácilmente se han escapado de la vista del 70% del público. Un ejemplo de esto es, de hecho, el cameo que tuvo el viejo Captain America en el filme ‘Civil War’.

¿Cómo? ¿Eso sucedió realmente?

Y antes de entrar en detalle, sí, estamos hablando del mismo Cap que apareció al final de ‘Endgame’; ese que simplemente terminó su deber como superhéroe y regresó a su época original para disfrutar de una vida normal. Su presencia no fue precisamente notoria, pero hay una escena de la película que, sumada con el argumento que ya mencionamos, nos da como resultado una conclusión: él estaba presente durante el funeral de Peggy Carter.

Si se preguntan cómo fue que dedujimos todo esto, bueno, simplemente hay que usar internet la lógica y unir algunos hilos entre ambas cintas. Primeramente, Steve Rogers regresó a su timeline original, así que buscó a su amada, se casaron y vivieron felices por siempre… o al menos hasta que ella murió. Dado este triste suceso, era normal que hubiera un sepelio y que el esposo de Carter fuera uno de los que estuvieran presentes durante todo el proceso.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

😱

Una publicación compartida de Marvel Facts (@marvelfacts) el

Aquí, ¡es aquí donde podemos ver una cabecita blanca muy familiar!

Como el rostro del Cap no estuvo visible durante la escena, era casi imposible que la banda se percatara de su presencia. Ya ni hablar de que alguien notara ese detalle durante la trama, porque todos estaban pendientes de los trancazos.

Por otro lado, también era entendible que la teoría misma se descartara por los fans, ya que hay un par de detalles que simplemente no encajan con la presencia de Rogers en la vida de Carter. Uno de estos se encuentra en la misma Civil War, en el momento en que la versión joven del superhéroe visita a su antiguo amor en un asilo. Justo en ese preciso momento es fácil preguntarse: ¿Dónde rayos estaba su esposo si la quería tanto?

Dicho esto, podemos concluir que el universo cinematográfico de Marvel es realmente complejo. Por una parte, está lleno de pequeños detalles que parecen fascinantes y nos ayudan a entender mejor a sus héroes, y por otra, tiene tantos huecos y cabos sueltos que nos dejan todavía más confundidos que cuando empezamos. No es perfecto, pero tampoco es terrible.