Will Poulter es uno de los actores promesa más populares de la actualidad. Algunos lo conocen por su trabajo en El Renacido con Alejandro Iñárritu, por su participación en Detroit, dirigida por Kathryn Bigelow o, más recientemente, por ser uno de los protagonistas del tan aplaudido filme de Netflix, ‘Black Mirror: Bandersnatch’. Sin embargo, ni toda la popularidad que ha adquirido el actor le ha servido para hacerle frente a las críticas ni a las burlas de parte de un montón de internautas que, aparentemente, no tienen nada más que hacer, por lo que decidió cerrar su cuenta de Twitter.

No es que digamos que Poulter haya tomado una mala decisión, de hecho, en estos tiempos cualquiera se replantea si de verdad son necesarias las redes sociales que muchas veces nos saturan más de malas cosas que de aspectos positivos. El actor inglés tomó una respetable decisión al decirle adiós a su cuenta, luego de que fueran muchas las personas que señalaran su aspecto físico, sobretodo por haber cambiado de color de cabello para convertirse en el famoso programador de videojuegos Colin Ritman.

“A raíz de mis experiencias recientes he decidido dar un paso atrás en Twitter.

Antes de hacerlo, me gustaría agradecer de corazón a todos los que han visto Bandersnatch por sus respuestas (sean las que sean) al material que hemos creado. Acepto todas las críticas y ha sido un placer saber que muchos de ustedes han disfrutado lo que mucha gente ha trabajado duro en producir.

Como todos sabemos hay que lidiar con un equilibrio en nuestro compromiso con las redes sociales. Hay cosas positivas que disfrutar e inevitablemente negativas que es mejor evitar. Es un equilibrio con el que llevo tiempo luchando y por el bien de mi salud mental siento que ha llegado el momento de cambiar mi relación con las redes.

No quiero que parezca que no aprecio todo el maravilloso apoyo online que he recibido y por el que estoy realmente agradecido, como tampoco quiero que mi retirada de las redes sociales sea a costa de ninguna de las organizaciones con las que tengo la suerte de trabajar. Así que seguiré poniendo posts ocasionalmente para y con Anti-Bullying Pro, Leap Confronting Conflict, May Measurement Month y Blueprint Theatre entre otros.

Soy un privilegiado de tener esta plataforma. Espero que este cambio para reducir mis expresiones personales y aumentar el foco en los problemas que importan sea bueno para todos.

Este no es el final. Considérenlo un camino alternativo.

Con amor, Will”.

Esta no es la primera ocasión en la que un actor, músico o cualquier famoso en su forma decide retirarse de redes sociales luego de ser atacado por internautas. Otros casos sonados han sido por ejemplo el de Millie Bobby Brown, quien dejó Twitter después de que fuera usada su imagen como un meme de homofobia.