A través de su cuenta oficial de Facebook, Netflix confirmó que habrá una segunda temporada para la serie del momento, You, creada por Grig Berlanti y basada en la novela homónima de Caroline Kepnes.

En septiembre del año pasado, la serie fue estrenada en el canal de televisión Lifetime pero en diciembre del mismo año se anunció que sería trasladada a Netflix. A partir de este momento, You ganó gran popularidad entre los usuarios de la plataforma y esto gracias a usar una fórmula que muy bien funciona entre el público joven: un producto girly dentro de un thriller psicológico.

Sin embargo, si nos adentramos un poco más  a la historia, podemos darnos cuenta de que ahonda en un tema relevante en la actualidad y es el de romantizar la violencia en las relaciones y normalizar el acoso.

*** SPOILER ALERT ***

You tiene un personaje principal, Joe Golberg, un hombre atractivo que ama leer e incluso trabaja en una enorme librería. En algún momento, él conoce a Guinevere Beck, una chica hermosa con la que inmediatamente se obsesiona.

En un principio, la historia muestra a Joe como un hombre inofensivo que “simplemente” está enamorado, pero al recorrer los capítulos, se va develando la verdadera identidad de este gerente de librería: él es un asesino.

¿Es amor o una obsesión? ¿Está bien normalizar?

You exprime el “best side” de Joe hasta el punto que los espectadores no pueden discernir si es o no mala persona. Vamos, protege al niño que tiene por vecino, defiende a la madre de éste de los abusos de su novio, ¿cómo podría alguien así ser el malo del cuento? Sí, claro, tal vez sigue de cerca a la chica que le gusta, pero todos lo hacen, ¿no? Porque aparentemente está bien indagar en internet para conocer la dirección de alguien, está bien ayudarla a deshacerse del “mal novio”. Por supuesto… lo hace por ella, lo hace por amor.

Pero, ¿qué pasa cuando todo se vuelca? Cuando las cosas suben de nivel y el “amor” de Joe por Beck es tan grande que él asegura que haría todo por el “bienestar” de su amada. Cuando es capaz de matar a otras personas con el pretexto de que la ama. Ya no suena bien, ¿cierto?

Eso es lo que plantea Netflix en You, un cuestionamiento que hoy en día tanto hombres como mujeres deben hacerse, ¿hay niveles para el acoso? La respuesta es muy sencilla: NO.

You no habla sobre amor, sino de todo lo contrario a ello. En la serie, Joe representa a aquellas personas que normalizan y -peor aun- romantizan el acoso. You no es una serie romántica, sino de un asesino… y esto ha sido algo que le ha costado entender a muchos fans.

Tras la llegada de You a Netflix, la serie inmediatamente se volvió bastante exitosa y, al mismo tiempo, diciembre y enero tuvieron a las redes sociales llenas de comentarios sobre esta producción. Sin embargo, los comentarios parecían no estar entendiendo el verdadero mensaje a tal grado que propio actor que da vida a Joe, Penn Badgley, tuvo que pedir a sus seguidores que dejaran de halagar a su personaje.

Un problema que viven a diario las mujeres

En repetidas ocasiones hemos hablado sobre cómo las mujeres han hecho más fuertes sus gritos de poder y sus exigencias de justicia. En estos momentos, la lucha de las mujeres tiene por objetivo el visibilizar aquellas situaciones que las aquejan pero que el machismo ha hecho menos y que al mismo tiempo las ha normalizado como el abuso de poder, el acoso y el abuso sexual.

You no es precisamente la mejor serie del contenido de Netflix, sin embargo, logra volverse muy adictiva y digna de debates, aunque nos queda claro de que es momento de que Berlanti ahonde más en el tema del acoso, que es el que le da sentido a la historia.

Más obsesión: 'You' regresará con una segunda temporada en Netflix

Netflix

El acoso es un problema real, no de una serie. En México, miles de mujeres sufren a diario este tipo de hostigamiento tanto en las calles, sus oficinas e incluso sus propios hogares. Es un tema delicado y de relevancia. Apenas en marzo del año pasado se dio a conocer a través de medios como El Economista que las denuncias de acoso habían aumentado en un 433 por ciento del 2014 al 2017 tan solo en la Ciudad de México.

En nuestro país existen 11 entidades que tienen tipificado el acoso sexual. Cometer este delito, que se define como “el acto de solicitar favores sexuales para sí mismo o para una tercera persona, o realizar una conducta de naturaleza sexual indeseable para quien la recibe, que le cause daño o sufrimiento psicoemocional que lesione su dignidad”, puede costarle al victimario de uno a tres años de prisión.

Sin embargo, el actual Sistema de Justicia Penal establece que no es necesaria la prisión preventiva para el acosador y añade que esto solo puede ocurrir en casos de crimen organizado, homicidio doloso, violación, delitos cometidos con o armas y explosivos, y otros.

Lamentablemente esto vuelve complicado el proceso de denuncia de acoso, ya que permite que los hostigadores se deslinden de responsabilidades pues se les permite irse por caución de derechos.

Por lo anterior, es necesario que se implementen protocolos en las instituciones públicas para que de esta manera se puedan prevenir y se pueda actuar de manera efectiva a la violencia.

Así que sí, probablemente Joe sea increíblemente atractivo, quizá nos cause ternura la manera en la que cuida de su vecino y hasta en cierto punto parece simpático, pero no debemos olvidar que se trata de un asesino.