Nos resulta inverosímil pensar que han transcurrido quince años desde que el público conoció a Zoolander y a su mirada matadora Blue Steel capaz de suspender cualquier peligroso objeto en el aire. Ahora llega Zoolander No.2, como si fuese la segunda edición de un costoso perfume de diseñador exclusivo, pretexto con el cual nos lanzamos a la ciudad de Nueva York para platicar con Ben Stiller y Owen Wilson quienes regresan caracterizando sus populares personajes en esta esperada secuela.

“Es curioso porque realizar esta segunda parte resultó algo complicado. Lo que sucede es que la primera Zoolander a pesar de que todos la consideran un éxito, prácticamente nadie la fue a ver al cine. Estrenamos justo después de la crisis de septiembre del 2009 entonces al público le costó trabajo entender el sentido del humor caústico de la cinta. Nos fue muy mal en taquilla. Tiempo después, observamos como Zoolander fue encontrando a un público en particular gracias a la salida del dvd y a la programación de la cinta en los canales de televisión de paga. Fue una película que se recomendó de boca boca. Con el paso del tiempo me di cuenta que al lugar que visitaba, incluyendo México, me preguntaban por Zoolander y me cuestionaban sobre una segunda parte de la cinta”, nos dice Ben Stiller justo al inicio de la charla, al cuestionarle sobre el porqué consideraba el 2016 como el año que Zoolander debería regresar a las pasarelas.

La cinta original no era otra cosa más que una parodia de los egos y temperamentos que residían en el mundo de la moda. La película se convirtió rápidamente en un referente en el ámbito, incluso adoptando diálogos y expresiones de los personajes para dar por entendido algún concepto del universo de las pasarelas y del diseño exclusivo de ropa. Stiller estaba más que consciente que el libreto de la secuela tendría que satisfacer a la escrupulosa legión de fans de Zoolander.

“Lo que hace atractivo este momento para el retorno de estos personajes es la experiencia que tiene la humanidad a través de las redes sociales y la rapidez con la que una persona se puede convertir en una ‘celebridad’. ¿Imagínate lo que pensará Derek Zoolander y Hansel (Wilson) de todo esto? Ellos consideran que les costó mucho trabajo conseguir su estatus de ‘superestrella’ y ahora pareciera que todo mundo puede ser famoso gracias a internet”, añade el actor.

Zoolander Fashion Show Paris

Owen Wilson repara en que laborar en esta segunda parte simplemente es una continuación de la sólida relación de amistad y trabajo que tiene con Ben Stiller.

“Somos amigos desde hace muchos años. Nos vemos frecuentemente. Ni siquiera me percaté cuando empezamos a trabajar en esta película, pues hicimos algunos promocionales en la Semana De La Moda del año pasado e inmediatamente iniciamos el rodaje de Zoolander No. 2. Vaya tengo un vínculo muy estrecho con Ben, es una de las personajes que más me hace reír en la vida diaria y un leal compañero”,  finaliza Wilson.

Continuará….

Por Oscar Uriel

Corresponsal invitado de Sopitas.com