Desde que se descubrieron los restos del Titanic bajo las aguas del Atlántico, también han salido toda clase de objetos que, en las subastas, alcanzan sumas estratosféricas de personas que quieren tener un pedazo de historia en sus manos.

Sin embargo, jamás creeríamos que alguien pagaría tanto por algo tan banal como una galleta con 103 años de antigüedad

y, por supuesto, alguien nos probó lo equivocados que estamos al pagar $23 mil dólares por ella.

La galleta Pilot de Spiller & Bakers fue guardada en un sobre por un sujeto de nombre James Fenwich quien era un pasajero de un barco llamado The Carpathia que fue enviado para recoger sobrevivientes del desastre del Titanic.

Aparentemente Fenwick encontró la galleta en un bote salvavidas y la guardo en un sobre con la leyenda “Pilot biscuit form Titanic lifeboat April 1912”.

En cuanto a la persona que desembolsó el dineral por el rancio bocadillo, este fue un coleccionista en Grecia.

Aunque no lo crean, esta no es la primera vez que una galleta de este tipo ha sido subastada; antes de esto una galleta del Lusitania fue subastada por más de $15 mil dólares.

Así que ya lo saben, si por alguna razón alguna vez se encuentran en un crucero hundiéndose, vayan por las galletas del restaurante a bordo y vuelvan ricos con el desastre.

Via Yahoo