Foto: Facebook/ 3M

Chica de 14 años es premiada por desarrollar posible tratamiento contra COVID-19

Y en la sección “Pos yo en cuarentena me la pasé haciendo TikToks”… Anika Chebrolu, una chica de sólo 14 años, dedicó los últimos meses a tratar de encontrar un tratamiento contra el COVID-19. Y bueno, quién sabe si vaya a ser el efectivo, pero mientras, puede disfrutar las mieles del reconocimiento….

Y del premio de 25 mil dólares que le acaban de conceder por su investigación.

young scientist Anika Chebrolu COVID 1

Foto: Young Scientist Challenge / CNN

Anika, de Frisco, Texas, se llevó de calle el 3M Young Scientist Challenge 2020, con un proyecto más que pertinente: nada menos que un potencial tratamiento para contrarrestar al COVID-19, basado en una metodología conocida entre la gente de ciencia como “in silico”.

De hecho, la joven de origen indio-estadounidense aclara que este proyecto lo lleva desarrollando desde hace meses (más allá de la pandemia), ya que inicialmente sería para tratar la influenza… sin embargo, al ver que podía ser aplicable para el COVID-19, pues nomás fue cuestión de hacerle algunos ajustes y ¡tómala, papá!, primer premio (y un poco de esperanza en la humanidad).

Foto: Pixabay

“Debido a la inmensa gravedad de la pandemia de covid-19 y el impacto drástico que había tenido en el mundo en tan poco tiempo, yo, con la ayuda de mi mentor, cambié de dirección para atacar el virus SARS-CoV-2”.

La investigación de este tratamiento todavía no está completa

En explicaciones que a Donald Trump no le interesan, Anika señala que lo que ha hecho es desarrollar una molécula que se une a una proteína del virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19… y “sólo” eso. Una vez que la proteína es apañada, se detiene el funcionamiento del virus.

Foto: Getty Images

“Los últimos dos días vi que hay mucho entusiasmo en los medios sobre mi proyecto, ya que involucra el virus SARS-CoV-2 y refleja nuestras esperanzas colectivas de poner fin a esta pandemia, ya que yo, como todos los demás, deseo que volvamos a nuestras vidas normales pronto”, señaló para CNN.

Aunque ya tiene el premio en la bolsa, Anika reconoce que su investigación apenas está en la cuna, por lo que debe seguir trabajando para desarrollar un fármaco. Ahí es cuando podrá decir que su investigación fue exitosa. Por cierto, esta joven de sólo 14 años está en camino a conseguir su primer doctorado.