Hace un par de años, científicos de la Universidad Tecnológica de Eindhoven, en países bajos, hicieron el descubrimiento del siglo en materia de reproducción y pediatría, un útero artificial que permita que los bebés prematuros tengan un “segundo nacimiento”, disminuyendo dramáticamente los índices de mortandad temprana. Sin embargo, la investigación se frenó por un años a falta de presupuesto, pero ahora que el estudio se ha visto impulsado ​​por la concesión de una subvención de 2.9 millones de libras esterlinas, los científicos prometen tener el primer prototipo en 10 años.

La idea es sustituir la función que hacen las incubadoras actuales, por una gran fábrica de bebés, donde los pequeñines que han nacido antes de tiempo sin terminar de desarrollar sus órganos vitales, seguirán formándose después de nacer en una placenta artificial que ofrecería respiración artificial, glóbulos rojos  y nutrientes, en un escenario similar al reconfortante vientre materno.

Un útero artificial podría ser la esperanza para bebés prematuros

Celfadores

Como bien dicen por ahí, la medicina moderna puede hacer maravillas, pero tomando en cuenta que el parto prematuro es la causa principal de muerte infantil en todo el mundo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el primer prototipo funcional del útero artificial,  para su uso en clínicas, le devolverá la esperanza de vida a aproximadamente 15 millones de bebés prematuros que nacen anualmente.

Guid Oei, profesor de la universidad holandesa explica que el útero artificial mantendría a los bebés prematuros nadando en líquido, replicando el ambiente en el útero femenino, mientras que el oxígeno y los nutrientes se administrarán a través de un cordón umbilical artificial. Lo mejor es que los  bebés podrían colocarse en el útero artificial inmediatamente después del nacimiento, disminuyendo el estrés que sufren los bebés al nacer, por adaptarse a la vida por fuera del útero. “Cuando volvamos a poner los pulmones bajo el agua, pueden desarrollarse, pueden madurar, pero el bebé recibirá el oxígeno por el cordón umbilical, al igual que en el útero natural dijo Oei a The guardian.

Un útero artificial podría ser la esperanza para bebés prematuros

Dapenti

Los científicos holandeses se han inspirado en el trabajo de sus colegas del Hospital de Niños de Filadelfia, quienes en 2017 desarrollaron un útero artificial pero  para corderos, llamado Biobag, el xperimento mantuvo vivos a los borregos que nacieron al equivalente de 23 semanas de embarazo humano, donde terminaron de desarrollarse y una vez terminado el proceso, se demostró que los becerros crecieron normalmente.

“Los experimentos son muy importantes porque demuestran  que de hecho es posible mantener vivo a un animal durante cuatro semanas en una especie de ambiente a base de líquido”, dijo Oei. “Pero ahora estamos trabajando en el prototipo que realmente reemplazará el útero de bebés prematuros utilizando réplicas impresas en 3D“. Sin duda, un sueño hecho realidad que no solamente devolverá la esperanza de vida a bebés prematuros y la tranquilidad de sus madres, sino que también este estudio abre la puerta a nuevas opciones de reproducción.