Lo ocurrido esta mañana en Torreón, Coahuila, es una tragedia por donde se le quiera ver. Los niveles de violencia son abrumadores. A raíz del tiroteo en el Colegio Cervantes, el Gobernador de la entidad, Miguel Ángel Riquelme Solís, dio una declaración que es la que nos tiene escribiendo este texto.

¿Que fue lo que dijo el Gobernador? Que el ataque fue influenciado por un videojuego. Con datos e investigaciones, explicaremos en este texto por qué los videojuegos no tienen la culpa.

Las acusaciones no son nuevas

Los videojuegos han sido chivos expiatorios de estas masacres desde hace años y las personas (incluyendo a los responsables de la seguridad de una ciudad, estado o país) no pierden la oportunidad para culparlos.

Desde Columbine hasta el tiroteo de Torreón, siempre terminan embarrados los juegos.

 

En un contexto meramente estadounidense, Brian Klaas explica fácilmente cómo no hay correlación entre los tiroteos y el gaming. Comparando número de habitantes, ventas de videojuegos y homicidios perpetrados con armas de fuego, vemos que hay algo MUY extraño en Estados Unidos.

Sabemos que en México la situación en este aspecto es muy diferente, pero vale la pena mencionarlo: 14 mil 542 muertes en el país de Trump contra sólo 31 en UK.

https://twitter.com/brianklaas/status/1158032471495196677

¿Pero qué hay sobre la influencia de los juegos en la mente de las personas?

Lo mencionado hoy por el Gobernador de Coahuila va más sobre la “influencia” que un juego puede tener en las mentes de las personas. Para la mala suerte del gobernador, existen estudios y cifras que desmienten la posibilidad que él planteó.

Foto: Especial

Un estudio muy completo realizado por Christopher J. Ferguson del departamento de psicología de la Universidad Stetson demostró todo lo contrario al discurso que se ha repetido toda la mañana:

El consumo de videojuegos disminuye los niveles de violencia entre quienes juegan y concluyendo en que el consumo de medios violentos no es causal de incremento de violencia en la sociedad.

¿No nos creen? Pueden checarlo aquí con toda la metodología usada para llegar a las conclusiones mencionadas.

Arman Azad, periodista de CNN publicó en agosto de 2019 un gran reportaje al respecto. En dicho reportaje, habló con Andrew Przybylski, profesor en la Universidad de Oxford mismo que estudia medios digitales.

Przybylski publicó un estudio donde analizó a más de mil adolescentes británicos y no encontró ninguna relación entre el tiempo que jugaron videojuegos violentos y comportamientos agresivos.

“Claro que un juego que es muy difícil o muy frustrante o que te hace perder; te enoja. La pregunta aquí debe de ser: ¿La gente sale y comete asesinatos después de perder en Call of Duty? No, no lo hace”

El mismo estudio de Przybylski encontró que un ambiente familiar positivo es un factor que protege de actos violentos, ese ambiente reduce la agresión y los comportamientos antisociales.

El estudio completo pueden checarlo aquí.

¿Por qué la playera del tirador es parte de la conversación?

La mencionada playera de “Natural Selection” no es de un videojuego. Sí, también existe un videojuego llamado Natural Selection mismo que es una modificación de Half Life. El juego al que, según el Gobernador, hace alusión la playera fue lanzado en 2002.

Sin embargo, la playera de “Natural Selection” fue usada por uno de los asesinos de Columbine en 1999, es decir: 3 años ANTES de que el juego fuera publicado.

La “referencia” no es a un juego, es a Columbine.

Para terminar, consultamos al Doctor Romano Ponce-Díaz quien ha dedicado su vida académica al estudio de los videojuegos, su narrativa y el impacto que tienen en la vida de los jugadores, estas son sus palabras:

“En el devenir de la existencia humana, las formas artísticas y de expresión narrativa de una u otra forma han representado e incluso hecho apología de la violencia; el buscar señalar a los videojuegos como directos responsables de masacres como la del Colegio Cervantes es querer borrar de tajo las influencias ideológicas, políticas, familiares y culturales que llevan a un individuo a sentir que tiene derecho sobre la vida de otros. Es muy sencillo señalar un chivo expiatorio antes que hacer preguntas realmente relevantes.

E incluso desde una perspectiva moral, el preferir culpar a los videojuegos de las masacres es una forma de cerrar los ojos ante la maldad humana.

Y eso no excluye que muchos videojuegos repitan o perpetúen nociones violentas de la resolución de conflictos, la relación con el otro, etc. Pero considero que esa generalidad de representarlos nocivos per se, como “buenos” per se -como podrían hacer algunos apologistas como yo- es un tanto limitada, ya que sería similar a decir que la Literatura en sí misma es misógina por “El arte de tratar a las mujeres” o altamente progresista por algún manifiesto decolonial”.

Pueden seguir a PUSH THE BUTTON en Twitter, Instagram, Twitch y Spotify.